Cientos de condados de todo EE.UU. se declaran “santuarios de la Segunda Enmienda”

Comparte este artículo:

Los rifles se exhiben sobre una mesa en un campo de tiro durante el “Festival de la Vara de Hierro de la Libertad” el 12 de octubre de 2019 en Greeley, Pennsylvania. (Spencer Platt/Getty Images)

NUEVA YORK —Cientos de condados, ciudades y pueblos de todo el país se están declarando “santuarios de la Segunda Enmienda” o “condados constitucionales” como parte de un movimiento en constante expansión en los últimos años que ha sorprendido incluso a aquellos que promulgaron las resoluciones sobre los santuarios en primer lugar.

Los funcionarios locales en estos condados generalmente declaran que no seguirán las nuevas leyes de armas que ellos creen que son inconstitucionales. El movimiento ha ganado cada vez más impulso desde 2018 después que uno de los primeros santuarios fuera promulgado en el Condado de Effingham, Illinois, en respuesta al recién elegido Gobernador J.B. Pritzker, quien había prometido impulsar una nueva legislación de control de armas en el estado.

Pritzker fue uno de la docena de gobernadores demócratas que escribieron una carta en septiembre pidiendo al presidente Donald Trump y al líder de la Mayoría del Senado Mitch McConnell que “aprobaran una legislación sensata sobre armas”. Los gobernadores quieren que la administración autorice nuevas leyes de “bandera roja”, verificación universal de antecedentes, y que prohíba las “armas de asalto” y las revistas de armas de fuego, entre otras propuestas.

Dicen que la promulgación de tales propuestas “romperá el ciclo” de la violencia con armas de fuego.

En entrevistas con The Epoch Times, los funcionarios del condado que aprobaron la legislación de la Segunda Enmienda dijeron que las nuevas propuestas infringen los derechos de los ciudadanos respetuosos de la ley, y calificaron la fuerza del creciente movimiento santuario como un mensaje directo a los demócratas estatales, aunque algunos señalaron que las medidas eran en gran medida simbólicas. Los alguaciles del condado dijeron lo mismo en las entrevistas.

David Campbell, miembro de la Junta del Condado de Effingham, cuyo condado fue uno de los primeros en aprobar la legislación de la Segunda Enmienda en abril de 2018, dijo que estaba sorprendido de ver que el movimiento despegara tan rápido.

“En realidad fuimos los primeros en aprobarla con la palabra ‘santuario’”, dijo Campbell a The Epoch Times.

“Todo comenzó justo ahí, y luego simplemente floreció”, dijo. “Creo que ahora estamos en 15 estados. Recibo llamadas constantemente de otros estados y de otros condados que quieren una copia de nuestra resolución y un mapa de cómo lo hicimos”.

En Illinois, Campbell dijo que tomó más de un año para que 70 de los 102 condados del estado aprobaran algún tipo de resolución santuario.

“Está enviando un mensaje a esos legisladores, haciéndoles saber que es mejor que presten atención”, dijo. “Hicieron un juramento para apoyar la Constitución de Estados Unidos. Si no lo hacen, creo que mucha gente va a ser expulsada. Van a ver una gran participación en nuestro próximo ciclo electoral”.

Mientras tanto, en Virginia, 87 de los 95 condados del estado aprobaron medidas que afirman su apoyo a los derechos de la Segunda Enmienda. Los líderes locales y un creciente número de alguaciles en el estado sostienen de manera similar que las medidas de reforma de armas que podrían ser aprobadas por su legislatura estatal a principios de este año están sobrepasando los límites.

“Lo hicieron en casi dos meses”, dijo Campbell, refiriéndose a los condados de Virginia. “Es simplemente increíble”.

Dick Saslaw, el principal demócrata del Senado del estado de Virginia ha propuesto una legislación de control de armas similar a la de los demócratas de Illinois, con la adición de elevar la edad mínima para comprar un rifle o una escopeta de 18 a 21 años.

La Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos protege el derecho de una persona a llevar armas. Fue aprobada por primera vez por el Congreso en septiembre de 1789 y fue ratificada el 15 de diciembre de 1791. El texto dice que “una Milicia bien regulada, es necesaria para la seguridad de un Estado libre, el derecho del pueblo a poseer y llevar armas no será infringido”.

A pesar de que las nuevas leyes santuario son en gran parte simbólicas, Campbell dijo que su fiscal estatal y su alguacil del condado han dicho que “no procesarán ni irán tras nadie si son ciudadanos respetuosos de la ley”.

Tenemos miedo…

A principios de diciembre, la Junta de Supervisores del Condado de Culpeper en Virginia votó 7-0 para afirmarse como un “condado constitucional”, lo que provocó una ovación de pie por parte de los residentes presentes en la votación.

Al igual que muchos otros funcionarios locales, Sue Hansohn, exmiembro de la junta del Condado de Culpeper que sirvió desde 2016 hasta noviembre de 2019, cree que el enfoque debe ser en los problemas de salud mental y en la aplicación de las leyes de armas existentes, no en la creación de más.

