Revelan la presunta identidad del denunciante del Presidente Trump, que trabajó con los creadores de la falsa trama rusa

El presidente Trump entrega la Medalla de Honor al sargento mayor Matthew O. Williams, el 30 de octubre de 2019. (Foto oficial de la Casa Blanca por Shealah Craighead)

“La identidad del denunciante” anónimo que desencadenó los procedimientos de juicio político contra el presidente estadounidense en funciones, Donald J. Trump, con el objetivo de destituirlo “es un secreto a voces dentro de la circunvalación [Washington D. C.]”, informó el veterano reportero Paul Sperry de Real Clear Investigation.

Dos meses después de que el anónimo denunciara al Presidente Trump por mal comportamiento en una llamada telefónica que realizó a su par ucraniano, Volodymyr Zelensky -cosa que ambos mandatarios rechazaron-, lo único que se “sabe públicamente sobre él es que es un analista de la CIA que en un momento fue adjudicado a la Casa Blanca y ahora está de regreso trabajando en la CIA”, escribió Sperry.

“El nombre de un funcionario del gobierno que se ajusta a esa descripción, Eric Ciaramella, se ha planteado de forma privada en declaraciones de juicio político, según funcionarios con conocimiento directo de los procedimientos, así como en al menos una audiencia abierta celebrada por un comité de la Cámara que no participó en la consulta de juicio político”, aseguró el investigador.

Hace dos semanas, el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, que lidera la investigación del juicio político, generó polémica al desdecirse y declarar que puesto que el Presidente Trump desclasificó una transcripción de la llamada al líder ucraniano, prefería mantener en el anonimato al denunciante.

“Puede que no sea necesario tomar medidas que puedan revelar la identidad del denunciante para hacerlo. Y nos aseguraremos de proteger a ese denunciante”, afirmó en una aparición en “Face the Nation” de CBS.

“Temiendo que su testigo anónimo pudiera ser expuesto, los demócratas bloquearon esta semana a los republicanos para que no hagan más preguntas sobre él y tienen la intención de eliminar su nombre de todas las transcripciones de las declaraciones”, continuó diciendo Sperry en su informe del miércoles.

“No confirmamos ni negamos la identidad del Denunciante de la Comunidad de Inteligencia”, respondieron los abogados del denunciante al Washington Examiner, cuando se les preguntó si su cliente era Ciaramella.

Trabajó con Joe Biden y John Brennan

“Documentos federales revelan que Ciaramella, un demócrata registrado de 33 años de la Casa Blanca de Obama, trabajó anteriormente con el exvicepresidente Joe Biden y el exdirector de la CIA John Brennan, un crítico vocal de Trump que ayudó a iniciar “la fallida investigación sobre una supuesta trama de Rusia con la campaña de Trump durante las elecciones de 2016”, añadió Sperry.

Asimismo, señaló que Ciaramella dejó su puesto en el Consejo de Seguridad Nacional del ala oeste de la Casa Blanca a mediados de 2017, en medio de preocupaciones por filtraciones a los medios. “Fue acusado de trabajar contra Trump y filtrar [información] en contra de Trump”, confirmó -según Sperry- un exfuncionario de NSC [Consejo de Seguridad Nacional], quien prefirió mantener el anonimato.

“Ciaramella, oficial de la CIA especializado en Rusia y Ucrania, fue atribuido al Consejo de Seguridad Nacional de la agencia en el verano de 2015, trabajando con Susan Rice, asesora de seguridad nacional del presidente Obama”, añadiendo que también “trabajó en estrecha colaboración” con Joe Biden, aseguró Sperry.

“Ex funcionarios de la Casa Blanca dijeron que Ciaramella trabajó en asuntos de política ucraniana para Biden en 2015 y 2016, cuando el vicepresidente era el ‘hombre clave’ del presidente Obama para Ucrania. Graduado por Yale, se dice que Ciaramella habla ruso y ucraniano, así como árabe. Brennan lo asignó [al Consejo de Seguridad Nacional]”, agregó Sperry.

Para algunos, estos hechos explicarían que el inspector general de Inteligencia, Michael Horowitz, declarara en su informe original, tras recibir la querella anónima, que el denunciante tenía “algunos indicios de un sesgo político discutible … a favor de un candidato político rival”.

“Los registros federales muestran que la oficina de Biden invitó a Ciaramella a un almuerzo estatal en octubre de 2016 que el vicepresidente organizó para el primer ministro italiano Matteo Renzi. Otros invitados fueron Brennan, así como el entonces director del FBI James Comey y el entonces director de inteligencia nacional James Clapper”, continuó desarrollando el escrito.

“Varios funcionarios estadounidenses le dijeron a Real Clear Investigations que la invitación que se extendió a Ciaramella, un empleado federal GS-13 de nivel relativamente bajo, era inusual y señaló que estaba conectado políticamente dentro de la Casa Blanca de Obama”, determinó Sperry.

Redacción BLes