Cómo la patrulla fronteriza de EEUU salva a niños migrantes de abuso sexual

Hasta 270 años de prisión fue la condena más severa contra un hombre acusado de abusar de menores, que fue capturado por ICE. (EFE)

De un total de 4 224 investigaciones de explotación infantil, hubo 3 771 arrestos y 1 066 víctimas fueron rescatadas.

La situación de los niños migrantes en la frontera entre México y EE. UU. ha generado fuertes reacciones respecto a la política migratoria de los EE. UU. Lo que tiene menor visibilidad es el peligro al cual están expuestos en el camino y cómo la patrulla fronteriza rescata a los menores, particularmente de redes de abuso sexual.

Solo en el año fiscal 2019, que terminó en septiembre, 1 066 víctimas fueron rescatadas. De un total de 4 224 investigaciones de explotación infantil, hubo 3 771 arrestos. Las detenciones aumentaron 18 % respecto al año pasado.

Bajo la «Operación Depredador», las autoridades combaten el abuso sexual

Así lo anunció el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). Dentro de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés), es la rama a cargo de combatir la actividad criminal transfronteriza y también la rama de investigación del Departamento de Seguridad Nacional (HSD).

«HSI se compromete a erradicar a las personas de nuestras comunidades que buscan aprovecharse de los niños», dijo el agente especial en funciones a cargo de HSI Seattle Eben Roberts.

«Los agentes de HSI, en cooperación con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley, trabajan incansablemente para encontrar y llevar ante la justicia a las personas que cometen estos crímenes atroces. Además, estamos dedicados a rescatar de la forma más perjudicial a nuestra población más preciada, nuestros hijos, y aquellos que buscan dañarlos deberían considerar esto como una advertencia «.

“Los niños inocentes que son explotados sexualmente, ya sea físicamente o mediante la diseminación de material de abuso sexual infantil, pueden sufrir traumas irreparables”, dijo Jack D. Staton, agente especial encargado de ICE HSI El Paso.

“Bajo nuestro programa continuo Operación Depredador, nuestros agentes especiales de HSI continúan trabajando en conjunto con nuestros socios policiales para rescatar a niños victimizados y dirigirnos agresivamente contra pederastas por sus crímenes atroces”, anuncia en la versión en español del sitio oficial.

De acuerdo al comunicado de ICE, algunos de los sentenciados son:

Un hombre de 44 años condenado a 270 años en una prisión federal «por los repetidos abusos sexuales, explotación y tortura de tres niños pequeños».

Un hombre de 54 años que «fotografió y guardó imágenes de su abuso sexual de víctimas menores de entre 13 y 16 años».

Un hombre de 36 años condenado a 20 años por cargos de pornografía infantil.

Una situación en la que los agentes de HSI identificaron y rescataron a dos víctimas de un delincuente sexual registrado, «una de las cuales era su propia hija pequeña».

El gobierno lanzó el «Centro de Vigilancia de Ángeles» para combatir el «turismo sexual»contra menores

«Angel Watch» se lanzó para armar una red contra el abuso sexual infantil. (ICE)

En un comunicado adicional, ICE anunció la apertura de un nuevo centro abocado a combatir el abuso sexual infantil: «Angel Watch Center», operará dentro del Centro de Delitos Cibernéticos de la agencia, destinado a reforzar la «capacidad de los agentes de ICE para proteger a los niños inocentes de ser víctimas de depredadores peligrosos».

El director interino de ICE, Matthew Albence, explicó que «la responsabilidad principal del Centro Angel Watch es notificar a los países extranjeros sobre el viaje anticipado de los delincuentes sexuales condenados y registrados».

Aunque el foco de ICE es hacer cumplir la ley de inmigración, Albence explicó que «los analistas, investigadores y agentes especiales de ICE HSI poseen autoridades policiales únicas con respecto a la actividad criminal transfronteriza y tienen jurisdicción de larga data para investigar a los delincuentes sexuales que viajan».

De modo que contrario a lo expuesto mayormente en medios masivos, que alegan que los niños migrantes reciben un trato deshumanizado en los centros de detención, quienes patrullan la zona afirman que la verdadera deshumanización sucede en el cruce ilegal.

«No creo que todos entiendan lo que está sucediendo aquí. Muchos de estos niños vienen aquí y pasan por situaciones terribles por parte de sus padres: son traídos para acá en condiciones extremadamente peligrosas, en un terreno extremadamente peligroso. Y todo esto se puede evitar si pasan por el puerto de entrada. No cometerían ningún delito y no serían separados. No entiendo por qué hacen eso», explicó el portavoz del Consejo Nacional de Patrulla Fronteriza estadounidense, Chris Cabrera, un latino comprometido a salvar a los niños migrantes.

Mamela Fiallo Flor – PanamPost