La demócrata Elizabeth Warren pretende acabar con el tradicional sistema electoral en EE.UU. para 2024

“Mi objetivo es ser elegida, pero planeo ser el último presidente estadounidense elegido por el Colegio Electoral”, expresó la candidata demócrata a las elecciones presidenciales del 2020, Elizabeth Warren / Imagen: AP Carolyn Kaster.

La candidata demócrata a la presidencia Elizabeth Warren, expresó el pasado domingo durante un evento de campaña en Marion, Iowa, que si tuviese la oportunidad de tener una segunda candidatura a la presidencia de los Estados Unidos, aboliría la elección por medio del Colegio Electoral.

“Mi objetivo es ser elegida, pero planeo ser el último presidente estadounidense elegido por el Colegio Electoral. Quiero que mi segundo mandato sea elegido por votación directa”, expresó la senadora, según Gateway Pundit.

De acuerdo con el medio conservador, un grupo de delegados de la Convención Constitucional de 1787 tomaron la decisión unánime de implementar la elección del presidente mediante un Colegio Electoral, encargado de crear un grupo temporal de electores que iguale en número a los representantes en el Congreso.

En ese orden, cada estado obtiene el mismo número de votos electorales que el número de miembros en el Congreso, la mayoría de los estados tienen sistemas en los que el candidato que obtiene más votos consigue todos los votos electorales del estado.

Frente a la idea de abolir el sistema de votos a través del Colegio Electoral, Warren agregó:

“Quiero deshacerme de él. (…) Simplemente creo que así es como debería funcionar una democracia. Llámame anticuado, pero creo que la persona que obtenga más votos debería ganar”.

Según el medio conservador antes mencionado, un candidato presidencial puede adquirir el voto popular, sin embargo, puede perder el voto electoral, comprometiendo así la carrera a la presidencia, tal como le sucedió a la demócrata Hillary Clinton que obtuvo el voto de más de 65 millones de personas, por encima de Donald Trump que obtuvo más de 63 millones. Sin embargo Trump ganó la mayoría de votos por el Colegio Electoral.

Algunos republicanos como como el expresidente del Comité Nacional Republicano, Michael Steele o el expresidente del Partido Republicano en Míchigan, Saul Anuzis, también apoyan la idea de cambiar el sistema de votación.

Acorde con Gateway Pundit, la finalidad de los demócratas al acabar con el sistema de Colegio Electoral es la de quitarle poder a los estados más pequeños y darle mayor influencia a los estados con una población más numerosa.

Sin embargo para poder llevar a cabo una reforma en el sistema electoral, se necesita una enmienda en la Constitución y así mismo es necesario que dos tercios del senado voten a favor de su implementación, o dos tercios de las legislaturas estatales, luego se requiere las tres cuartas partes de la aprobación de las legislaturas estatales para ser ratificada, según The Blaze.

De acuerdo con The Blaze, aún así hay un movimiento que se está gestando en varios estados que pretende socavar el sistema del Colegio Electoral asignando votantes al candidato que gane el voto popular nacional, un ejemplo de ello es Nuevo México y Oregon en donde el voto popular elevó el número total de votantes.

Redacción BLes