EE.UU. sanciona a 7 funcionarios del régimen de Maduro involucrados en golpe “fallido” al Parlamento

El secretario del Tesoro de Estados Unidos Steven Mnuchin testifica ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes en el edificio de oficinas de Rayburn House en el Capitolio el 5 de diciembre de 2019 en Washington, DC. (Chip Somodevilla/Getty Images)

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Departamento del Tesoro sancionó este lunes a siete funcionarios del régimen de Maduro que encabezaron el pasado 5 de enero un intento fallido de tomar el control de la Asamblea Nacional e impedir que Juan Guaidó y otros diputados participaran en las elecciones de la Asamblea Nacional, señaló en un comunicado el Departamento del Tesoro.

“[El Departamento del] Tesoro ha sancionado a siete funcionarios corruptos de la Asamblea Nacional que, a instancias de Maduro, intentaron bloquear el proceso democrático en Venezuela”, dijo el secretario Steven T. Mnuchin. “Estos y otros funcionarios designados pueden hacer que se retiren las sanciones si se ponen del lado del pueblo de Venezuela y de Juan Guaidó como su líder legítimo”.

Las sanciones se aplicaron sobre los siguientes “funcionarios o exfuncionarios de régimen”: Luis Eduardo Parra Rivero; José Gregorio Noriega Figueroa; Franklyn Leonardo Duarte; José Dionisio Brito Rodríguez; Conrado Antonio Pérez Linares; Adolfo Ramón Superlano; y Negal Manuel Morales Llovera.

De acuerdo con el mismo comunicado, las designaciones se realizan de conformidad con el Decreto Ejecutivo (E.O.) 13692 que autoriza la imposición de sanciones a funcionarios o exfuncionarios del régimen chavista y a otras personas que socavan los procesos o las instituciones democráticas en el país.

Luis Eduardo Parra, que fue elegido como presidente por los diputados chavistas de la Asamblea Nacional (AN), “continua obstruyendo los procedimientos de la Asamblea”, señala el documento, y dice que Adolfo Superlano, Conrado Pérez y José Brito, “están siendo investigados bajo la dirección del presidente interino Juan Guaidó por corrupción”.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó (ctro.) se dirige el 7 de enero al Palacio Federal Legislativo en Caracas (Venezuela). (EFE/ Rayner Peña)

El 5 de enero estaba prevista la sesión de la Asamblea Nacional en la cual se elegiría al equipo directivo del Parlamento, en una votación en la que Juan Guaidó aspiraba a ser reelegido como presidente.

Antes de la sesión, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada), impidieron el ingreso a la Asamblea tanto a Guaidó como a otros diputados que lo acompañaban.

Frente a estos acontecimientos, diputados chavistas eligieron como presidente del organismo al opositor Luis Parra, antiguo miembro del Partido Primero Justicia, en un breve debate al que no llegó Juan Guaidó, que fue retenido durante horas por la Policía en los alrededores del Palacio Legislativo.

El diputado de mayor edad presente en el hemiciclo, el chavista Héctor Agüero, ejerció como presidente temporal de la sesión antes de la elección de Parra, lo el equipo de Guaidó calificó como un “golpe al Parlamento” puesto que quienes lo eligieron lo hicieron “sin votos ni quórum”.

Debora Alatriste – La Gran Época