“Esta gente está enferma”, dice Trump sobre los medios que reportaron que había tenido un ataque al corazón

El presidente Donald J. Trump el jueves 7 de noviembre de 2019 en el Salón Este de la Casa Blanca. (Foto oficial de la Casa Blanca por Tia Dufour)

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump desmintió el lunes los rumores difundidos por los medios de que había sufrido un ataque al corazón el fin de semana y los calificó de “enfermos” por inventarse semejante historia.

En declaraciones desde la Casa Blanca, el presidente Trump explicó cómo una visita médica que forma parte de sus exámenes de salud periódicos fue sacada de quicio por los medios de comunicación, como la CNN, que reportaron que el mandatario habría tenido un fallo cardíaco.

El presidente, que aprovechó su presencia en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, Maryland, el pasado fin de semana para visitar al personal del centro y a la familia de un militar que estaba siendo operado por una grave herida que sufrió en Afganistán, desmintió todos los rumores.

“Fui para un examen físico y regresé. Mi esposa dijo: ‘Querido, ¿estás bien? ¿Qué ha pasado? Informan que puedes haber tenido un ataque cardíaco”’, dijo Trump a los periodistas el martes.

“Solo estuve allí por un período de tiempo muy corto. Fui, hice solo una parte de la rutina – solo una parte, el resto se llevará a cabo en enero – hice un examen físico muy rutinario”, explicó Trump.

El presidente contó cómo recibió la llamada del departamento de Relaciones Públicas de la Casa Blanca preguntándole si estaba bien.

“‘La CNN dice que usted habría sufrido un ataque al corazón’”, aseguró el presidente que le dijeron por teléfono.

“Esta gente está enferma”, dijo Donald Trump y añadió que los medios de comunicación en Estados Unidos “son peligrosos”.

“No tenemos libertad de prensa en este país, tenemos lo contrario”, aseguró el presidente y añadió que los medios están corruptos y que eso es muy peligroso para el país.

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham aseguró en un comunicado que el presidente se encuentra en perfecto estado de salud.

“Anticipándose a un 2020 muy ocupado, el presidente aprovechó un fin de semana libre aquí en Washington, DC, para comenzar partes de su examen físico anual de rutina en Walter Reed”, afirmó Grisham según Reuters.

Redacción BLes