Trump pide a la Corte Suprema que tome una decisión a su favor sobre DACA y dice que se puede llegar a un acuerdo bipartidista

La Corte Suprema de los Estados Unidos en Washington el 4 de diciembre de 2018. (Samira Bouaou/La Gran Época)

El presidente Donald Trump instó a la Corte Suprema a eliminar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) de la era Obama, reiterando que se podría llegar a un acuerdo bipartidista si el tribunal superior dictamina a su favor.

Sus comentarios se producen semanas antes de la audiencia de noviembre del tribunal superior para revisar la constitucionalidad del programa de inmigración que durante siete años había proporcionado amnistía a miles de inmigrantes ilegales que fueron traídos a los Estados Unidos como menores e impide que sean deportados.

“Si la Corte Suprema defiende a DACA, le otorga al Presidente poderes extraordinarios, mucho más grandes de lo que nunca se pensó”, escribió Trump en una publicación de Twitter el miércoles.

“Si hacen lo correcto y no dejan que DACA se mantenga, con todas sus implicaciones legales negativas, los republicanos y los demócratas tendrán un TRATO para dejarlos quedarse en nuestro país, en muy poco tiempo. ¡Realmente beneficiaría a DACA y se haría de la manera correcta!”, agregó.

El presidente nuevamente señaló que el presidente Barack Obama había admitido previamente que no tenía derecho a firmar DACA, pero que procedió de todos modos.

“El presidente Obama dijo que no tenía derecho a firmar DACA, que nunca se mantendrá en la corte. ¡Lo firmó de todos modos!”, dijo Trump.

Antes de firmar la orden ejecutiva para implementar el programa en 2012, Obama reconoció que carecía de la autoridad constitucional y legal para crear el programa de inmigración. Según la Fundación Heritage, Obama declaró en 2010 que “no soy el rey. No puedo hacer estas cosas solo” mientras respondía a las demandas para implementar reformas de inmigración. Luego, en 2011, dijo, “[con] respecto a la idea de que puedo suspender las deportaciones por orden ejecutiva, ese no es el caso”.

Más tarde ese año, Obama dijo que no podía “pasar por alto el Congreso y cambiar la ley [de inmigración] yo mismo (…) Así no es como funciona una democracia”. Pero en 2012, lo hizo de todos modos por acción ejecutiva.

Los jueces de la Corte Suprema dieron un nuevo mandato el lunes, donde están preparados para escuchar varios casos de alto perfil sobre temas importantes. Durante la semana pasada, académicos de derecho, universidades, abogados y otros partidarios del programa DACA han presentado informes amicus para instar a la Corte Suprema a apoyar a los beneficiarios de DACA.

Hubo alrededor de 700.000 receptores de DACA en septiembre de 2017, cuando la administración Trump anunció el fin del programa diciendo que rechazaría todas las solicitudes nuevas y tomaría las medidas apropiadas para eliminar el programa, según los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) (pdf).

El entonces Fiscal General, Jeff Sessions, escribió en una carta (pdf) al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en ese momento explicando los motivos de la terminación.

“DACA fue efectuado por la administración anterior a través de una acción ejecutiva, sin la autoridad legal adecuada y sin una fecha de finalización establecida, después del rechazo reiterado del Congreso de la legislación propuesta que habría logrado un resultado similar. Tal elusión abierta de las leyes de inmigración fue un ejercicio inconstitucional de autoridad por parte del Poder Ejecutivo”, escribió.

Muchos se opusieron a la decisión de finalizar el programa. Múltiples tribunales federales dictaminaron en contra de la decisión de Trump de poner fin a DACA, y algunos jueces federales dictaminaron que Trump no podía finalizar el programa y ordenaron a USCIS que continuara aceptando y adjudicando las solicitudes de renovación de DACA.

El 28 de junio, la Corte Suprema decidió revisar la constitucionalidad de DACA, que fue ampliamente vista como una victoria temporal para la administración Trump. Una decisión sobre este caso probablemente llegará en 2020.

El mes pasado, Trump dijo que un proyecto de ley bipartidista que “beneficiaría a todos” será posible si la Corte Suprema falla a su favor.

“DACA irá ante la Corte Suprema. Es un documento que incluso el presidente Obama no sintió que tenía el derecho legal de firmar, ¡lo firmó de todos modos! ¡Tengan la seguridad de que si la CS hace lo que todos dicen que debe, de acuerdo con la ley, se hará un acuerdo bipartidista en beneficio de todos!”, escribió Trump en Twitter.

Janita Kan – La Gran Época