Abogados de Trump exponen omisiones en el caso de los gestores del impeachment

En esta captura de pantalla tomada de un webcast de la Televisión del Senado, el abogado de la Casa Blanca Pat Cipollone habla durante el proceso de impeachment contra el presidente de Estados Unidos Donald Trump en el Senado del Capitolio de Estados Unidos en Washington el 25 de enero de 2020. (Televisión del Senado por Getty Images)

Los abogados del presidente Donald Trump dedicaron el primer día de sus argumentos de defensa a exponer las omisiones en la narrativa presentada por los gestores demócratas del impeachment, pidiendo a los senadores en el juicio que consideraran por qué se habían omitido pruebas cruciales.

En los argumentos que duraron aproximadamente dos horas, los abogados arrojaron luz sobre el contexto de los hechos presentados extensamente por los demócratas en el curso de los tres días anteriores. La defensa sugirió que las omisiones son intencionales porque los hechos relevantes serían fatales para el caso de los gestores del impeachment.

Durante el curso de más de veinte horas que empezó el 22 de enero, los gestores de la Cámara presentaron argumentos y pruebas para destituir al presidente. Acusaron a Trump de abusar de su poder para interferir en una elección y de obstruir la justicia cuando su supuesto plan fue descubierto. Alegan que el presidente retuvo la ayuda a Ucrania y una reunión potencial en la Casa Blanca para obligar al presidente ucraniano a abrir investigaciones sobre los rivales políticos de Trump, incluyendo al exvicepresidente Joe Biden.

El sábado, el abogado de Trump, Pat Cipollone, dijo al Senado que cualquiera de las seis pruebas podría por sí sola exonerar al presidente.

Primero, Cipollone argumentó que la transcripción de la llamada del 25 de julio entre el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky y Trump no mostró ningún vínculo entre la suspensión de la ayuda de seguridad y la apertura de cualquier investigación; segundo, los ucranianos, incluyendo a Zelensky, han dicho que no hubo presión por parte de Trump y ninguna sugerencia sobre un quid pro quo; tercero, los ucranianos no estaban al tanto de la suspensión de la ayuda hasta un mes después de la llamada de Trump y Zelensky.

Cuarto, Cipollone dijo que, a pesar de que hubieron muchos testigos, ni una sola persona ofreció evidencia de primera mano que sugiriera que Trump ordenó o intentó el supuesto plan. Quinto, la ayuda finalmente llegó a Ucrania y Trump se reunió con Zelensky; y sexto, Trump ha sido un simpatizante más fuerte de Ucrania que la administración anterior.

“Cada uno de estos seis hechos por sí solo es suficiente para hundir el caso de los demócratas. Combinados, establecen lo que sabemos desde el principio. El presidente no hizo absolutamente nada malo”, dijo Cipollone.

Cipollone acusó a los demócratas de presentar un conjunto selectivo de hechos para armar su caso. Destacó su presentación de las pruebas de la transcripción de la llamada entre Trump y Zelensky sobre el tema de compartir la carga de apoyar a Ucrania con los aliados europeos. Los gestores del impeachment argumentaron que Trump no tenía interés en el tema de compartir la carga, pero dejaron fuera una sección entera de la transcripción de la llamada del 25 de julio en la que Trump y Zelensky discutieron específicamente para que los aliados europeos, específicamente Francia y Alemania, hicieran más para ayudar a Ucrania.

Los argumentos de los abogados de Trump siguieron aproximadamente el esquema presentado por Cipollone. A lo largo de la presentación, los abogados de Trump sustentaron sus argumentos con el testimonio de los testigos que aparecieron durante la investigación del impeachment de la Cámara dirigida por los demócratas. La mayor parte de las dos horas consistieron en argumentos sobre el primer artículo del impeachment, en el que se alega que Trump abusó de su poder. Un breve segmento trató el segundo artículo, que alega que Trump obstruyó el Congreso.

En una notable desviación de los puntos principales, el abogado de Trump, Jay Sekulow, expuso el argumento de por qué el presidente es razonablemente escéptico sobre las evaluaciones de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos. Sekulow se refirió a dos órdenes recientes de la Corte de Vigilancia de Inteligencia Extranjera que determinó que las solicitudes del FBI para vigilar a un asesor de la campaña Trump incluían mentiras y omisiones significativas.

Durante la investigación del impeachment de la Cámara de Representantes, los demócratas utilizaron la preocupación de Trump sobre la interferencia de Ucrania en las elecciones de 2016 para sugerir que el presidente afirmaba que era Ucrania, y no Rusia, quien interfería. Aunque Trump no hizo tal afirmación, los demócratas emplearon el argumento para sugerir que Trump dudaba de la evaluación de la comunidad de inteligencia, que determinó que Rusia se había inmiscuido en las elecciones de 2016.

Algunos de los comentarios de los abogados de Trump se dirigieron al representante Adam Schiff (D-Calif.), el principal gestor del impeachment. Señalaron cómo Schiff fabricó porciones significativas de la llamada entre Trump y Zelensky y mintió sobre las interacciones de su comité con el denunciante anónimo. Cipollone señaló que, a diferencia de los anteriores líderes de las investigaciones de impeachment, Schiff no se presentó para el contrainterrogatorio del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, enviando en su lugar a su personal.

La presentación del abogado de Trump fue frecuentemente puntuada con un alegato al Senado para considerar por qué los gestores del impeachment omitieron algunas de las pruebas de sus extensos argumentos.

“Si no quieren ser justos con el presidente, al menos por respeto a todos ustedes, deberían serlo con ustedes. Deberían decirles estas cosas”, dijo Cipollone. “El impeachment no debería ser un juego de niños. Deberían darles los hechos”.

Trump comentó sobre el juicio del sábado en un mensaje de Twitter.

“Cualquier persona imparcial que vea el juicio del Senado hoy podría ver lo injusto que me trataron y [lo injusto] que esto es, de hecho, el engaño de destitución totalmente partidista que TODOS, incluidos los demócratas, realmente saben. No se debe permitir que esto vuelva a suceder”, escribió el presidente.

Ivan Pentchoukov – La Gran Época