Ella dijo que los residentes de Culpeper están preocupados de que el estado prohíba ciertas armas o restrinja las que pueden usar. Ella dijo que quitar las armas de fuego a los ciudadanos respetuosos de la ley causará que se abra inmediatamente un mercado negro.

“Tenemos miedo, y los residentes sienten que quedarán indefensos si no pueden tener sus armas”, dijo a The Epoch Times.

Hansohn dijo que entiende el miedo generado por los tiroteos masivos, pero dijo que piensa que hay un problema subyacente más profundo que no se está abordando.

“Hay muchos problemas de salud mental, y nuestro estado no está considerando eso en absoluto”, dijo ella. “No creo que la aprobación de todos estos proyectos de ley vaya a marcar la diferencia porque si alguien quiere un arma, la va a conseguir”.

Se puede hacer mucho más en este frente, dijo, sugiriendo que el estado abra más centros de tratamiento y que trabaje con profesionales como psicólogos y consejeros para averiguar cómo ayudar a la gente con problemas. Dijo que necesitan abordar realmente el motivo por el cuál tantas personas están cometiendo estos delitos, y señaló que muchos de ellos son adultos jóvenes.

El presidente Donald Trump habló anteriormente sobre la reforma de las leyes de salud mental y la promulgación de la pena de muerte para aquellos que cometen graves crímenes de odio y asesinatos en masa.

Un residente de Culpeper, un coleccionista de armas de 92 años todavía está comprando armas, dijo Hansohn. Ella dijo que conoce a muchas personas que nunca harían daño a nadie y son coleccionistas de armas que quieren seguir comprando armas.

Ella señaló que a pesar de que el condado promulgó la legislación, todavía tienen que “mantener las leyes estatales”.

“Creo que la gente de Estados Unidos es igual —solo que teme que les quiten sus derechos”, dijo sobre el movimiento de santuario de armas. “La gente no quiere permitir que suceda si pueden detenerlo… se sienten amenazados por estos proyectos de ley”.

Campbell también dijo que se necesita poner más énfasis en la salud mental, haciendo notar que el hombre que disparó a una iglesia del área de Dallas en Texas probablemente tenía “algún tipo de problema mental” para ir a un lugar de adoración y empezar a disparar a la gente.

Jack Wilson, un miembro de la seguridad de la iglesia, disparó al tirador activo en cuestión de segundos. Wilson era un ayudante de la reserva que tenía su propio campo de tiro en un momento dado.

“Nuestros antepasados lucharon por ese derecho”

Mientras tanto, una coalición de 21 fiscales generales estatales está pidiendo a la Corte Suprema que amplíe el alcance de la protección otorgada a los derechos de posesión de armas y que revoque una ley de Maryland que niega los permisos de portación oculta a menos que los solicitantes puedan convencer a los funcionarios locales de que tienen una “razón buena y sustancial” para que las autoridades locales les concedan uno.

El fiscal general de Virginia Occidental, Patrick Morrisey, republicano, y los demás funcionarios estatales presentaron una petición por escrito ante la Corte Suprema el 18 de diciembre.

La Corte Suprema, en el caso de 2008 Distrito de Columbia v. Heller, sostuvo que la “Segunda Enmienda protege el derecho individual de poseer un arma de fuego no relacionada con el servicio en una milicia, y de usar esa arma para propósitos tradicionalmente lícitos, como la autodefensa dentro del hogar”.

En Virginia, el exalguacil del condado de Wise, Ronnie Oakes, le dijo a The Epoch Times que apoya de todo corazón la Segunda Enmienda.

“La apoyo, y siento que nuestros antepasados lucharon por ese derecho”, dijo Oakes. “Animo a todo el mundo a tener algún tipo de protección en cuanto a las armas de fuego”.

Oakes se retiró de su puesto el 31 de diciembre después de dos décadas de servicio. El condado de Wise se convirtió oficialmente en un santuario de la Segunda Enmienda el 12 de diciembre.

El fin del juego, de acuerdo con Campbell, es que los legisladores tomen nota de que no deben procesar a los ciudadanos que respetan la ley, aunque señaló que sigue sin estar claro cuanto impacto tendrán estos condados santuario en general.

“Realmente creo que, a largo plazo, va a tomar algo de tiempo y educación”, dijo. “Pero creo que, si nos mantenemos vigilantes y trabajamos juntos, veremos que la mayoría de estos legisladores seguirán la Constitución”.

Como la mayoría de los condados de Virginia han declarado su apoyo a la Segunda Enmienda, un alguacil fue más allá, diciendo que “sustituiría a los ciudadanos” como sustitutos auxiliares, si fuera necesario, para proteger su derecho constitucional a llevar armas de fuego.

El alguacil del condado de Culpeper, Scott Jenkins, le dijo a The Epoch Times que los funcionarios locales están “totalmente despiertos” en cuanto a la meta de parar lo que describió como “el exceso de alcance del gobierno y la restricción de nuestros derechos constitucionales”.

“Estas restricciones [de armas] no harán nada para detener a una persona que está empeñada en el mal y en matar a gente inocente”, dijo Jenkins en una entrevista anterior.

Bowen Xiao – La Gran Época


Comparte este artículo: