Inmigrante ilegal protegido por una ‘iglesia santuario’ mató a un activista pro fronteras abiertas

Iglesia Unitaria Universalista de Todas las Almas en Washington, DC. (Farragutful / Creative Commons)

Un padre de familia con cinco hijos y declarado defensor de permitir la inmigración ilegal en Estados Unidos fue atropellado mortalmente por un inmigrante ilegal que estaba refugiado en una ‘iglesia santuario en Colorado Springs, Denver.

Sean Buchanan, un miembro muy querido de su comunidad y muy crítico con las política de inmigración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, murió en el acto cuando un criminal extranjero ilegal, invadió su carril y golpeó fatalmente su motocicleta mientras circulaba por la carretera 83, según informó el medio Pluralist.

Ramírez Valiente, en Estados Unidos desde 2005, es un salvadoreño que se hizo muy popular a principios de este año cuando evitó la deportación refugiándose en la Iglesia Universalista Unitaria Todas las Almas, una confesión no cristiana muy activa en defender su concepto de ‘justicia social‘, luego que su solicitud de asilo fuera denegada.

Ramírez afirmó entonces que había huido de la violencia de pandillas que hay en su país de origen y que quería quedarse en Estados Unidos para cuidar de su esposa y sus tres hijos que ya estaban en el país, explicó el medio Denver 7.

Sin embargo, cuando mató a Buchanan, Ramirez estaba conduciendo sin permiso ya que este había sido retirado en 2018 por manejar bajo los efectos de sustancias prohibidas.

También fue arrestado por imprudencia temeraria en 2011 y por violencia doméstica en 2016, aunque no fue condenado por esto último.

Una conocida de Ramírez dijo al medio Denver 7 que esta tragedia se podría haber prevenido.

“Este hombre había causado problemas en muchas ocasiones. Esto se podría haber evitado”, dijo una mujer que conocía a Ramírez y que pidió que no se revelara su identidad por miedo a represalias.

“Tendría que haber sido detenido. Estaba conduciendo sin licencia”, aseguró la mujer.

“Mi opinión personal es que no se hace lo suficiente para evitar este tipo de cosas. Si estás aquí, trabajas duro y no haces daño, está bien. Pero él había causado muchos problemas y ahora tenemos una muerte debido a esto”, agregó.

Políticas santuario impiden la deportación de ilegales criminales

Las políticas ‘santuario’ son ordenanzas, prácticas o normas municipales que prohíben a los empleados públicos, incluida la policía, colaborar con la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos, el conocido como ICE.

Estas regulaciones, adoptadas por los líderes demócratas en muchas de las ciudades y estados que gobiernan, protegen a los inmigrantes ilegales de los oficiales de inmigración y la deportación, mientras les permite vivir en los Estados Unidos ilegalmente, incluso si estos han cometido delitos y crímenes, según explica el medio Fox News.

Desde los primeros días de la presidencia de Trump, su administración ha luchado contra el concepto de “ciudad santuario” al verlas como refugios de criminales y bandas de crimen organizado como la MS-13.

Redacción BLes