Encuesta de Gallup muestra que EE.UU. es de centro-derecha ideológicamente

Los símbolos de los partidos demócrata (burro) y republicano (elefante) se ven en exhibición en Washington el 25 de agosto de 2008. (KAREN BLEIER/AFP a través de Getty Images)

Aunque los conservadores siguen siendo el grupo ideológico más grande de Estados Unidos, el porcentaje de estadounidenses que se identifican como liberales aumenta desde la década de 1990, según la empresa de encuestas Gallup.

“En 2020, los conservadores siguen siendo el bloque de votantes ideológicos más grande e importante”, dijo Ian Walters, director de comunicaciones de la Unión Conservadora Americana, que dirige la Conferencia de Acción Política Conservadora anual (CPAC, por sus siglas en inglés).

“Desde que puedo recordar, los conservadores siempre han sido el bloque más grande”, dijo a The Epoch Times.

El equilibrio ideológico se mantuvo en el centro-derecha en 2019, ya que el 37 por ciento de los estadounidenses se identificaron como conservadores, mientras que el 24 por ciento se identificaron como liberales y el 35 por ciento como moderados. Los hallazgos para 2019 se basan en 21 encuestas telefónicas que incluyen más de 29,000 entrevistas con adultos.

La cifra de 37 por ciento para los conservadores aumentó desde 35 por ciento en 2018, mientras que la cifra de 24 por ciento para los liberales bajó dos puntos. Los conservadores y los moderados están estrechamente emparejados desde 2015, después que los conservadores superaran a los moderados de 2009 a 2014. Entre 1992 y 1998, los moderados tuvieron en general una ligera ventaja, y entre 1999 y 2008, los dos grupos estuvieron más o menos igualados.

La identificación de los liberales creció lentamente en los últimos 20 años, pasando de 16 por ciento en 1996 a 20 por ciento durante la presidencia de George W. Bush, 23 por ciento cuando Barack Obama era presidente y 25 por ciento cuando Donald Trump asumió el cargo, señaló el informe.

A pesar de esa pluralidad conservadora en la ideología, los estadounidenses continuaron inclinándose más hacia los demócratas que hacia los republicanos en sus preferencias partidarias en 2019, reportó Gallup. El año pasado, el 47 por ciento se identificó como demócrata o como independiente de tendencia demócrata, comparado con el 42 por ciento que se identificó como republicano o independiente de tendencia republicana. Las inclinaciones partidistas son estables desde 2016, cuando Trump fue elegido presidente.

Aunque los demócratas suelen disfrutar de una ventaja de registro sobre los republicanos, la sabiduría convencional es que, por varias razones, los demócratas tienen menos probabilidades de votar realmente que los republicanos. Esa es una de las razones del porqué las encuestas de votantes probables, es decir, votantes registrados que han dicho que es probable que voten, se consideran generalmente más precisas que las encuestas de votantes registrados.

Con los órganos de la cultura de los medios de comunicación, el entorno académico y el mundo del entretenimiento— trabajando en diversos grados para hacer avanzar la visión de la izquierda, los conservadores generalmente no sienten que están ganando la batalla de las ideas, incluso si los equipos de votación como Gallup dicen que son más numerosos.

Y es problemático medir las inclinaciones ideológicas entre el público. Las encuestas suponen que los encuestados atribuyen significados similares a los conceptos de “conservador” y “liberal”, así que esta encuesta de Gallup representa en el mundo real un tema propicio para el debate.

“Las encuestas de este tipo no tienen sentido”, dijo Robert Weissberg, profesor emérito de ciencias políticas de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

“Muy pocos estadounidenses piensan en el uso de etiquetas ideológicas tradicionales e incluso los expertos casi nunca entienden la terminología. Solo trate de pedirle a los encuestados que definan ‘liberal’”, dijo Weissberg a The Epoch Times.

“El propósito de este tipo de encuestas es conseguir una rápida atención de los medios de comunicación, promover la marca del encuestador. El resultado final es que la mayoría de los estadounidenses toman las cosas tema por tema y se motivan políticamente solo cuando un tema los toca directamente”.

La activista conservadora y académica Tina Trent, excandidata al Distrito 26 de la Asamblea General de Georgia, dijo a The Epoch Times que cuestiona el valor de las encuestas en el entorno político polarizado de hoy en día.

Debido a que “los conservadores están siendo expulsados de la vida pública”, puede que no sean francos con los encuestadores, dijo.

“Me pregunto cuánta gente se sentiría cómoda diciéndole a sus compañeros de trabajo, estudiantes o maestros que son conservadores y que votaron por Trump”, dijo Trent, una exacadémica que tiene un doctorado en movimientos políticos y sociales contemporáneos de la Universidad de Emory.

Walters de ACU dijo que la definición de “liberal” parece haber cambiado.

“‘Conservador’, como se define, ha permanecido bastante consistente incluso en la era de Trump”, dijo Walters.

“Las políticas que ha puesto en marcha, sus esfuerzos por desatar el motor económico estadounidense, son consideradas por los conservadores como conservadoras y han tenido resultados como la baja tasa de desempleo”.

Pero parece que hay “una redefinición de lo que significa ser un liberal en el Partido Demócrata: Miren a los jóvenes demócratas que adoran a los pies de ‘La Escuadra’, que suspiran por las políticas socialistas de Elizabeth Warren y Bernie Sanders. Están entusiasmados y votan en las primarias”.

“‘Liberal’ ya no es Joe Biden o Walter Mondale; es mucho más extremista por naturaleza”, dijo Walters.

Parece que los jóvenes se han estado moviendo hacia la izquierda.

Las encuestas han sugerido durante años que los jóvenes estadounidenses tienen una opinión favorable del socialismo. Una encuesta realizada en octubre por la Fundación Conmemorativa de las Víctimas del Comunismo (YouGov-Victims of Communism Memorial Foundation) indicó que el 70 por ciento de los milennials, entre los 23 y los 38 años de edad, era algo o extremadamente probable que votara por un candidato socialista.

Otros estudios, como el del profesor jubilado James Stimson de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, sugieren que los estadounidenses están girando hacia la izquierda. Stimson informó el año pasado que la idea del público de lo que debería ser el tamaño y el alcance del gobierno era “la más liberal jamás registrada” en los 68 años de historia de su estimación del estado de ánimo de la política pública.

Matthew Vadum – La Gran Época