“El riesgo valió la pena”: excomandante de operaciones especiales analiza el ‘golpe’ contra Soleimani

El exNavy Seal Jocko Willink explica los efectos de la operación que ‘neutralizó’ a Soleimani. (Captura de pantalla Fox News)

El exNavy SEAL, Jocko Willink, aseguró que el “arriesgado” ataque aéreo que ordenó el presidente de los EE. UU., Donald Trump, contra el principal general iraní, Qassem Soleimani, logró el doble objetivo de neutralizar a un peligroso terrorista y sacudir al régimen islámico.

“Cuando lo miras desde esa perspectiva, puedes decir que este fue un movimiento brillante para matar a una persona que era un enemigo de Estados Unidos y un enemigo del pueblo iraní”, explicó en ‘The Brian Kilmeade Show’ de Fox News, el antiguo comandante de la unidad de operaciones especiales más condecorada de la guerra de Irak.

“¿Fue arriesgado hacer esta operación? Absolutamente”, afirmó la semana pasada Willink, autor del libro: ‘Estrategia y tácticas de liderazgo: manual de campo’, señalando que, sin embargo, “valió la pena”.

“Es lo mismo”, continuó diciendo, que “cuando Obama envió SEALS para matar a [Osama] bin Laden. Aquel fue un gran riesgo”, señaló Willink destacando que Soleimani “mató a cientos y cientos de estadounidenses”.

“Se fue a Pakistán, no se le dijo a Pakistán lo que estábamos haciendo. Había un riesgo enorme”, recordó comparando el éxito de ambas operaciones.

“Sabemos que todo el edificio podría haber sido dinamitado. Ese era un riesgo masivo para realizar aquella operación. Se llevó a cabo. Bravo. Excepcional”, añadió.

“El riesgo valió la pena”

“No sabíamos qué podía suceder. [El presidente] Trump apostó e hizo esto, ¿y sabes qué? Por lo que parece en este momento, el riesgo valió la pena”, dijo Willink.

“La respuesta fue débil y, además, inspiró al pueblo de Irán que odia vivir bajo este dictador tiránico para comenzar a levantarse, protestar”, señaló. “Están siendo asesinados por protestar. Eso es una tiranía y contra eso necesitan rebelarse”, determinó.

El régimen iraní respondió al ataque aéreo que acabó con la vida de Soleimani lanzando al menos una docena de cohetes sobre dos complejos militares de la vecina Irak, que albergaban tropas estadounidenses.

El presidente Trump, por su parte, dijo que no se registraron víctimas mortales estadounidense ni iraquíes en las bases atacadas y que apenas hubo daños materiales.

La situación en Irán

Las protestas antigubernamentales en Irán se agudizaron después de que el régimen admitiera que mintió y que un avión ucraniano no se había estrellado por fallas técnicas, sino debido a que el ejército lo había derribado matando a las 176 personas a bordo.

“El ritmo de las protestas ahora es más frecuente, el tono más anti-establishment y la reacción del gobierno más violento”, describió Robin Wright del New Yorker.

“En noviembre, cientos fueron asesinados y miles resultaron heridos, el mayor conteo de víctimas desde la Revolución, según los grupos de derechos humanos”, advirtió Wright señalando que los iraníes “culpan a la corrupción y la mala gestión del gobierno” de la recesión económica que sufre el país.

“La abyecta incapacidad del liderazgo para permitir reformas serias ha llevado al sistema a un callejón sin salida. Es poco probable que recupere la confianza y el apoyo de la clase media y está perdiendo cada vez más el apoyo de sus propios constituyentes más piadosos / pobres”, destacó en el artículo del New Yorker, Ali Váez, Director del Proyecto del Grupo Internacional de Crisis en Irán.

Redacción BLes