Hong Kong: así desafiaron los manifestantes la prohibición de protestar con máscaras

Comparte este artículo:

HONG KONG.- Miles de manifestantes enmascarados salieron hoy a las calles de Hong Kong después de que la jefa del ejecutivo invocó poderes de emergencia rara vez utilizados para prohibir el uso de máscaras en las protestas que tienen en vilo al país desde hace meses.

En desafío a la prohibición, que debe entrar en vigencia mañana, los manifestantes atestaron las calles del distrito de negocios y otras zonas al grito de “pueblo de Hong Kong, resiste” y con máscaras de todo tipo.

La jefa del ejecutivo, Carrie Lam, dijo en conferencia de prensa, acompañada por 16 ministros de su gabinete, que la prohibición apunta a los manifestantes violentos y “servirá de disuasión eficiente a la conducta extremista”.

La prohibición rige para todas las concentraciones públicas, hayan sido autorizadas o no por la policía.

Lam enfatizó que el estado semiautónomo chino no se encuentra en estado de emergencia y que pedirá a la legislatura que ratifique el decreto.

“Debemos salvar a Hong Kong, el Hong Kong actual y el Hong Kong futuro”, dijo. “Debemos detener la violencia… no podemos permitir que la situación siga agravándose”.

Por su parte, China dio hoy su apoyo total al gobierno de Hong Kong para que prohíba el uso de máscaras durante las protestas, una decisión que considera “extremadamente necesaria”.

“El caos actual en Hong Kong no puede continuar indefinidamente”, declaró Yang Guang, vocero de la oficina del gobierno central para Hong Kong y Macao.

Dos activistas impugnaron el decreto en una corte con el fundamento de que la prohibición provocará miedo y limitará las libertades de expresión y reunión.

Un año de cárcel

El decreto castiga a quienes se cubran la cara total o parcialmente y también a quienes usen maquillaje para camuflar la identidad, en toda marcha con más de 30 personas o sentada con más de 50 participantes, con un año de cárcel. El desacato a la orden de un agente policial de descubrirse la cara con fines de identificación se podría castigar con seis meses de prisión.

“¿Arrestarán a 100.000 personas en la calle? El gobierno trata de intimidarnos, pero en este momento no creo que la gente se asuste”, dijo un manifestante que se identificó como Lui.

Lam no descartó medidas más duras si continúa la violencia. Dijo que no renunciará como reclaman los manifestantes porque “renunciar no ayudará la situación” cuando Hong Kong se encuentra “en un estado muy crítico de peligro público”.

Miles de manifestantes enmascarados empezaron a marchar por el distrito comercial antes de la conferencia de Lam. Por la noche crecieron las protestas y los manifestantes juraron que no se dejarán intimidar. Algunos quemaron una bandera china, cerraron calles con rejas metálicas, provocaron destrozos en dos estaciones del metro y prendieron fogatas en las calles.

 

Agencias AFP, ANSA y AP

Fotos: AP, REUTERS y AFP

Edición fotográfica: Fernanda Corbani


Comparte este artículo: