“Vaya una semana a Venezuela sin escolta” dice un congresista venezolano en el exilio a Bernie Sanders

El candidato presidencial demócrata, el senador Bernie Sanders el miércoles 17 de julio de 2019 en la Universidad George Washington en Washington. (AP / Patrick Semansky)

El congresista venezolano José Guerra invita a Bernie Sanders, quien se ha negado a condenar el régimen de Nicolas Maduro, a pasar una semana en Venezuela sin escolta para que viva en primera persona el régimen socialista que defiende.

En una entrevista con Nicholas Ballasy de PJ Media publicada el martes, Guerra, que se tuvo que exiliar de Venezuela cuando el Tribunal Supremo rescindió su inmunidad parlamentaria, aseguró que el régimen de Nicolás Maduro es un dictadura.

“Quizás no entiendan lo que está sucediendo en Venezuela. Es una dictadura. No hay separación de poderes (…) y hay más de 400 prisioneros políticos que han sido procesados ​​como yo. Es una nueva dictadura”, afirmó el congresista.

Ballasy preguntó a Guerra su opinión sobre activistas como Jesse Jackson y políticos como Bernie Sanders, aspirante a ser el candidato presidencial del Partido Demócrata para los comicios de 2020, que se han resistido a calificar a Maduro de ‘dictador’.

“No sé si Jesse Jackson y Bernie Sanders saben muy bien lo que está sucediendo en Venezuela”, dijo Guerra.

“Sugiero que Bernie Sanders tome una semana y vaya a Venezuela sin guardaespaldas y salga a la calle, hable con un teléfono celular y vea qué está pasando con Bernie Sanders, ¿de acuerdo?”, añadió el exiliado político.

José Guerra era miembro de la comisión de finanzas de la asamblea venezolana, pero tuvo que huir en junio, según explicó Reuters.

“Las acciones de la corte intentan desmantelar una comisión que ha publicado estadísticas a pesar de la opacidad y que ha denunciado la mala gestión financiera de este gobierno”, explicó Guerra a Reuters desde el exilio en Washington.

En 2017 el régimen de Maduro anuló las decisiones de la Asamblea Nacional y limitó sus competencias de supervisión del gasto público, según Reuters.

Paralelamente creó un nuevo órgano, supuestamente encargado de redactar una nueva constitución de la que Maduro tiene el control total y que la oposición no reconoce como legítima, la Asamblea Constituyente.

Según un informe de Human Rights Watch de 2017, Venezuela ha caído en una dictadura que “está reforzando su dominio sobre las instituciones básicas de democracia del país a una velocidad aterradora”.

La administración Trump y más de 50 gobiernos apoyan a Juan Guaidó, el jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela, luego de que se declarara presidente interino del país el 23 de enero.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a menudo se ha referido al colapso de Venezuela, uno de los países más ricos de Latinoamérica antes de la revolución bolivariana, como un ejemplo sorprendente del peligro del socialismo.

“Uno de los desafíos más serios que enfrentan nuestros países es el espectro del socialismo. Es el destructor de naciones y destructor de sociedades”, dijo el presidente en la 74ª Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“Los eventos en Venezuela nos recuerdan a todos que el socialismo y el comunismo no se trata de justicia, no se trata de igualdad, no se trata de ayudar a los pobres, y ciertamente no se trata del bien de la nación. El socialismo y el comunismo son solo una cosa: el poder para la clase dominante”, continuó.

El presidente Trump declaró firmemente en el discurso: “Hoy, repito un mensaje para el mundo que he entregado en casa: Estados Unidos nunca será un país socialista”.

Redacción BLes