Juan Guaidó: “Venezuela hoy se parece más a Siria que a Cuba”

Juan Guaidó (REUTERS/Luisa González).

El presidente interino del país caribeño, de gira por Europa, afirmó que volverá a Caracas en estos días pese a las amenazas del régimen de Nicolás Maduro. “Pese a los riesgos porque vivir en Venezuela es un riesgo. No hay seguridad, no hay medicamentos, no alcanza el dinero”, expresó.

Venezuela hoy en día se parece más a Siria que a Cuba, país que ha inspirado y apoyado sin fisuras el chavismo, estimó este sábado el líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países.

Por la crisis humanitaria, la violencia que la castiga y la crítica situación económica que atraviesa, “Venezuela hoy se parece más a Siria que a Cuba, pese a no ser un país en guerra”, dijo Guaidó, entrevistado por la radio francesa Europe 1.

El PIB se ha reducido en un 65% en los últimos seis años, los venezolanos viven con 3,5 dólares por mes por persona, un 83% de los hogares no tiene agua corriente. Venezuela ya no se parece a Cuba”, recalcó Guaidó, lamentando además la violencia que no da tregua.

Los colectivos abrieron fuego contra mi vehículo el 15 de enero para que no llegara al Palacio Legislativo”, recordó.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela reconocido por medio centenar de países, instó el viernes en París a la diáspora venezolana que siga unida y alzando la voz, tras reunirse con el presidente francés, Emmanuel Macron.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela reconocido por medio centenar de países, instó el viernes en París a la diáspora venezolana que siga unida y alzando la voz, tras reunirse con el presidente francés, Emmanuel Macron.

El líder venezolano estimó que su país, en solitario, no podrá plantar cara a esta violencia que, según él, se traduce además en la presencia de “grupos terroristas” en algunas partes del país que saquean los recursos naturales y desplazan a las comunidades “con el apoyo de la dictadura” de Nicolás Maduro, reelegido en 2018 en unas elecciones consideradas fraudulentas por la oposición venezolana y parte de la comunidad internacional.

Guaidó, que realiza una gira europea que ya lo llevó a Londres, Bruselas, Davos (Suiza) y París esta semana, desea reunir apoyos internacionales para organizar elecciones democráticas y libres en Venezuela. El sábado por la tarde se reunirá en Madrid con la ministra española de Exteriores, Arancha González, y realizará un acto público en la céntrica Puerta del Sol.

El líder venezolano fue ratificado el 5 de enero como jefe del Parlamento venezolano, cargo desde el que se había autoproclamado presidente interino de Venezuela un año antes. Y en ese año, su movimiento se ha desgastado y las movilizaciones en las calles han perdido fuerza.

Cualquier jugador en el minuto 120 del juego tiene dolor en las piernas, pero la intención de ganar está ahí”, aseguró Guaidó este sábado, recalcando que su popularidad es “muy superior” a la de Maduro.

El líder venezolano garantizó que volverá a Caracas en estos días. “Pese a los riesgos. Porque vivir en Venezuela es un riesgo. No hay seguridad, no hay medicamentos, no alcanza el dinero”, citó, recordando que varios miembros de su equipo han sido detenidos.

“La dictadura bloquea mi país (…) La demanda de los venezolanos son unas elecciones libres (…) que serán positivas para toda la región, no solamente para Venezuela”, concluyó.

Infobae (Con información de AFP)