Trump cuestiona la salud mental de congresista demócrata Nancy Pelosi: “Necesita ayuda rápidamente”

Foto de archivo del 24 de mayo de 2019: presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California. (Foto AP / Matt Slocum, archivo)

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, calificó a la congresista Nancy Pelosi como una “persona muy enferma“, luego de que ella y otros partidarios demócratas de alto rango se retiraran precipitadamente este miércoles de una tensa reunión en la Casa Blanca con respecto a la decisión de retirar las tropas de Siria.

La cita con los líderes demócratas fue convocada por la Casa Blanca para hablar de la decisión del presidente de retirar las tropas de Estados Unidos del norte de Siria, donde Turquía desarrollaba una ofensiva desde el pasado 9 de octubre contra las milicias kurdosirias. Sin embargo el encuentro terminó abruptamente.

Con versiones encontradas, el republicano Kevin McCarthy afirmó que Pelosi salió furiosa del Salón Oval, mientras que el senador demócrata Chuck Schumer dijo en rueda de prensa que el mandatario tuvo un “colapso nervioso” y llamó “política de tercera clase” a Pelosi.

El presidente Trump durante la reunión dijo que hay comunistas implicados y que “a ustedes, muchachos, les podría gustar eso”, declaró el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, en una rueda de prensa tras el encuentro, de acuerdo a DW.

Pelosi abandonó las discusiones respecto al movimiento del presidente para sacar a las tropas estadounidenses de Siria, diciendo que se fue porque el presidente Trump estaba teniendo una “crisis”, sin embargo el presidente luego respondió cuestionando la aptitud mental de Pelosi.

“¡Nancy Pelosi necesita ayuda rápidamente! Hay algo mal con su ‘piso de arriba’, o simplemente no le gusta nuestro gran país”, tuiteó Trump.

“Ella tuvo un colapso total en la Casa Blanca hoy”, agregó. “Fue muy triste de ver. ¡Ruega por ella, es una persona muy enferma!

Justo antes de que los legisladores se dirigieran al encuentro, la Cámara Baja, de mayoría demócrata, había aprobado una resolución para rechazar el repliegue estadounidense del territorio sirio.

El presidente Trump sostiene la decisión de su administración de retirar las tropas estadounidenses del norte de Siria, alegando que era demasiado costoso seguir apoyando a las fuerzas lideradas por los kurdos aliados de Estados Unidos en la región que luchan contra el ISIS.

Días atrás afirmó en su cuenta de Twitter que es hora de que EE.UU. “salga de estas guerras sin fin ridículas, muchas de ellas tribales”.

“Los kurdos lucharon con nosotros, pero se les pagó enormes cantidades de dinero y equipo para hacerlo. Han estado luchando contra Turquía durante décadas”, dijo Trump en una  serie de tuits publicados el 7 de octubre.

“Turquía, Europa, Siria, Irán, Irak, Rusia y los kurdos ahora tendrán que resolver la situación”.

Acuerdo de Alto el fuego

Este jueves la Casa Blanca informó mediante un comunicado, que EE. UU. y Turquía realizaron un acuerdo histórico que pone fin a una semana de hostilidades en la región fronteriza de Siria.

De esta forma Turquía está implementando un alto el fuego inmediato, mientras ambos gobiernos están aumentando la cooperación para ayudar a detener a los combatientes del ISIS.

Este acuerdo es el resultado del liderazgo del presidente Trump durante la semana pasada y las exitosas negociaciones en Ankara dirigidas por el vicepresidente Mike Pence, el secretario de Estado Mike Pompeo y el asesor de seguridad nacional Robert O’Brien, respaldados por un equipo de expertos y diplomáticos y oficiales militares dedicados, de acuerdo a la Casa Blanca.

Redacción BLes