Escándalo FISA: Revelan que el director del FBI ‘mintió’ y el Inspector General no respondió sobre el supuesto ‘agente ruso’

El inspector general del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, a la izquierda, y el director del FBI, Christopher Wray testifican ante el Comité Judicial del Senado en referencia al escándalo de los correos electrónicos de Hillary Clinton en Capitol Hill en Washington, lunes 18 de junio de 2018. (AP Photo / J. Scott Applewhite)

Dos importantes acontecimientos han tenido lugar este mes de diciembre en referencia a la investigación sobre las irregularidades cometidas por el FBI y el Departamento de Justicia en el espionaje a la campaña de Donald J. Trump en 2016.

Por un lado, el informe de más de 400 páginas publicado el 9 de diciembre por el inspector general del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, encontró que un abogado del FBI alteró la información de un correo electrónico para que la agencia de inteligencia obtuviera una orden de la Ley de Inteligencia Extranjera (FISA por sus siglas en inglés) para vigilar a Carter Page, un exasesor de la campaña del entonces candidato presidencial Donald Trump.

La novedad de esta semana se produjo durante una audiencia ante el Comité Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado sobre el Informe FISA del DOJ (Departamento de Justicia por sus siglas en inglés), cuando Horowitz se negó a responder cuando fue preguntado sobre el controvertido profesor Joseph Mifsud, involucrado en el espionaje del FBI en la campaña del presidente Trump.

Mifsud, el profesor maltés que algunos dicen que era un agente ruso y otros que era un informante del FBI infiltrado en la campaña del presidente Trump, lleva dos años desaparecido.

Cuando el senador Ron Johnson preguntó al IG Horowitz sobre si los expedientes del FBI confirmaban si finalmente Mifsud era un agente ruso, Horowitz se negó a contestar, aludiendo que era un tema que se podía revelar en ese entorno.

El inspector general Horowitz le dice al senador Ron Johnson que no puede hablar abiertamente de lo que dicen los archivos del FBI sobre si Joseph Mifsud era un agente ruso.

“El inspector general Horowitz le dice al senador Ron Johnson que no puede hablar abiertamente de lo que dicen los archivos del FBI sobre si Joseph Mifsud era un agente ruso”, compartió el periodista Chuck Ross en Twitter.

Por otro lado, el actual director del FBI, Chris Wray, quedó en evidencia y bajo seria sospecha de haber mentido cuando en 2018 afirmó que el memo que el congresista republicano, David Nunes escribió sobre los abusos en las órdenes FISA, tenía “inexactitudes y omisiones” que le “preocupaban gravemente”, como reportó en su día ABC.

En 2018, Nunes y su equipo elaboraron un memorandum en el que acusaba al FBI y al Departamento de Justicia de abusar de las capacidades de vigilancia autorizadas por la ley FISA.

--->REBOBINAR: El 29 de enero de 2018, el director del FBI, Chris Wray, emitió una declaración que refutaba el memorándum de Nunes sobre los abusos de la FISA y advertía a Trump que no lo desclasificara ni lo publicara, citando "graves preocupaciones" por las inexactitudes y omisiones del memorándum. Ahora sabemos que Wray también estaba mintiendo

“El 29 de enero de 2018, el director del FBI, Chris Wray, emitió una declaración que refutaba el memorándum de Nunes sobre los abusos de la FISA y advertía a Trump que no lo desclasificara ni lo publicara, citando “graves preocupaciones” por las inexactitudes y omisiones del memorándum. Ahora sabemos que Wray también estaba mintiendo”, compartió el analista y escritor Paul Sperry en Twitter.

En ese momento, tanto el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, como el presidente del Comité Judicial, Jerry Nadler, criticaron duramente el memo y lo calificaron de “un conjunto de puntos de discusión profundamente engañosos redactados por personal republicano que ataca al FBI y su manejo de la investigación”.

Un año después el documento elaborado por el congresista Nunes resultó ser correcto y mostró graves irregularidades cometidas por el DOJ y el FBI que el actual director del buró trató de ocultar.

La orden FISA fue solicitada en 2016 con la excusa de que personas vinculadas a Trump estaban coludiendo con Rusia. Este hecho fue negado desde el comienzo por Trump y posteriormente fue refutado por la extensa y costosa investigación del fiscal especial Robert Mueller.

Redacción BLes