Johnson y Grassley piden registro de reuniones oficiales de Obama con funcionarios ucranianos y el DNC

El Presidente del Comité de Finanzas del Senado, Chuck Grassley (R-Iowa), durante un foro sobre el futuro de la atención médica y los precios de los medicamentos en Estados Unidos, en Washington el 5 de junio de 2019. (Mark Wilson/Getty Images)

Los senadores republicanos Chuck Grassley (R-Iowa) y Ron Johnson (R-Wis.) pidieron registros de las reuniones de la Casa Blanca en 2016 entre funcionarios de la administración Obama, representantes del gobierno ucraniano y funcionarios del Comité Nacional Demócrata (DNC por sus siglas en inglés).

Johnson, presidente del Comité de Seguridad Nacional del Senado, y Grassley, presidente del Comité de Finanzas del Senado, pidieron al archivista David Ferraro que elaborara registros para “comprender mejor la naturaleza de estas reuniones, incluyendo quiénes asistieron y qué se discutió”, en una carta enviada el jueves (pdf).

“Según informes recientes, en enero de 2016, funcionarios gubernamentales ucranianos e investigadores de la corrupción se reunieron con miembros del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) del ex presidente Obama, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), el Departamento de Estado y el Departamento de Justicia (DOJ). Los funcionarios de la Administración de Obama también se reunieron con Alexandra Chalupa, una contratista del DNC, quien supuestamente trabajó con funcionarios ucranianos para socavar la campaña de Trump”, dijo Grassley en un comunicado de prensa.

Su carta, citando esos informes, explicaba que en 2016, “algunos de los principales fiscales e investigadores de corrupción de Ucrania [se reunieron] cara a cara con miembros del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) del ex presidente Obama, el FBI, el Departamento de Estado y el Departamento de Justicia (DOJ)”.

Algunas de las reuniones supuestamente incluyeron a Alexandra Chalupa, una contratista del DNC. Dijeron que Chalupa, que es ucraniana-estadounidense, ha sido acusada de trabajar con funcionarios ucranianos para socavar la campaña de Trump en 2016.

Durante la reunión de enero de 2016, los senadores dijeron que los funcionarios también sacaron a relucir las investigaciones sobre Burisma, una empresa de gas ucraniana que había contratado a Hunter Biden, que era miembro de la junta directiva.

La carta se centra en Andrii Telizhenko, un exfuncionario de la embajada ucraniana en Washington que ha afirmado haber sido testigo de supuestos intentos entre el DNC y el gobierno ucraniano.

“Los funcionarios estadounidenses les dijeron a los ucranianos que preferirían que Kyiv soltara la investigación a Burisma y permitiera que el FBI se hiciera cargo de ella”, dijeron los dos senadores en su carta.

Los senadores solicitan ahora que se registren las cinco reuniones de la Casa Blanca que figuran en la carta y todos los registros relacionados con las reuniones entre funcionarios de la Casa Blanca, Andrii Telizhenko, Nazar Kholodnytskyy, Oksana Shulyar y Valeriy Chaly.

“Por favor, proporcionen estos documentos lo antes posible, pero no después de las 5:00 p.m. del 5 de diciembre de 2019”, solicitaron los senadores en la carta.

Hunter y Joe Biden son una de las figuras clave mencionadas en la investigación del impeachment al presidente Donald Trump dirigida por los demócratas de la Cámara de Representantes. Los demócratas han alegado que Trump presionó al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky para que investigara a los Biden a cambio de ayuda militar. Varios testigos declararon que suponían que la administración Trump estaba comprometida en un acuerdo quid pro quo con Ucrania, que la Casa Blanca, los funcionarios ucranianos y Trump han negado.

El Fiscal General Ruslan Ryaboshapka, mientras tanto, anunció el miércoles que el fundador de Burisma, Mykola Zlochevsky, es sospechoso del “robo de fondos al gobierno a gran escala”, pero no dio más detalles, reportó Reuters. El paradero de Zlochevsky es desconocido.

Jack Phillips – La Gran Época