Un líder de Al Qaeda en Túnez fue abatido durante una operación militar

Murad al Shayeb (Guardia Nacional de Túnez)

Murad al Shayeb era uno de los cabecillas del Batallón Uqba bin Nafti, un grupo terrorista nacido en 2012 con el objetivo de perpetrar atentados en el país árabe. El gobierno tunecino dijo que la operación militar fue parte de una operación más grande en curso en la región.

Un líder de alto rango del grupo terrorista Batallón Uqba bin Nafti (KUBN), la sucursal de Al Qaeda en Túnez, fue abatido este domingo por tropas tunecinas, informó el Ministerio de Interior del país norteafricano.

Murad al Shayeb fue abatido en la gobernación de Kasserine, cerca de la frontera con Argelia, de acuerdo a reportes citados por el sitio especializado Long War Journal. El gobierno tunecino dijo que la operación militar fue parte de una operación más grande en curso en la región.

La Guardia Nacional de Túnez publicó una foto que dice mostrar el cadáver de Shayeb. Sin embargo, la muerte del terrorista, quien ya había sido reportado muerto en 2017, aún no fue confirmada por el grupo yihadista.

De confirmarse, la muerte de Shayeb representaría otro duro golpe para el grupo terrorista, que sufrió duros reveses en los últimos meses.

Se cree que Murad al Shayeb, un ciudadano argelino, es uno de los principales líderes de KUBN. Según escribió el Long War Journal, Murad es el hermano del primer jefe de KUBN, Khaled al Shayeb (también conocido como Luqman Abu Sakhr). Khaled fue asesinado por las fuerzas de seguridad tunecinas a principios de 2015.

Según el gobierno tunecino, Murad al Shayeb estuvo detrás de varios atentados terroristas desde 2013. Entre esos ataques hubo un asalto a un ex ministro del Interior en 2014 y varias emboscadas en la región montañosa de Chaambi, en el centro oeste del país, cerca de la frontera con Argelia.

El Batallón Uqba bin Nafti nació en 2012 con el objetivo de perpetrar atentados en el país árabe. Algunos de sus miembros juraron lealtad al Estado Islámico. En 2015 alabó el ataque contra el Museo del Bardo en Túnez que acabó con la vida de 23 personas e instó a los fanáticos musulmanes a cometer nuevas agresiones contra turistas.

Infobae