Cuatro ejemplos de cómo los Demócratas critican y limitan la lucha antiterrorista del presidente Trump

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.

La reciente crisis entre Estados Unidos e Irán fue otra oportunidad para que los demócratas critiquen y se opongan al presidente Trump. De hecho, la Cámara de Representantes, dominada por el partido demócrata, aprobó una resolución limitando la capacidad de defensa de Estados Unidos frente Irán.

La resolución de los demócratas, aprobada el 9 de enero bajo la presidencia de Nancy Pelosi, fue emitida horas después que Irán lanzara más de diez misiles contra dos bases estadounidenses estacionadas en Irak. La medida de la Cámara menoscaba la facultad del Comandante en Jefe de EEUU para enfrentar ataques terroristas y bloquea la capacidad de defensa del país frente a la amenaza iraní.

La resolución de la Cámara de Representantes es un claro ejemplo de como los demócratas politizan la seguridad nacional del país por criticar al presidente y su agenda de gobierno.

El republicano Kevin McCarthy, líder de la minoría de la Cámara de Representantes, calificó la acción de los demócratas como un “voto sin sentido”. McCarthy también dijo que la resolución “limita la autoridad constitucional” del presidente Trump para defender al pueblo estadounidense.

La postura adoptada por los opositores de Trump ha expuesto, una vez más, no sólo la irresponsabilidad, hipocresía y extremismo de los demócratas, sino también el antagonismo irracional contra el presidente.

El odio hacia Trump es tal que desde el inicio de la reciente crisis entre EEUU e Irán, el Congreso y las principales figuras demócratas se han enfocado en criticar al mandatario, en lugar de denunciar al régimen terrorista iraní.

Mencionemos tres ejemplos más:

* Después que Irán lanzó múltiples misiles contra las dos bases estadounidenses en Irak, Nancy Pelosi acusó al presidente de “provocaciones innecesarias”.

* Bernie Sanders, candidato presidencial por el partido demócrata, dijo que la muerte de Qasem Soleimani es “semejante” a los asesinatos de Putin. “Lo que estoy viendo ahora en el mundo como resultado de las acciones de Trump es más y más caos, más y más inestabilidad”, señaló Sanders.

* El ex vicepresidente Joe Biden, otro candidato a la nominación presidencial demócrata, acusó a Donald Trump de ser “peligrosamente incompetente e incapaz de liderar al mundo”.

Bernie Sanders, Nancy Pelosi y Joe Biden

Cabe recalcar que ninguno de los tres prominentes demócratas citados arriba mencionó las actividades terroristas y asesinatos de cientos de militares y civiles estadounidenses cometidos por Soleimani.

Los demócratas parecen haberse olvidado o pretenden no saber que en 1979 Irán secuestró a 52 estadounidenses for 444 días en la embajada de EEUU en Teherán, que sus líderes gritan frecuentemente en público “Muerte a América”, que Irán planeó múltiples ataques terroristas que causaron la muerte de cientos de soldados americanos y civiles, y que el mismo régimen tiránico organizó el reciente ataque a la embajada de EEUU en Irak.

El general Qasem Soleimani fue el terrorista #1 del mundo, y su eliminación bajo el mandato del presidente Trump, fue bienvenida por los amantes de la paz, militares norteamericanos e incluso disidentes iraníes.

El presidente Trump explicó en más de una ocasión el peligro que Soleimani representaba para EEUU. Según el mandatario, el general Iraní planeaba atacar cuatro embajadas y personal militar de este país antes de ser ejecutado en un operativo militar en Irak.

Donald Trump tomó la decisión de eliminar a Qasem Soleimani porque puso a EEUU primero… y así debe ser. La primera y más solemne obligación de un presidente es proteger a los ciudadanos de su país. Bajo esa promesa y juramento, Trump y sus predecesores asumieron el poder.

El general iraní Qasem Soleimani

Si Trump se hubiera cruzado de brazos, el general Soleimani habría perpetrado otro ataque terrorista contra EEUU, aumentando aún más su larga lista de americanos muertos y heridos. En tal caso, los demócratas hubieran criticado la política extranjera de la administración y culpado al presidente de negligencia. Ahora que Trump salvó la vida de incontables ciudadanos, los demócratas critican su proceder y bloquean su facultad para defender al país.

Es inconcebible que la oposición critique al presidente Trump por eliminar al terrorista #1 del mundo, mientras ignoran los asesinatos cometidos contra los americanos por el mismo terrorista. Es aún más inconcebible que los demócratas usen los poderes del Congreso para limitar la defensa de EEUU frente a un régimen tiránico considerado el país que más patrocina y apoya el terrorismo en el mundo.

En las circunstancias actuales cualquier ciudadano de EEUU se preguntaría, y con razón, lo siguiente:

¿Donde está el repudio de los demócratas por el avión comercial de Ucrania derribado por Irán recientemente?

¿Donde están las protestas de los demócratas por los abusos y violaciones de los derechos humanos en Venezuela, Cuba y otros países comunistas?

¿Donde está la ira y crítica de los demócratas por los americanos muertos a causa de los ataques terroristas perpetrados por Irán y el general Soleimani?

Las respuestas a estas preguntas están en las acciones y comentarios de los demócratas.

Juan Torres