Juicio político: Demócratas omiten partes importantes en la transcripción de la declaración de un testigo

El representante Adam Schiff, demócrata de California, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, acompañado por el representante Jamie Raskin, demócrata de Maryland, a la izquierda, habla con los periodistas en el Capitolio en Washington, el lunes 4 de noviembre de 2019. (Foto AP/Andrew Harnik)

Los demócratas del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes -liderados por el demócrata liberal de California Adam Schiff- publicaron el sábado la transcripción del funcionario de alto rango del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), Tim Morrison, pero con una ‘versión adaptada’, según denuncian varios conservadores en las redes sociales.

De esta manera los medios de comunicación anti-Trump -que representan la mayoría de los MSM (mainstream medios – trad: principales medios de comunicación), como CNN y otros, se valieron de este resumen y destacaron las secciones supuestamente perjudiciales del testimonio de Morrison.

Lo que los demócratas no tuvieron presente, es que varias personas podrían ocuparse de leer las largas transcripciones completas -de más de 200 páginas- por sí mismos.

Morrison -experto en Europa y Rusia- fue una de las personas que escuchó la conversación telefónica del 25 de julio de 2019 entre el presidente Trump y el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, que es fundamental para el Caso Ucrania.

Morrison declaró en la investigación de juicio político contra el presidente Trump, realizada a puerta cerrada el 31 de octubre.

El comité retuvo la transcripción desde el 31 de octubre y solo la publicó después de que comenzaran las primeras audiencias públicas la semana pasada.

Según las transcripciones oficiales de su testimonio, antes de la investigación de juicio político, Morrison declaró: “Quiero ser claro, no me preocupaba que se discutiera nada ilegal”, en la llamada telefónica entre el presidente Trump y el presidente Zelensky, de acuerdo a Bloomberg.

Morrison también testificó que los funcionarios ucranianos no sabían que el gobierno de Trump había retrasado ciertos fondos militares hasta fines de agosto de 2019, más de un mes después de la llamada de Trump-Zelensky.

Por esa llamada es que los demócratas están llevando adelante el juicio político al presidente Trump, alegando que el presidente estadounidense supeditó la ayuda internacional a Ucrania a cambio de un ‘favor personal’ al pedir investigar a Joe Biden y su hijo, quien fue contratado por una empresa ucraniana de energía sin tener conocimientos en el sector.

Transcripciones

El testimonio de Morrison era muy bueno para la defensa del presidente Donald Trump, según los republicanos. El representante Mark Meadows (R-NC) y otros habrían hecho un buen uso de él si hubiesen tenido la transcripción disponible, pero esta no fue proporcionada a tiempo, de acuerdo con el medio alternativo Breitbart.

Los demócratas tenían la posesión exclusiva del documento, ya que Schiff no permite que se envíen copias de las transcripciones a los republicanos, ya sea en papel o en formato electrónico.

Con el fin de controlar el flujo de información, los demócratas establecieron la regla de que si los republicanos querían leer las transcripciones, debían hacerlo una por una, en presencia de un miembro del comité demócrata.

En el caso de Morrison, los demócratas publicaron “extractos clave” que resaltaron los pocos hechos en su testimonio que, según creen, ayudan a impulsar el caso de juicio político.

El principal de ellos es que Morrison confirmó que escuchó al embajador de los EE. UU. en la Unión Europea, Gordon Sondland, afirmar que le dijo a un funcionario ucraniano, en una reunión privada “lateral”, que la ayuda se liberaría si el fiscal general ucraniano anunciara públicamente una investigación sobre Burisma Holdings, la empresa donde trabajaba Hunter Biden, hijo del exvicepresidente Biden.

Sin embargo estos informes minimizan u omiten las partes más importantes del testimonio de Morrison para la defensa de Trump. Breitbart hizo un resumen de algunos puntos importantes. Entre ellos están:

  • Morrison declaró: “No me preocupaba que se discutiera nada ilegal” en la llamada telefónica del 25 de julio entre el presidente Trump y el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, la que él mismo escuchó. Esa declaración no aparece en ninguna parte del documento de los “extractos clave” de los demócratas. También declaró que “no tenía una opinión” sobre si los comentarios del presidente Trump a Zelensky en la llamada telefónica eran “inapropiados”.
  • Morrison testificó que temía que la conversación se filtrara, no porque pensara que el presidente había hecho algo malo, como implica el documento de los “extractos clave” de los demócratas, sino porque sabía lo que sucedería, dado el “entorno polarizado de Washington”.
  • Morrison testificó que otra ayuda extranjera ofrecida por Estados Unidos en ese momento estaba bajo revisión, no solo a Ucrania. Y confirmó el testimonio anterior de que la ayuda retenida no incluía los misiles antitanque Javelin esenciales, que se enviaban a Ucrania a través de un proceso de adquisición por separado.
  • Morrison declaró que no le preocupaba que el presidente Trump le pidiera al presidente Zelensky, durante la llamada telefónica del 25 de julio, que se reuniera con su abogado personal, el ex alcalde de la ciudad de Nueva York, Rudy Giuliani.
  • Morrison mantuvo a los abogados de NSC informados sobre lo que estaba sucediendo, no porque le preocupara que el presidente Trump hubiera hecho algo malo, sino porque quería “proteger al presidente” de lo que estaba haciendo Sondland.

Mañana martes, Morrison testificará en la audiencia pública en el Capitolio. Todos los espectadores podrán escuchar el testimonio que el testigo hará bajo juramento y sacar sus propias conclusiones.

Redacción BLes