Un párroco le negó la comunión a Joe Biden por su postura sobre el aborto

Joe Biden lidera las encuestas de las primarias junto a Elizabeth Warren (foto: Mark Makela/The New York Times)

Joe Biden, uno de los favoritos en la primaria demócrata para enfrentar a Donald Trump en las presidenciales del próximo año, sufrió un incómodo momento este domingo cuando un párroco de Carolina del Sur se negó a darle la comunión por su postura frente al aborto.

Lamentablemente, el domingo pasado tuve que rechazar la Sagrada Comunión al ex vicepresidente Joe Biden”, declaró el padre Robert Morey, de la iglesia San Antonio en la localidad de Florence.

En una carta enviada al portal SCNow, el pastor dijo que es su responsabilidad guiar a las almas de los fieles y explicó sus argumentos. “La Sagrada Comunión significa que somos uno con Dios, unos con otros y con la Iglesia. Nuestras acciones deberían reflejar eso. Cualquier figura pública que aboga por el aborto se coloca fuera de la enseñanza de la Iglesia”.

Por el momento, la campaña del ex vicepresidente de Barack Obama no confirmó el incidente y se limitó a decir que sus actividades religiosas son a título privado.

Por el momento, la campaña del ex vicepresidente de Barack Obama no confirmó el incidente y se limitó a decir que sus actividades religiosas son a título privado.

Desde los días de John F. Kennedy (único presidente católico de la historia), los demócratas católicos han luchado para reconciliar las enseñanzas de su iglesia con la política de su partido. Esa tensión ha sido especialmente aguda cuando se trata del aborto, con algunos obispos amenazando con negar la comunión al entonces senador John Kerry por su apoyo al derecho al aborto cuando fue candidato a presidente en 2004.

Pero la iglesia se ha enfrentado a un cambio significativo en los 15 años transcurridos desde entonces, planteando preguntas acerca de si el paso a la izquierda de Biden en el aborto es una desventaja para algunos votantes de fe o un obstáculo más menor en un momento en que los católicos, como el electorado en todo el país, están cada vez más polarizados políticamente en la era del presidente Donald Trump.

Biden ha demostrado una profunda conexión pública con su fe, que se remonta a los primeros días de su carrera política. Asiste regularmente a misa, se ha reunido con el papa Francisco y su predecesor Benedicto XVI, y ha acreditado al catolicismo por ayudarlo a sanar después de la muerte de su hijo Beau en 2015.

(Reuters)

(Reuters)

“Estoy dispuesto a aceptar para mí, personalmente, la doctrina de mi iglesia” sobre cuándo comienza la vida, dijo Biden, “pero no estoy dispuesto a imponer eso a cualquier otra persona”. También reiteró su apoyo a hacer que el fallo Roe v. Wade, que sentó jurisprudencia para habilitar el aborto, sea convertido en ley federal.

El aborto no es el único tema en el que Biden se ha separado de la postura oficial de su iglesia. Desde hace mucho tiempo apoya los derechos de los LGBTQ, incluyendo el matrimonio entre personas del mismo sexo. “Las circunstancias han cambiado”, suele decir para referirse a asuntos álgidos.

Biden también es el único católico entre los candidatos con más probabilidades de ganar la nominación demócrata. La senadora Elizabeth Warren de Massachusetts es metodista. El senador estadounidense Bernie Sanders de Vermont fue criado en la fe judía, pero se ha descrito a sí mismo como no particularmente religioso. El alcalde Pete Buttigieg fue bautizado como católico pero asiste a una iglesia episcopal. Andrew Yang se identifica como espiritual pero no religioso. La senadora Kamala Harris es bautista.

Infobae (Con información de AP)