Víctimas del comunismo cuentan en la Casa Blanca sus desgarradoras historias

La Casa Blanca en Washington vista desde South Lawn. AP / Pablo Martinez Monsivais)

El 7 de noviembre coincidiendo con el Día Nacional de las Víctimas del Comunismo, refugiados de esta ideología totalitaria se dieron cita en la Casa Blanca donde compartieron sus experiencias y expresaron su agradecimiento a los Estados Unidos por acogerles.

El Día Nacional de las Víctimas del Comunismo de este año coincide con el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín.

“El 9 de noviembre de 1989, determinados hombres y mujeres pusieron las poderosas palabras del presidente Ronald Reagan en una acción trascendental, derribando ese símbolo del totalitarismo y enviando un mensaje al mundo entero de que la democracia y el estado de derecho siempre triunfarán sobre la opresión y la tiranía”, escribió el jueves la Casa Blanca en un mensaje presidencial.

En un evento en la Casa Blanca en conmemoración de este día se dieron cita personas de regímenes comunistas de varios países que encontraron refugio en Estados Unidos y elogiaron el régimen de libertades del que ahora disfrutan, de acuerdo con The Daily Signal.

Grace Jo, ahora vicepresidente de refugiados de Corea de Norte en EE.UU., trató de huir de Corea del Norte a China tras ver morir de hambre a su hermano y ser su padre asesinado por el régimen de Pyongyang.

“Cuando fui testigo de eso, sentí y creí que mi país no nos está dando ninguna libertad, y que no hay derechos humanos en absoluto”, explicó Jo el jueves tras haber mantenido una reunión con el presidente.

De hecho, Donald Trump es el primer mandatario estadounidense que reconoció abiertamente hace dos años a las víctimas del comunismo declarando que el 7 de noviembre sería su día.

“Después de venir a Estados Unidos, aprendí cómo podemos vivir como seres humanos y aprendí, ¡Guau! Esta libertad es increíble”, aseguró Jo a los periodistas, y agregó:

“Todos somos iguales y somos la creación de Dios. Merecemos ser tratados como seres humanos, y me gustaría pedirle a los Estados Unidos que apliquen las sanciones contra el régimen de Corea del Norte, porque esa es la única forma en que Corea del Norte y su régimen cambiarán su política”.

Otra refugiada que compartió su historia fue Aldona Ros, que vivió el Polonia bajo el régimen comunista antes de huir a Estados Unidos donde es ahora vicepresidente de la Comisión de Becas de la Casa Blanca.

“Quiero expresar nuestro ‘gracias’ al presidente Trump por honrar la memoria de 100 millones de personas que murieron y fueron perseguidas por los regímenes comunistas, por la ideología fallida del comunismo”, dijo Wos.

“Toda mi familia, así como millones de otras personas de Polonia, sufrieron tremendamente bajo el comunismo”, agregó.

“Estoy extremadamente agradecida y bendecida de ser estadounidense y vivir en los Estados Unidos, en un país que nos ofrece la oportunidad de vivir con dignidad, libertad y alcanzar todo nuestro potencial”.

Sirley Avila León compartió como, pese a que al principio apoyó el comunismo en su Cuba natal, pronto se dio cuenta de la corrupción y la brutalidad del régimen y cuando lo manifestó comenzó a ser perseguida.

Sirley aseguró que la apertura diplomática del expresidente Barack Obama con La Habana, había sido un error, según informó el Washington Post.

Por su parte Daniel Di Martino, un venezolano que llegó a Estados Unidos en 2016 explicó cómo tuvo que abandonar su país huyendo de la miseria en que el régimen socialista sumió al país.

“Entonces, es muy importante que los estadounidenses sepan que el socialismo no funciona. No funciona porque va en contra de la naturaleza humana y contra nuestros incentivos para trabajar para nuestros propios beneficios, para el beneficio de nuestras familias”, advirió Di Martino.

“Quiero mantener a Estados Unidos como un país libre y un país donde todos puedan prosperar”, agregó.

El comunismo, que nació en Europa y se aplicó por primera vez en la Unión Soviética tras la revolución bolchevique de octubre de 1917 ha fracasado a todos los niveles posibles en todos los territorios donde se ha aplicado: Corea del Norte, Cuba, Venezuela o China.

Se estima que más de 100 millones de personas perdieron la vida en el siglo XX bajo el comunismo, más que todas las guerras del mismo período juntas.

“Mientras hacemos una pausa en este día de recuerdo para honrar a las víctimas del comunismo en todas partes, debemos resolver siempre salvaguardar las preciadas libertades que fomentan la paz y desatan una prosperidad sin parangón. Juntos, podemos construir un futuro libre de los males del comunismo”, aseguró la proclamación del presidente Donald Trump.

Redacción BLes