CNN indemniza a adolescente católico pro Trump por difamación

Nicholas Sandmann fue perseguido por la prensa progresista, al punto que cerró su escuela por las amenazas de muerte. (Fotomontaje de PanAm Post)

275 millones de dólares pide Nicholas Sandmann, luego de que CNN lo acusó falsamente de racismo.

Amenazas de muerte, el cierre del colegio, suspensión de alumnos y la publicación de información privada sobre menores de edad fueron algunas de las secuelas causadas por la difusión errónea del «enfrentamiento» entre un grupo de adolescentes del Colegio Católico de la ciudad de Covington, Kentucky, con una agrupación indígena que estaba protestando con tambores en Washington, D. C. Ahora CNN deberá pagar millones por difamación.

En marzo del año pasado, los abogados de Nicholas Sandmann, Todd McMurtry y Lin Wood, presentaron ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Kentucky, una demanda por 275 millones contra CNN. Sin embargo, Sandmann informó este martes 7 de enero que había llegado a un acuerdo con dicho medio:

El «enfrentamiento» sucedió en el marco de la marcha anual por la vida, donde miles de activistas en contra del aborto se manifiestan en las calles de la capital de EE. UU. para que el Estado ponga fin a la legalización de esta práctica. En vista que Trump se ha consagrado como el presidente más provida de la historia, se sumó a la marcha por la vida desde la Casa Blanca, jóvenes como Sandmann y sus compañeros de colegio, de confesión católica, respaldaron públicamente al mandatario.

El menor, de 16 años, se mantuvo de pie, a ratos serio, a ratos sonriendo, pero siempre en silencio, mientras hombres adultos y ancianos le gritaban epítetos racistas. Sin embargo, medios masivos, con CNN a la cabeza, presentaron la situación como si el ofensor hubiese sido Sandmann.

Cuando se observa el video completo, es posible ver que al inicio de la «confrontación» estaba un grupo denominado «israelitas hebreos negros», una agrupación extremista religiosa que aduce ser el verdadero pueblo de Israel.

«Millones y millones de repeticiones de las mentiras y falsedades que difundió CNN»

En marzo de 2019, Lin Wood, uno de los abogados de Sandmann, le dijo a The Dayliwire que “CNN fue probablemente más vicioso en sus ataques directos contra Nicholas que The Washington Post. Y CNN entra en los hogares de millones de personas». «CNN no pudo resistir la idea de que había un chico con esa gorra de Make America Great Again. Entonces van tras él», agregó.

“Realmente persiguieron a Nicholas con la idea de que él era parte de una mafia que estaba atacando a los israelitas hebreos negros, gritando insultos racistas a los israelitas hebreos negros. Totalmente falso”, continuó Wood. «Ahora dices que has visto la cinta. Si te tomaste el tiempo para mirar el contexto completo de lo que sucedió ese día, Nicholas Sandmann no hizo absolutamente nada malo. Era, como les he dicho a los demás, el único adulto en la sala».

Ya fue anunciado que CNN indemnizará al menor, pero «el monto del acuerdo no se hizo público durante una audiencia en el tribunal federal en Covington». Sandmann también presentó demandas contra medios masivos como The Washington Post y NBC Universal, cada una por 250 millones de dólares o más, y, según los informes, su equipo legal pretende «demandar a Gannett, propietarios de The Enquirer«.

«La diferencia entre esta demanda y las otras demandas que hemos presentado es que CNN es una organización de medios muy importante con un alcance mucho más amplio que, por ejemplo, el Washington Post. En Twitter tiene 41 millones de seguidores. Publicó cuatro videos. Nueve artículos en línea que fueron tuiteados. Así que son millones y millones y millones de repeticiones de las mentiras y falsedades que difundió CNN«, afirmó para FoxNew el otro abogado de Sandmann, Todd McMurtry.

Lo que el presidente Trump ha llamado fake news (noticias falsas) quedó en evidencia en este caso. Por eso el mandatario alentó a Sandmann a seguir adelante en sus juicios por difamación y anunció que los mismos medios que injuriaron al menor no eran bienvenidos en la Casa Blanca.

Según muestra la evidencia, que Sandmann estuviera usando una gorra que simbolizaba su respaldo a Trump fue suficiente para que los medios masivos arremetieran contra él.

Desde la primera elección presidencial, la prensa progresista ha hecho hasta lo imposible para vincular a Trump al racismo y, por tanto, a sus simpatizantes. La evidencia ha demostrado lo contrario, pues las minorías étnicas han sido las más beneficiadas por el recorte de impuestos impulsado por el mandatario, que desencadenó en el mayor índice de empleo en la historia.

Mamela Fiallo Flor – PanamPost