¿Han caído los demócratas en su propia trampa? La continuidad del juicio político podría destapar la posible corrupción de Biden en Ucrania

En una nueva fase de audiencias públicas de juicio político contra el presidente Trump, los representantes republicanos podrían tener una nueva oportunidad de esclarecer los hechos relacionados con los Biden y Ucrania / Imagen: AP – Jeff Roberson.

El pasado jueves la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que el juicio político contra el presidente Trump daría un giro y que ahora la Cámara comenzará a emitir artículos con los que se espera acelerar la impugnación en su contra.

Entre tanto, la respuesta del presidente a las determinaciones de la congresista, no se hizo esperar, por lo que publicó a través de Twitter: “Los demócratas radicales de izquierda no hacen nada anunciaron que van a tratar de acusarme por NADA”.

“Esto significará que el acto de Impeachment más allá de lo importante y raramente utilizado se utilizará de forma rutinaria para atacar a los futuros presidentes. Eso no es lo que nuestros Fundadores tenían en mente. Lo bueno es que los republicanos NUNCA han estado más unidos. ¡Ganaremos!”, respondió el presidente en otro tweet.

Por su parte, desde la Casa Blanca se emitió el mismo jueves un comunicadodirigido a la congresista, advirtiendo que al mostrar su apoyo a la destitución del presidente de los EE. UU. estaba “ignorando las necesidades del pueblo y promoviendo sus necesidades políticas egoístas”.

Del mismo modo la institución resaltó que con la orden de avanzar con el ‘falso’ proceso de impugnación contra el presidente “ha violado todos los precedentes, mueve a este país hacia la subversión de la Constitución más partidista e ilegítima de nuestra historia”.

“La falsa acusación de los demócratas es un intento descarado y puramente partidista de anular los resultados de una elección libre y justa”, agregó la Casa Blanca en el comunicado.

Por otro lado, en medio de la investigación por el denominado impeachment, el rol de los medios no se ha alejado de la retórica y los argumentos de quienes encabezan la investigación en contra del presidente.

Como señala The Washington Examiner, frente de los detalles que han salido a relucir con el caso de Ucrania, los medios nacionales estadounidenses han intentado desacreditar que el gobierno de Ucrania haya coludido para interferir al presidente Trump en las elecciones del 2016, considerando que se trata de una mera ‘teoría de la conspiración’.

Sin embargo hasta el momento hay pruebas que comprometen al Comité Nacional Demócrata de haber pactado con el gobierno ucraniano para sabotear la campaña de Donald Trump y así favorecer a la candidata demócrata Hillary Clinton.

Por su parte el columnista del Washington Examiner, Eddie Scarry El, escribió sobre el exvicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter, haciendo mención de la acusación que los señala de mantener conexiones ilegales con una importante empresa de gas y energía ucraniana.

“Con respecto a los Biden, los periodistas y los presentadores de noticias por cable sólo permitirán la existencia de un error ’aparente’ cuando Joe Biden, como vicepresidente, exigió a Ucrania que despidiera a un fiscal que había estado investigando a una compañía de energía sospechosa que estaba pagando al hijo de Biden, Hunter, por lo que todavía no sabemos por qué”, escribió el columnista.

Respecto a las declaraciones, el columnista cita un artículo del Washington Post en el cual se detalla la naturaleza sospechosa de las conexiones de Hunter Biden con la empresa Burisma Holdings cuando hizo parte de la junta directiva.

“Cuando se unió, los funcionarios de Burisma dijeron que Biden supervisaría sus asuntos legales. Pero no terminó en ese papel”, explica The Washington Post.

“[Hunter] dijo en una declaración a The Post que se unió a la junta ‘para ayudar a reformar las prácticas de transparencia, gobierno corporativo y responsabilidad de Burisma’, pero no proporcionó ejemplos de su trabajo”.

En el artículo de opinión se añade que dada la información expuesta sobre los vínculos sospechosos del hijo del exvicepresidente Biden con la empresa ucraniana, hay una serie de fuentes fundamentadas que pueden entrar a jugar un rol determinante en lo que va del juicio contra el presidente Trump.

“Ahora que la acusación está a punto de pasar al Senado, los republicanos y la Casa Blanca tienen la oportunidad perfecta de exponerlo todo para que todos vean por sí mismos lo que los medios se han negado a mostrarles”, concluye el columnista.

Redación BLes