Equipo legal de Trump no cree que John Bolton deba testificar en juicio de impeachment

El entonces asesor de seguridad nacional John Bolton habla en una rueda de prensa en la Casa Blanca en Washington el 28 de enero de 2019. (Holly Kellum/NTD)

El equipo legal del presidente Donald Trump dijo que no creen que John Bolton, el exasesor de seguridad nacional, deba testificar durante el juicio de impeachment en el Senado.

“El hecho es que no es el trabajo del Senado empezar a hacer una investigación ahora que la Cámara no la llevó a cabo. Y la Cámara ni siquiera intentó citar a John Bolton. Así que no creemos que haya una base para que el Senado obtenga un testimonio en este momento”, dijo una fuente del equipo legal a los periodistas en una llamada telefónica el 28 de enero.

“El trabajo de la Cámara es hacer una investigación adecuada en algo tan serio antes de ir al Senado. Y no pensamos que el papel apropiado del Senado sea empezar a abrir cosas, para abordar los nuevos acontecimientos sobre la marcha en medio de un juicio”.

Al equipo legal no le preocupa la información que Bolton pueda aportar porque saben que Trump no ha hecho nada malo, dijo la fuente.

Otra fuente del equipo destacó que hubo 17 testigos llamados durante la investigación del impeachment de la Cámara y cómo los demócratas de la Cámara citaron a Charles Kupperman, sustituto de Bolton. Cuando Kupperman presentó una demanda pidiendo a un juez si debía obedecer la citación o a la Casa Blanca, que pidió que no testificara, los demócratas de la Cámara retiraron la citación.

“Así que no estaban tratando de perseguir realmente a estos testigos antes. No es el momento para que el Senado se ponga a trabajar en ello”, dijo la fuente.

El equipo legal de Trump también dijo que los gestores del impeachment de la Cámara de Representantes han dicho que tenían un caso sólido con una evidencia abrumadora y se preguntaron por qué se necesitarían testigos adicionales si eso fuera cierto.

El abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, habla durante el proceso de impeachment contra el presidente Donald Trump en el Senado en el Capitolio de los EE.UU. en Washington el 25 de enero de 2020. (Televisión del Senado a través de Getty Images)

Nadie del equipo legal ha visto el manuscrito de Bolton, que fue presentado al Consejo de Seguridad Nacional para su revisión previa a la publicación, antes de que los detalles se filtraran a la prensa. Una fuente del equipo se negó a decir si Trump o su equipo fueron informados sobre el manuscrito.

Los llamamientos para que Bolton testifique se intensificaron esta semana después de que se filtraran los detalles de su próximo libro, que está previsto se publique en marzo. Ninguno de los informes citó algún pasaje del mismo.

Los demócratas dijeron que los detalles reforzaron la necesidad de que Bolton testifique sobre lo que sabe acerca de las acusaciones hechas contra Trump, incluyendo que el presidente supuestamente abusó de su cargo al pedirle al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky que “investigara” las acusaciones de corrupción contra Hunter Biden y el contendiente del 2020 Joe Biden.

Las afirmaciones de Bolton “esencialmente confirman que el Presidente cometió las ofensas que se le imputan en el primer artículo de impeachment”, dijo el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer (D-N.Y.) en una conferencia de prensa el lunes. “Tenemos un testigo con pruebas de primera mano de las acciones del Presidente por las que está siendo juzgado. Está listo y dispuesto a testificar. ¿Cómo pueden los republicanos del Senado no votar para llamar a ese testigo y pedir sus documentos?”.

Trump ha dicho que no quiere que Bolton testifique.

“¿Por qué John Bolton no se quejó de esta ‘tontería’ mucho antes, cuando fue despedido públicamente. Dijo, ¡no es que importe, NADA!”, dijo en una declaración en Twitter.

“Recuerden republicanos, los demócratas ya tenían 17 testigos, ¡no nos dieron NADA! Los testigos dependen de la Cámara, no del Senado ¡No dejen que los demócratas jueguen con ustedes!”, escribió en otra.

Zachary Stieber – La Gran Época

A continuación:
El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU.