Plan de inmigración de Sanders busca detener el muro fronterizo y poner fin a las redadas del ICE

El senador estadounidense Bernie Sanders habla durante una campaña en Oakland, California, el 10 de agosto de 2015. (Justin Sullivan/Getty Images)

El jueves, el senador Bernie Sanders, quien pidió una reestructuración completa del sistema a través de la acción legislativa y una serie de órdenes ejecutivas, dio a conocer su plan integral de inmigración.

Según The Intercept, el plan llega después de meses de críticas de la izquierda diciendo que su política de inmigración es la debilidad fundamental de Sanders.

El candidato a la nominación presidencial demócrata para 2020 dijo que impondría una moratoria a las deportaciones y pondría fin a las redadas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Su plan también incluye detener la construcción del muro fronterizo México-Estados Unidos, terminar con las separaciones familiares y cerrar los centros de detención con fines de lucro.

“Bernie pondrá fin a la práctica bárbara de arrancar a los niños de sus padres y encerrarlos en jaulas, inspeccionará exhaustivamente y cerrará los centros de detención y trabajará para reparar el daño que el presidente Trump ha hecho a nuestra comunidad de inmigrantes y a nuestro carácter nacional”, dice el plan.

Bajo su plan “A Welcoming and Safe America for All”, Sanders indicó que revertirá las directivas del Departamento de Justicia de la administración Trump y permitirá las solicitudes de asilo de quienes huyen de la violencia doméstica o de pandillas.

Sanders también revocaría la llamada regla de “carga pública” de Trump y se aseguraría de que los inmigrantes no sean discriminados por sus ingresos o su discapacidad.

En su propuesta, Sanders amplía su apoyo para extender el estatus legal a los 1,8 millones de jóvenes que actualmente son elegibles para el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), al tiempo que se compromete a traer alivio a sus padres.

El plan también busca hacer cambios amplios, inmediatos y generales al sistema actual de inmigración mediante la reestructuración del Departamento de Seguridad Nacional. Sanders absorbería al ICE en el Departamento de Justicia y a Aduanas y Protección Fronteriza en el Departamento del Tesoro.

Según Politico, el plan de Sanders habla de una desconfianza fundamental en la aplicación de la ley en la frontera y busca reformular la metodología empleada por los presidentes anteriores.

“Poner todo en una sola canasta bajo el DHS no ha funcionado, y es lo que ha permitido a Trump y compañía a tratar la inmigración de una forma racista”, dijo Sanders a los periodistas.

“En lugar de tratar todo lo relacionado con la inmigración de la misma manera, dividimos las partes en las que tiene sentido hacer eso, así que dada la función de aplicación de la ley federal del ICE, trasladarlo al Departamento de Justicia es increíblemente importante”, agregó.

Además de fortalecer los derechos laborales de los inmigrantes al priorizar los intereses de los inmigrantes y los trabajadores en las negociaciones comerciales, Sanders también sugiere la creación de una visa de denunciante que permita a los inmigrantes reportar acciones ilegales sin temor a represalias.

El plan también requiere que a todos los trabajadores domésticos y agrícolas se les pague un mínimo de USD 15 por hora y se les pague por horas extras.

Otros elementos de la propuesta incluyen la creación de un programa de bienvenida para los migrantes desplazados por el cambio climático y que los cruces fronterizos ilegales pasen de ser un delito federal a un delito civil.

El candidato presidencial demócrata, el ex secretario del HUD Julián Castro, habla en la Celebración por la Libertad y la Justicia en el Wells Fargo Arena en Des Moines, Iowa, el 1 de noviembre de 2019. (Scott Olson/Getty Images)

En abril, el exsecretario de Vivienda de Obama, Julián Castro, se convirtió en el primer candidato presidencial demócrata en querer lanzar un plan integral de inmigración que apoyaba la idea de convertir el cruce ilegal de la frontera en un delito civil y no penal.

Pero Castro está reduciendo su presencia en el estado clave de New Hampshire y no es probable que califique para el debate a finales de este mes en Georgia, lo que plantea interrogantes sobre cuánto tiempo más podrá continuar.

En un ayuntamiento de Oskaloosa, Iowa, en abril, se le preguntó a Sanders si sus posturas sobre la inmigración significaban que estaba a favor de las fronteras abiertas.

“Eso no es lo mío. Creo que lo que necesitamos es simplemente una reforma migratoria integral”, dijo en respuesta a una pregunta de la audiencia. “Hay mucha pobreza en este mundo, gente de todo el mundo. Y no creo que eso sea algo que podamos hacer en este momento. Esa no es mi postura”.

Justin Morgan – La Gran Época

The Associated Press y CNN-Wire contribuyeron a este informe.