Israel comienza a recibir el lunes a líderes del mundo para el mayor acto político desde la fundación del Estado

Lior Haiat, portavoz de la cancillería israelí.

En diálogo con AJN, el vocero de la Cancillería israelí, Lior Haiat, confirmó que 47 delegaciones participarán el Quinto Foro Mundial del Holocausto, convocado bajo el lema “Recordando el Holocausto: lucha contra el antisemitismo”. Estarán Putin, Macron, el príncipe Carlos, el presidente alemán Steinmeier, el vice de Trump, Mike Pence y el argentino Alberto Fernández. “No hay lugar para el antisemitismo en el siglo XXI”, enfatizó Haiat en una extensa charla.

Israel comenzará a recibir desde el lunes a reyes, presidentes, primeros ministros y otros líderes que encabezarán delegaciones de 47 países para participar en Jerusalem del acto en conmemoración del 75 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz, en lo que fue calificado como el “mayor encuentro político” desde la creación del Estado de Israel.

Así lo transmite el portavoz de la cancillería israelí, Lior Haiat, en una entrevista concedida a la Agencia de Noticias AJN para presentar el Quinto Foro Mundial del Holocausto, convocado bajo el lema “Recordando el Holocausto: lucha contra el antisemitismo”, y que es organizado es organizado por la Fundación del Foro Mundial del Holocausto en cooperación con Yad Vashem, el Centro de Recordación del Holocausto Mundial, y que tendrá lugar el próximo 23 de enero en La plaza del gueto de Varsovia en Yad Vashem, Jerusalem.

“Es el mayor encuentro político de líderes desde la creación del Estado de Israel con mas de 40 jefes de gobierno y 47 delegaciones del mundo”

El evento que tendrá como anfitrión al presidente Reuven Rivlin contará con la presencia de importantes líderes como el presidente ruso Vladimir Putin, en Israel para una visita bilateral, no solo el evento; el francés, Emmanuel Macron; el príncipe Carlos de Inglaterra; el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier; así como el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, con una delegación del Congreso de los Estados Unidos que será bipartidista.

“Es el mayor encuentro político de líderes desde la creación del Estado de Israel con mas de 40 jefes de gobierno y 47 delegaciones del mundo que llegan con dos mensajes principales: uno es el recuerdo del Holocausto que es tan importante hoy porque estamos cerca del tiempo en que los sobrevivientes de la Shoá no van a estar más con nosotros. Y lo segundo es la lucha contra el antisemitismo”, destaca Haiat.

Al respecto, el vocero de la Cancillería subraya que todos los líderes del mundo que participarán en el encuentro en Jerusalem “se llevarán la responsabilidad de seguir contando esta historia del Holocausto en el tiempo que no vamos a tener quien nos cuente su propia historia”.

Mientras explica que desde el lunes estará cerrada para los vuelos comerciales la Terminal 1 del Aeropuerto Ben-Gurion, con el fin de facilitar la llegada de las delegaciones de todo el mundo que se dirigirán a sus hoteles en la capital, Lior atiende otros llamados que lo consultan sobre la organización del encuentro.

“El antisemitismo no ha terminado con el Holocausto sigue existiendo en todas parte del mundo y en los últimos años el número de actos antisemitas está creciendo. Es por eso que queremos enviar un mensaje muy claro contra el antisemitismo en todas sus maneras y expresiones”, enfatiza Haiat.

lior1

Lior Haiat y el Papa Francisco

Cuando AJN lo consulta sobre cómo nació la idea de llevar este encuentro de líderes mundiales a Israel, Haiat explica que “hace 15 años el Ministerio de Asuntos Exteriores inició un proceso para marcar el 27 de enero como el Día Mundial de Recordación del Holocausto en coincidencia con la fecha de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz. Paralelamente se creó un foro internacional del Holocausto que se reúne cada cinco años en distintos lugares para mantener viva la memoria del Holocausto”.

