Jorge Ramos: La inmigración ilegal es un derecho civil

Jorge Ramos.

En esta semana de “Real America with Jorge Ramos” en Facebook Watch, el presentador del Noticiero Univisión eleva la inmigración ilegal al nivel de las luchas históricas por los derechos civiles en los Estados Unidos- intentando así establecer un derecho a la inmigración ilegal.

Vean a continuación a Ramos establecer ese nexo en su apertura del episodio:

JORGE RAMOS: El movimiento nacional por los derechos civiles ha llegado hasta la frontera del sur (EE.UU.-México). Líderes de todas las religiones se están uniendo para corregir el rumbo de los Estados Unidos.

REV. WILLIAM BARBER: Es un momento peligroso para los Estados Unidos porque está en camino a deshacer muchas cosas que se tardaron cientos de años en ganar en primer lugar. Así creo que este momento es uno en el que la pregunta es, “¿qué seremos como los Estados Unidos?”

RAMOS: El responder a esa pregunta conlleva colocar a inmigrantes y refugiados al centro del movimiento por los derechos civiles.

Han pasado 56 años desde la Marcha en Washington.

PRESIDENTE LYNDON B. JOHNSON: La Ley de Derechos Civiles es un reto a todos nosotros.

RAMOS: Y 54 años desde la Ley del Derecho al Voto.

JOHNSON: A millones de estadounidenses se les ha denegado el derecho al voto por su color (de piel).

RAMOS: Pasado más de medio siglo, el país no parece acercarse a la visión del Dr. King de una unión más perfecta.

Este episodio de “Real America” da pauta al Reverendo Barber, de extrema izquierda, y su viaje reciente al centro de detención a las afueras de El Paso, Texas- así como al intento de cambiar la conversación cuando se trata de la inmigración en general, y de la inmigración ilegal en específico. En su editorial de apertura, Ramos se apropia indebidamente de legado del Dr. Martin Luther King con el fin de lograr su objetivo de política pública. Ramos alega que el encuentro ecuménico de algún modo representa una “correción de rumbo” (course correction) de los Estados Unidos, como si el derecho soberano de un país a hacer vigentes sus fronteras fuese acaso alguna mancha moral.

Es interesante ver a Ramos, quien ha hecho alarde de su irreligiosidad y con frecuencia se queja de la fe de hispanos coservadores que votan según sus convicciones, aguantar el buche y dar pauta a religiosos que se alinean con sus objetivos políticos.

Cónsono con la visión de Ramos de lo que “Real America” es (o debe ser), el derecho a emigrar ilegalmente a los Estados Unidos es ahora un derecho civil; el cumplimiento de la frontera, por tanto, una violación de derechos civiles, y el arco moral del universo se inclina hacía unos Estados Unidos sin fronteras.

Este episodio más reciente de “Real America” es prueba adicional, como hemos visto con la pauta que se le da al Nuevo Trato Verde, al “socialismo democrático”, al aborto; y su cobertura servil para con la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, que la plataforma de Ramos en Facebook es poco más que un vehículo en el cuál dar rienda suelta a sus impulsos editoriales, alcanzar más milenios blancos “woke” que los cuatro gatos que lo veían en Fusion, y decir cosas que horrorizarían a sus televidentes en Univisión.

Jorge Bonilla – MRC Latino