Time, Greta Thunberg y la “Persona del año”

Greta Thunberg en la portada de la revista Time.

La semana pasada la revista Time nombró a Greta Thunberg la “Persona del año”. Como era de esperarse, tal reconocimiento de una adolescente de 16 años generó halagos y críticas al mismo tiempo. Los activistas del medio ambiente y defensores del calentamiento global aplaudieron la decisión de Time. Por otro lado, los opositores levantaron la voz de protesta. Sea cual sea el caso, la gente tiene el derecho a estar de acuerdo, pero también a disentir.

Hay ciertos puntos importantes que vale mencionar. La decisión de Time es arbitraria y refleja exclusivamente la opinión de la revista. Bajo ningún parámetro el reconocimiento de Time significa que la persona escogida es la correcta o que 16 años es la edad apropiada para recibir el famoso galardón.

Time probablemente piensa que Greta Thunberg es una especie de líder mundial que ha sido capaz de influenciar y educar a millones de personas sobre el peligro y los riesgos del calentamiento global…. ¿Pero es este el caso?

Analicemos algunos detalles adicionales. ¿Puede una persona de 16 años – sin tener el conocimiento necesario – educar al mundo entero sobre un tema complejo donde los mismos expertos y científicos no están de acuerdo? La respuesta honesta a esta pregunta es No. Greta Thunberg puede influenciar a la gente, pero no educar. Algo más. ¿Quienes son los que más han sido influenciados por el mensaje de Greta? La respuesta es obvia… El segmento de la población más susceptible a ser influenciado. Me refiero a los jóvenes.

No critico a los jóvenes por ser aficionados de Greta Thunberg y escuchar sus mensajes alarmistas sobre los supuestos peligros del calentamiento global. Ellos están en su derecho; sin embargo, cabe aclarar algo. Los jóvenes son las personas con menos conocimiento y experiencia en asuntos científicos que puedan tener implicaciones globales o consecuencias políticas. ¿Cuáles son las posibilidades que los jóvenes que marchan junto a Greta Thunberg tengan no sólo las perspectivas valiosas y necesarias para analizar la complejidad de los cambios ambientales, pero también para juzgar sus efectos actuales y futuros en el mundo?

Greta Thunberg usa a los jóvenes para diseminar un mensaje que ella misma desconoce. En honor a la verdad, Greta no tiene mayor conocimiento sobre el calentamiento global que los jóvenes que la escuchan. Ella es un instrumento político usado por George Soros y organizaciones de izquierda que promueven un mensaje catastrófico para implementar una agenda globalista preconcebida.

Las protestas masivas de los jóvenes tampoco significan que el mensaje de Greta Thunberg sea correcto y realista. Los jóvenes tienden a protestar sobre los cambios climáticos, los ingresos injustos, la desigualdad del capitalismo y el uso de las armas. Al mismo tiempo, ignoran – por desconocimiento – que muchos científicos y analistas consideran el cambio climático un engaño de la izquierda, que el uso de armas disminuye la incidencia de robos, asaltos y ataques sexuales a las mujeres y que los ingresos económicos y el standard  de vida son superiores en sociedades capitalistas.

Las protestas en los mítines de Greta Thunberg me recuerdan las manifestaciones en EEUU a favor del socialismo y en contra del presidente Trump. Me pregunto si ellos saben que un joven en McDonald’s gana en una hora más de lo que una persona gana en Venezuela durante un mes.

Greta Thunberg repite el mensaje apocalíptico de la izquierda propagado por Al Gore y la legisladora demócrata socialista Alexandria Ocasio-Cortez. Según previas predicciones de Al Gore, la vida en el planeta tierra ya habría desaparecido en la fecha actual. Por otro lado, Ocasio-Cortez piensa que, debido al desastre causado por el cambio climático, hay que cuestionar la decisión de tener hijos en las condiciones actuales. “Existe un consenso científico de que las vidas de los niños van a ser muy difíciles”, dijo la congresista en marzo de este año. Después agregó: “Y esto lleva a los jóvenes a tener una pregunta legítima: ¿Está bien seguir teniendo hijos?”

No, el mundo no va a desaparecer en pocos años debido al calentamiento global. Contrario a la visión apocalíptica de Al Gore, Alexandria Ocasio-Cortez y Greta Thunberg, el mundo sigue vivo y marcha hacia adelante. De hecho, las condiciones de vida en muchos países han mejorado significativamente comparado con décadas anteriores.

Los extremistas defensores del medio ambiente pretenden hacernos creer que miles de personas están muriendo a diario debido al calentamiento global. Según ellos, todos los males y desastres del mundo están relacionados a los cambios climáticos. Esta posición es tan descabellada que Bernie Sanders, candidato presidencial socialista por el partido demócrata, relacionó en noviembre de 2015 el calentamiento global a las actividades terroristas.

Greta Thunberg y sus seguidores quieren salvar a la población del mundo de los efectos devastadores del calentamiento global, pero ignoran a millones de bebés abortados y miles de asesinatos debido al terrorismo y persecución religiosa cada año. Sería interesante preguntarle a Greta Thunberg y sus aficionados cuantas personas mueren cada día por calentamiento global, aborto y terrorismo.

Finalmente, no deberíamos sorprendernos que Greta Thunberg haya sido la persona elegida el 2019. De hecho, no es la primera vez que Time genera asombro y críticas al respecto. La revista previamente seleccionó a Hitler y Stalin como las personas del año.

El presidente Trump reaccionó a la decisión de Time y la calificó de “ridícula”. Al mismo tiempo el mandatario dijo “relájate Greta, relájate”.

Greta Thunberg no es ni profeta ni salvadora del mundo, es simplemente una adolescente con historia de Autismo usada como instrumento de la izquierda  para propagar la agenda globalista del cambio climático. El blanco de la izquierda es, una vez más, el segmento más influenciable de la población… los jóvenes.

Juan Torres