Confirman fallo que invalida ley de prohibición de abortos luego de 15 semanas de gestación en Mississippi

Un doctor hace un ultrasonido a una mujer embarazada en su visita al ginecólogo. (Jennifer Jacobs/AFP/Getty Images)

Un Tribunal Federal de Apelaciones negó el recurso presentado por el estado de Mississippi para lograr la revisión un fallo que impidió al estado implementar la ley que prohíbe abortos después de las 15 semanas de gestación.

Un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de EE. UU. mantuvieron la decisión de un tribunal inferior de invalidar la Ley de Edad de Gestación de la Cámara de Representantes 1510, que determina que no puede realizarse un aborto si la edad gestacional del niño por nacer es mayor a 15 semanas. Esto provocó que el estado apelara la decisión ante el panel completo del Tribunal de Apelaciones, pero ese recurso fue rechazado el viernes pasado.

La ley mencionada, que fue promulgada en 2018, apuntaba a proteger la vida de los niños por nacer, así como la salud de las mujeres. Luego de aprobar la ley, la Organización por la Salud de las Mujeres de Jackson, la única clínica de abortos de Mississippi, y uno de sus médicos, la Dra. Sacheen Carr-Ellis, demandó al estado para impugnar la norma.

El tribunal de distrito resolvió a favor de la clínica y de la doctora (pdf), con el fundamento de que la ley era inconstitucional porque “la viabilidad marca el primer momento en que el estado tiene un interés en la vida fetal constitucionalmente adecuado como para justificar una prohibición legislativa en los abortos no terapéuticos”.

El tribunal continuó diciendo: “el caso es claro: los Estados no pueden prohibir abortos con anterioridad a la viabilidad; 15 semanas [de gestación]… es anterior a la viabilidad; y los demandantes brindan servicios de aborto a los residentes de Mississippi luego de las 15 semanas”.

El Quinto Circuito llegó a una conclusión similar, sosteniendo que los “estados pueden regular los procedimientos de aborto antes de que haya viabilidad, siempre y cuando no impongan una restricción indebida a los derechos de la mujer, pero no pueden prohibir abortos”.

“La ley en cuestión es una prohibición. Entonces, confirmamos la invalidación de la ley por el tribunal de distrito, así como sus sentencias preliminares y las órdenes judiciales permanentes expedidas”, consideró el tribunal.

La ley de Mississippi es una de las muchas leyes estatales aprobadas en años recientes que imponen restricciones al aborto. Muchos opositores de estas leyes las consideran una amenaza al derecho al aborto, por lo que varios grupos de mujeres, clínicas de abortos y organizaciones de derechos civiles iniciaron demandas para impugnarlas.

Un caso similar llegó a la Corte Suprema y se espera que sea tratado en marzo. En este caso se requiere a la Corte que decida si se estableció una restricción inconstitucional a los derechos de las mujeres que quieren hacerse abortos con una ley sancionada en Luisiana, la cual exige a los médicos que realizan abortos poder internar pacientes en un hospital a menos de 30 millas de donde se lleve a cabo el procedimiento.

Para que un médico pueda internar pacientes en un hospital, se requiere que sean miembros del personal médico del hospital y que tengan la habilidad de internar pacientes para dales diagnóstico y servicios terapéuticos.

Aunque el particular se trate de regulaciones específicas relativas a las clínicas de abortos, muchos activistas provida y proaborto están monitoreando el caso para ver la actitud de la Corte Suprema de EE.UU. hacia el aborto, especialmente luego de la designación de dos jueces del alto tribunal por el presidente Donald Trump.

Luego de la decisión del Quinto Circuito, el exgobernador de Mississippi, Phil Bryant (republicano), juró apelar el caso ante la Corte Suprema. “Sostendremos nuestros esfuerzos para luchar por los niños por nacer de América. Mississippi continuará esta misión hasta llegar a la Corte Suprema de los Estados Unidos”, afirmó.

Mientras tanto, el gobernador de Mississippi, Tate Reeves (republicano), que asumió funciones el 14 de enero, hizo campaña con una plataforma de apoyo a los defensores provida. Durante su campaña, formó una coalición de más de 150 pastores y defensores provida a lo largo del estado para luchar por los niños por nacer.

Janita Kan – La Gran Época