Evangélicos más preocupados por la atención médica, la economía que la libertad religiosa y el aborto: encuesta

Los asistentes observan durante la conferencia Evangelicals for Life 2019 en la Iglesia Bíblica McLean en McLean, Virginia, el 16 de enero de 2019. | FOTO: ERLC.

Los estadounidenses con creencias evangélicas tienen más probabilidades de preocuparse políticamente por la salud y los problemas económicos que por los problemas típicamente asociados con el compromiso político evangélico, como la libertad religiosa y el aborto, encontró una nueva encuesta.

“Nuestros encuestados nos sorprendieron por lo poco que parecían preocuparse por las causas estereotípicamente evangélicas”, escribió el profesor de la Universidad de Georgetown, Paul Miller, en un documento que analiza los resultados de la encuesta publicados por la Comisión de Ética y Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur.

LifeWay Research lanzó una nueva encuesta  este mes patrocinada por ERLC que explora las opiniones de los evangélicos estadounidenses sobre política, cortesía social, consumo de medios y su compromiso con aquellos que tienen ideas políticas opuestas.

La encuesta se realizó en noviembre pasado e incluyó respuestas de 1.317 encuestados evangélicos que fueron seleccionados para distinguir entre los encuestados con creencias evangélicas (933) y los encuestados que se autoidentificaron como cristianos evangélicos (1.001).

Se pidió específicamente a los encuestados que identificaran tres preocupaciones de política pública que “son más importantes para usted”.

La respuesta principal tanto para los evangélicos autoidentificados como para los encuestados con creencias evangélicas fue “atención médica” (51 por ciento). La segunda respuesta más común (49 por ciento para autoidentificados y 46 por ciento de aquellos con creencias evangélicas) fue “la economía”.

Cuarenta por ciento de aquellos con creencias evangélicas identificaron “seguridad nacional”, mientras que 43 por ciento de los evangélicos autoidentificados hicieron lo mismo. Cuarenta y uno por ciento de los evangélicos autoidentificados identificaron la “inmigración” como un tema de importancia para ellos, mientras que el 39 por ciento de los encuestados con creencias evangélicas dijeron lo mismo.

Solo el 33 por ciento de los evangélicos autoidentificados y los encuestados con creencias evangélicas destacaron la “libertad religiosa” como un tema de importancia para ellos.

El 29% de los evangélicos por creencias destacaron el “aborto” como un tema de importancia para ellos, mientras que el 28% de los evangélicos autoidentificados dijeron lo mismo.

Solo el cuatro por ciento de ambos grupos de encuestados identificaron los “derechos LGBT” como un tema político que es importante para ellos.

El hallazgo puede ser un poco sorprendente teniendo en cuenta que los líderes evangélicos conservadores prominentes son discutidos regularmente en los medios por sus posturas sobre la sexualidad y el aborto.

La encuesta indica que los evangélicos tienen en cuenta varias cuestiones al pensar a quién votan.

Menos del 10 por ciento de los encuestados dijeron que su apoyo a un candidato político “depende principalmente de un tema”. Ocho de cada 10 encuestados dijeron que su apoyo depende de “varios temas”.

A pesar de que la mayoría dice que su apoyo depende de “varios problemas”, los encuestados con creencias evangélicas eran más propensos (52 por ciento a 48 por ciento) a “estar de acuerdo” en que “solo apoyarán a un candidato que quiera ilegalizar el aborto”.

La encuesta también sugiere que los evangélicos se preocupan menos por otras causas que se consideran cuestiones de importancia para los seguidores de Cristo a quienes se les enseña en las Escrituras cómo alimentar a los hambrientos y vestir a los pobres.

El veinte por ciento de los evangélicos autoidentificados identificaron “proveer a los necesitados” como un tema de importancia política para ellos, mientras que el 22 por ciento de los encuestados con creencias evangélicas dijeron lo mismo.

Solo el 18 por ciento de los evangélicos autoidentificados identificaron “abordar la división racial” como un tema de importancia para ellos, mientras que el 21 por ciento de los evangélicos por creencia dijeron lo mismo.

Miller enfatizó en su libro blanco que, desglosado por fallas raciales y étnicas, la encuesta muestra que los evangélicos blancos tienden a tener un “conjunto de prioridades políticas” diferentes que los evangélicos no blancos.

“Los evangélicos blancos son mucho más propensos a enumerar el aborto, la libertad religiosa, la seguridad nacional o la inmigración como una de las principales preocupaciones que los evangélicos afroamericanos o los protestantes negros”, agregó Miller.

“Los afroamericanos tienen más probabilidades de enumerar la ayuda a los necesitados, la atención médica y la injusticia racial. Los evangélicos que asisten a la iglesia con mayor frecuencia tienen menos probabilidades de decir que ayudar a los necesitados es una de las principales preocupaciones. Con un 11 por ciento, los evangélicos blancos son los menos propensos a decir que la injusticia racial es una de las principales preocupaciones “.

Los evangélicos se han asociado cada vez más en los medios con la presidencia de Donald Trump y los principios socialmente conservadores. Sin embargo, la encuesta muestra que menos de la mitad (48 por ciento) de los encuestados con creencias evangélicas se consideran republicanos, mientras que solo el 50 por ciento de los evangélicos autoidentificados se consideran parte del Partido Republicano.

El 31 por ciento de los encuestados con creencias evangélicas dijeron que eran demócratas y el 18 por ciento dijo que eran independientes. El cinco por ciento de los encuestados con creencias evangélicas dijeron que están afiliados a otra parte o que no están seguros de a qué parte están afiliados.

El 62% de los encuestados con creencias evangélicas que votaron dijeron que votaron por Trump en las elecciones presidenciales de 2016. Para los evangélicos autoidentificados que votaron, no hubo mucha diferencia, ya que el 64 por ciento dijo que votó por Trump.

Mientras tanto, el 31 por ciento de los encuestados con creencias evangélicas que votaron dijeron que votaron por la demócrata Hillary Clinton en 2016 y el 27 por ciento de los evangélicos autoidentificados dijeron lo mismo.

Entre los encuestados blancos con creencias evangélicas que votaron, el 80 por ciento dijo que votó por Trump en 2016, mientras que el 76 por ciento de los evangélicos blancos autoidentificados que votaron dijeron lo mismo.

“Los resultados de este proyecto de encuestas en ocasiones fueron alentadores, con frecuencia sorprendentes y en algunos casos muy acusadores”, dijo el presidente de ERLC Russell Moore en un comunicado . “Lo que muestra claramente esta encuesta es que hay fuerzas que separan a la iglesia una de la otra. Eso no debería sorprendernos. Pero debería condenarnos.

La encuesta tiene un margen de error de 3.6 puntos porcentuales para aquellos encuestados con creencias evangélicas y un margen de error de 3.2 puntos porcentuales para evangélicos autoidentificados.

The ChristianPost