Irán estaría influyendo en la campaña de EE.UU. para impedir la reelección de Donald Trump

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, camina hacia el podio antes de dirigirse a la 74ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el miércoles 25 de septiembre de 2019. (AP / Craig Ruttle)

La República Islámica de Irán estaría intentando influir en las elecciones de 2020 para impedir que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump sea reelegido, alertó un experto de Harvard.

El Dr. Majid Rafizadeh, estratega de negocios, asesor y politólogo, alertó en un artículo de opinión publicado el 10 de octubre que el régimen de los Ayatolás de Irán estaría tratando de impedir la reelección del presidente Trump en 2020.

El Dr. Rafizadeh aseguró además que no es la primera vez que lo intentan y lo consiguen y recuerda cómo el secuestro de 52 diplomáticos de la Embajada de los Estados Unidos en Teherán en 1979 fue un instrumento para impedir la reelección del presidente demócrata Jimmy Carter.

“El nuevo gobierno teocrático [de Irán] evidentemente quería proyectar el nuevo poder que poseía para manipular a su nuevo enemigo [Estados Unidos], al que llamó el ‘Gran Satanás’. Minutos después de la toma de posesión del presidente Ronald Reagan, sin embargo, el 20 de enero de 1981, Irán liberó a los rehenes. Era obvio que el movimiento de Irán para crear la crisis de rehenes y la incapacidad del presidente Jimmy Carter de traer a los ciudadanos estadounidenses a casa fue sin duda una de las razones de su derrota en las elecciones presidenciales de 1980”, explicó el experto.

El Dr. Rafizadeh afirmó que Irán está actualmente dando pasos muy contundentes en varias áreas para tratar de impedir la reelección de Donald Trump.

Ataques informáticos

Microsoft reportó el 4 de octubre que entre agosto y septiembre detectaron más de 2.700 intentos de hackear 241 cuentas de correo electrónico en su mayoría asociadas con la campaña presidencial de Trump, funcionarios estadounidenses, periodistas que cubren la política mundial y destacados iraníes que viven fuera del país, según reportó Reuters.

El comunicado de la empresa informática aseguró que habían detectado “una importante actividad cibernética por parte de un grupo de amenazas que llamamos Fósforo, que creemos que se origina en Irán y está vinculado al gobierno iraní”.

“Este esfuerzo sugiere que Fósforo está altamente motivado y dispuesto a invertir mucho tiempo y recursos en la investigación y otros medios de recopilación de información”, añadiendo que, sin embargo, los ataques no eran técnicamente muy sofisticados.

Campaña de desinformación en redes sociales

Facebook reportó en agosto que había encontrado y eliminado 652 páginas de grupos y supuestos medios de comunicación que actuaban coordinados, con origen en Irán y que tenían vínculos con los medios iraníes estatales.

Facebook también detectó actividad similar procedente de Rusia, pero no encontró conexión entre ambos países.

Por su parte, Twitter también informó que encontró miles de cuentas vinculadas al régimen totalitario de los Ayatolás que se dedicaban a difundir noticias y titulares falsos.

La popular red social, aseguró en un comunicado que detectó 770 cuentas “potencialmente provenientes de Irán” que habían publicado más de 10 millones de tuits y dos millones de imágenes con el objetivo de influir en la campaña electoral.

Aumentar la tensión en la región

De acuerdo con la visión del Dr. Rafizadeh, los Ayatolás estarían tratando de desestabilizar la región creando una escalada de tensión con el objetivo de hacer subir los precios del petróleo y el gas “para luego culpar a la administración Trump de todo ello”.

Los lanzamientos de misiles contra objetivos civiles en Arabia Saudí y el bombardeo constante del sur de Israel desde Gaza con bombas financiadas por Hamás son algunas de los ejemplos de estos intentos de desestabilizar la región y sembrar el caos.

Por otro lado, la reciente incautación del petrolero de bandera británica, Stena Empero, “parece ser parte de un esfuerzo más amplio para chantajear a EE.UU. y a la Unión Europea para que sigan fluyendo los fondos, mientras las sanciones de EE.UU. continúan haciendo daño”, explica el experto.

El régimen teocrático totalitario de los Ayatolás está sufriendo mucho debido a las sanciones que impuso la administración Trump a Irán por el reiterado incumplimiento de sus compromisos de no proliferación nuclear.

Donald Trump retiró en 2018 a Estados Unidos del Plan Conjunto de Acción Comprehensiva (JCPOA, por sus siglas en inglés) firmado en 2015 entre Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania bajo el mandato del expresidente demócrata Barack Obama.

El mandatario republicano justificó su decisión destacando entre otras cosas que, en realidad el acuerdo nuclear no incluía ninguna prohibición a Irán sobre el desarrollo de la tecnología avanzada de misiles, incluidos los misiles balísticos capaces de portar ojivas nucleares.

“El acuerdo levantó sanciones económicas paralizantes del régimen de Irán, a cambio de muy débiles límites a la actividad nuclear del régimen, y no (puso) límites a todo sus otros comportamientos malignos, incluida su siniestra actividad en Siria, Yemen y en otros lugares en todo el mundo”, dijo el presidente Donald Trump, el 8 de mayo.

En este contexto el experto alertó que “la amenaza que Irán representa para las elecciones presidenciales de los Estados Unidos es real y urgente: para que Irán se detenga, finalmente debe rendir cuentas”, advirtió el Dr. Rafizadeh.

Redacción BLes