Crecimiento de la riqueza y empleo: lo más destacado de la economía de la década de 2010

Trabajadores de la Hollywood Bed Frame Company asisten a un evento para marcar la expansión de la compañía en Commerce, California, el 14 de abril de 2017. (Robyn Beck/AFP/Getty Images)

En la década de 2010, la economía de Estados Unidos vivió el período de crecimiento sostenido más largo de su historia —una racha que ha reducido el desempleo ha aumentado la riqueza de los hogares y ha ayudado a impulsar el mercado bursátil a máximos históricos.

Entre los hitos más importantes se incluyen la reactivación del mercado de la vivienda después del colapso financiero de 2008, 110 meses de aumento ininterrumpido de puestos de trabajo y una tasa de desempleo cercana a su nivel más bajo en medio siglo.

Las cifras históricas del producto interno bruto (PIB) de la Reserva Federal muestran otros dos períodos de expansión económica comparativamente largos antes de experimentar un descenso, a saber, 1961-1970 y 1991-2001.

Tabla histórica que muestra el producto interno bruto (PIB) real de Estados Unidos. (Oficina de Análisis Económico/Reserva Federal)

“En primer lugar, como esta expansión continúa en su 11º año —el más largo de la historia de Estados Unidos— las condiciones económicas son generalmente buenas”, dijo en noviembre el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. “En segundo lugar, los beneficios de la larga expansión solo están llegando ahora a muchas comunidades, y hay mucho espacio para construir sobre los impresionantes logros alcanzados hasta ahora”.

Aumento de la riqueza del hogar

La riqueza de los hogares —el valor de las casas, las carteras de valores y las cuentas bancarias, menos las deudas hipotecarias y tarjetas de crédito y otros préstamos— se disparó un 81 por ciento en la última década. El valor neto total de los hogares superó los USD 107 billones en el tercer trimestre de 2019 frente a poco más de USD 59 billones de hace una década, según muestran las cifras de la Reserva Federal.

Todos los grupos han aumentado su riqueza, pero en diversos grados. En términos de ganancia porcentual durante la última década, la riqueza del 1 por ciento más alto creció en un 109 por ciento, la categoría de hogares de clase media a clase media alta se hizo alrededor de un 68 por ciento más rica, mientras que la riqueza del 50 por ciento inferior creció en un 209 por ciento.

En términos monetarios absolutos, más de un tercio de la ganancia total —alrededor de USD 18 billones en riquezas— fue para el 1 por ciento más rico. Los hogares de clase media y media alta ganaron alrededor de USD 28 billones, que es aproximadamente el 25 por ciento de la ganancia total de riqueza. La mitad inferior de la población ganó un poco más de USD 1 billón, lo que representa menos del 2 por ciento del aumento total de la riqueza.

Concentración del crecimiento del empleo

Así como la distribución de la riqueza se acumuló de manera diferente entre los distintos grupos, las oportunidades de trabajo también se concentraron en un puñado de lugares en todo el país.

Entre 2010 y 2017, el 40 por ciento de todos los nuevos empleos se crearon en solo 20 ciudades, con lugares como Nashville y Portland, Oregon, que superan significativamente su peso relativo en la población.

Es más, un grupo aún más pequeño de cinco ciudades —cuatro en la Costa Oeste y una en el Este— están ganando efectivamente todos los nuevos empleos en las llamadas industrias de “innovación” que se consideran clave para el éxito económico futuro.

Desempleo

Las últimas cifras de empleo, publicadas el 6 de diciembre, muestran que la tasa de desempleo civil ajustada estacionalmente para noviembre de 2019 se situó en el 3.5 por ciento, en comparación con el 9.9 por ciento de hace una década.


El desempleo entre los negros o los afroamericanos alcanzó mínimos históricos en 2019, cayendo a 5.5 por ciento en noviembre de este año desde el 15.7 por ciento del mismo mes hace 10 años.

Crecimiento del empleo en todas las industrias

Lo que los estadounidenses hacen para ganarse la vida también ha cambiado significativamente en los últimos 10 años.

Muchas industrias de la vieja escuela tuvieron un crecimiento mínimo de empleo, como la manufactura, o disminuciones prolongadas, como las tiendas departamentales.

Las necesidades cambiantes de una economía cada vez más orientada a la tecnología condujeron a un rápido crecimiento de muchos empleos en el área de la tecnología de la información, mientras que una población que envejecía estaba detrás de un aumento en el número de trabajadores de salud en el hogar. El cambio en los hábitos de gasto de los estadounidenses —cada vez más basado en experiencias sobre las cosas— ayudó a que los empleos en centros de acondicionamiento físico estuvieran entre los de más rápido crecimiento de la década.

Las proyecciones de empleo van hacia adelante

La Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos (BLS) espera que el empleo crezca en 8.4 millones de puestos de trabajo hasta alcanzar los 169.4 millones en la década 2018-2028.

Los sectores que se proyecta que experimentarán el crecimiento anual más rápido del empleo son la atención de la salud y la asistencia social (1.6 por ciento), los servicios educativos privados (1.2 por ciento) y la construcción (1.1 por ciento), dijo la BLS en un comunicado de septiembre. La agencia estimó que estos tres sectores por sí solos añadirán más de 4.6 millones de empleos para el 2028.

Se proyecta que cinco sectores experimentarán reducciones de empleo entre el 2018 y el 2028: comercio minorista, comercio mayorista, servicios públicos, gobierno federal y manufactura.

La agencia estima que el comercio minorista disminuirá en un 0.1 por ciento por año, impulsado en parte por un cambio hacia el comercio electrónico. Se proyecta que esta tendencia hará que desaparezcan 153,700 empleos en el comercio minorista.

Los trabajadores de 65 años o más se están quedando cada vez más en la fuerza laboral, dijo el BLS.

“Se espera que la tasa de participación en la fuerza laboral de estos trabajadores aumente al 23.3 por ciento para el 2028”, señaló la agencia.

La tendencia es muy similar para los trabajadores de 55 años o más, un grupo que incluye a los baby boomers. Se proyecta que la tasa de participación laboral para esta categoría continúe aumentando durante la década 2018-2028 hasta el 25.2 por ciento, desde el 23.1 por ciento, dijo el BLS.

La agencia dijo que espera que el PIB real crezca en un 1.8 por ciento de 2018 a 2028, muy similar a la tasa de la década anterior.

Se espera que la productividad laboral se acelere ligeramente con respecto a la década anterior hasta alcanzar una tasa anual del 1.6 por ciento. El crecimiento de la productividad en la década anterior fue del 1.3 por ciento anual.

El BLS espera que la fuerza laboral en general crezca a una tasa anual del 0.5 por ciento de 2018 a 2028, lo que representa un aumento de 8.9 millones durante la década a 171 millones en 2028. Al mismo tiempo, se proyecta que la tasa de participación de la fuerza laboral disminuya al 61.2 por ciento, impulsada principalmente por la disminución de la tasa de participación de los hombres, al 66.1 por ciento desde el 69.1 por ciento.

Tom Ozimek – La Gran Época

Reuters contribuyó a este informe.