“En esta oportunidad, por primera vez, se decidió realizar este evento en Israel y la idea fue invitar a los jefes de Estado a participar en este encuentro tan importante y el presidente de Israel, Reuven Rivlin, mandó invitaciones a todos los presidentes y la verdad estuvimos muy sorprendido del número de jefes de Estado que decidieron participar”, destaca el vocero.

“No hay lugar para el antisemitismo en el siglo XXI”

Lior Haiat fue cónsul de Israel en Miami y también diplomático en Argentina y España, entre otros cargos. Por eso y ese a ser un hombre joven tiene una dilatada experiencia en el mundo diplomático y su opinión a la hora de hablar sobre el antisemitismo en el mundo tiene un valor agregado.

“Hay distintos factores que explican el auge del antisemitismo, que no es un fenómeno nuevo pero que a partir de las redes sociales se le dio voz a los que podríamos llamar como grupos marginales. Esos grupos hoy tienen voz y tienen una manera de llegar al público que antes era mucho más difícil”, apunta. “La segunda cosa es que estamos en una época en que la nueva cara del antisemitismo viene expresada a través del antisionismo”, agrega.

“Antes el antisemitismo era contra el judío, pero hoy el antisemitismo moderno tiene como blanco la organización nacional del pueblo judío que es el Estado de Israel”

En este punto Haiat es preciso al explicar que “antes el antisemitismo era contra el judío, pero hoy el antisemitismo moderno tiene como blanco la organización nacional del pueblo judío que es el Estado de Israel”. “El hecho de que ellos dicen que el pueblo judío no tiene derecho de autodeterminación al igual que otros pueblos es una forma de racismo”, completa.

“No hay lugar para el antisemitismo en el siglo XXI, no hay que dar lugar para este tipo de odio, no hay que darle lugar a los antisemitas no importa si vienen de derecha o de izquierda”, remarca el portavoz.

¿Cómo explica el aumento de hechos antisemitas en Estados Unidos?, le pregunta AJN. “Miami es uno de los lugares menos antisemita del mundo. En Estados Unidos, la comunidad judía se siente cómoda, aunque hay factores de la sociedad que consideran que el judío no es parte de la sociedad y el mensaje contra Israel termina siendo contra la comunidad judía”, explica.

Pero para el vocero de la Cancillería israelí esto no es lo único preocupante. “Lo que estamos viendo en Estados Unidos no es un cambio de mensaje sino la manera en que se transmite ese mensaje porque ya no son graffitis o locos en las redes sociales sino locos que van a atentar contra comunidades judías. Lo vimos en Pittsburgh, California y en varios hechos en Nueva York”, señala.

Para Haiat, el discurso de Donald Trump no tiene relación con este auge antisemita que se da en Estados Unidos. “No había un presidente tan pro israelí como Trump. El fenómeno del antisemitismo no creo que se deba a un contacto directo entre quien está sentado en Casa Blanca y lo que pasa con el antisemitismo”, argumenta.

Incluso desestima que el aumento de las tensiones entre Estados Unidos e Irán se traduzca en un aumento de este flagelo. Este es un asunto de la política internacional, el antisemitismo no tiene que ver con la política respecto a Irán o Medio Oriente”.

lior2

Cuando Haiat analiza la situación en América Latina, lamenta que “haya algunos países con un aumento en los actos antisemitas”, pero aclara que esta situación “es parte del fenómeno mundial porque no se puede separar lo que pasa en Latinoamérica con el resto del mundo”. “Lo más preocupante es la situación en Venezuela porque no viene de sectores marginales sino desde el mismo gobierno”, resalta.

Frente a la suba del antisemitismo en Europa, el portavoz es concreto. “La mejor manera de luchar contra el antisemitismo es la educación. El mensaje a las nuevas generaciones es explicar que estamos llevando acabo campañas para explicar lo que pasó en el Holocausto”, indica.

Todo esto explica la importancia que tendrá el Quinto Foro Mundial del Holocausto y el compromiso que asuman los líderes del mundo.

Gustavo Berón – Agencia AJN