Administración Trump aprueba enorme proyecto de energía solar en California

Sistema de generación eléctrica solar de Ivanpah, un sistema de energía solar térmica que alimenta a unos 140.000 hogares, en el desierto de Mojave en California, el 3 de marzo de 2014. El proyecto solar aprobado por la Oficina Federal de Gestión de Tierras el 16 de enero de 2020, también utilizará el sol del desierto de California para cumplir con los elevados objetivos de energía verde, que se calcula que abastecerá a 117.000 hogares. (Ethan Miller/Getty Images)

Ante la presión del gobierno de California para facilitar la producción de más energía verde, la Administración Trump aprobó la construcción de un proyecto de energía solar en una extensión de 3000 acres (1200 hectáreas), el 16 de enero.

La Oficina de Gestión de Tierras (BLM, por sus siglas en inglés) aprobó el Proyecto Solar Desert Quartzite, una filial de First Solar, Inc. para construir y operar un proyecto de energía solar de 450 megavatios en tierras públicas gestionadas federalmente. El sitio del proyecto se encuentra en el condado de Riverside, cerca de la frontera con Arizona.

Se espera que el proyecto, que ha permanecido durante cinco años en las fases de autorización, esté operativo en 2022.

Este significará una inversión privada en infraestructura de 1000 millones de dólares. Generará suficiente electricidad para abastecer de energía a unos 117.000 hogares y proporcionará 2,7 millones de dólares en alquiler y cuotas anuales al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, según un comunicado de prensa de BLM. También creará 870 puestos de trabajo en el pico de la construcción.

El lugar de los 3.000 acres para generación de energía solar del Proyecto Solar de Cuarcita del Desierto, aprobado por la Oficina de Gestión de Tierras el 16 de enero, ubicado al este del Condado de Riverside, California. (Oficina de Gestión de Tierras)

“El Departamento del Interior apoya el avance del proyecto solar Desert Quartzite y otros proyectos que ayudan a fortalecer las comunidades y a promover la independencia energética”, dijo Casey Hammond, secretario adjunto interino para la gestión de tierras y minerales del Departamento del Interior, en el comunicado. “La producción responsable de energía doméstica en tierras federales sigue siendo fundamental para la seguridad de nuestra nación”.

BLM autorizó la construcción de un área de generación principal, una subestación en el sitio, un patio de maniobras, seguridad en el sitio, una línea de generación de 230 kV y una instalación de operaciones y mantenimiento.

El proyecto contribuye al Plan Energético America First del Departamento del Interior de los Estados Unidos, que aboga por la independencia energética y el desarrollo en tierras públicas, mejorando la infraestructura y creando puestos de trabajo en las economías locales.

Si bien los paneles solares en los techos de los edificios residenciales y comerciales son ideales desde el punto de vista ambiental, porque no consumen tierras adicionales, no proporcionan suficiente energía para cumplir con los objetivos de energía renovable del estado.

El 24 de junio de 2005, se colocaron paneles solares sobre el aparcamiento de Solar Grove en la planta de Kyocera en San Diego, California. El Solar Grove es un conjunto de 25 paneles solares que convierte un estacionamiento de 186 vehículos en un sistema de generación eléctrica solar de 235 kilovatios. (Sandy Huffaker/Getty Images)

Alta demanda en California

Shannon Eddy, directora ejecutiva de la Asociación Solar a Gran Escala, dijo a The Epoch Times que su organización está abogando por proyectos más grandes, a una escala útil.

Con las políticas de energía renovable más agresivas de cualquier estado de los EE.UU., dijo que California tiene que intensificar su juego en la arena de la producción de energía solar, y hacerlo rápido. A medida que se utiliza más electricidad para calentar edificios y proveer energía para los vehículos, el estado debe producir más de cuatro veces la cantidad de energía eléctrica que produce ahora, dijo Eddy.

“Lo que el estado está buscando es una red que produzca 200.000 megavatios para el 2045. En comparación, en este momento, la red está a unos 46.000 megavatios”, dijo Eddy. “De esos 200.000, entre 90.000 y 130.000 serán generados por energía solar”.

Cuando le preguntaron si el objetivo del estado es alcanzable, Eddy ofreció una respuesta optimista: “Absolutamente. Esa es la idea. Estamos aumentando la energía renovable para reducir la necesidad de plantas de gas natural. Puedes apostar por eso”.

Ella dijo que los proyectos aprobados recientemente por BLM son un buen paso hacia el cumplimiento de estos objetivos.

Antes de dejar el cargo, el exgobernador de California Jerry Brown firmó el proyecto de ley 100 del Senado, también llamado Ley de Energía Limpia al 100% de 2018, que requiere que el estado descarbonice completamente su red eléctrica para el año 2045. Su sucesor, el gobernador Gavin Newsom, ha estado presionando para que los proyectos solares más grandes cumplan con los objetivos de energía renovable.

En noviembre, BLM aprobó el proyecto EDF de 500 megavatios de energía renovable y 3140 acres de paneles solares en el condado de Riverside. En diciembre, la agencia emitió una declaración final de impacto ambiental, encaminada a la aprobación del proyecto Gemini Solar de 690 megavatios propuesto en Nevada.

En combinación con el proyecto aprobado el 16 de enero, éstos representan unos 1640 megavatios. Eso es alrededor de 1% a 2% de la meta para la cantidad de energía solar que se producirá para el año 2045.

Brad Jones – La Gran Época