El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, reiteró que Donald Trump no lo presionó para investigar a Joe Biden

El presidente ucraniano Volodimir Zwlensky (AFP)

“Jamás me presionaron. No había condiciones”, manifestó el mandatario, quien aclaró que la venta de misiles de Estados Unidos a Ucrania “no es un agradecimiento por la investigación del caso” del ex vicepresidente norteamericano y su hijo.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, reiteró este domingo que su par estadounidense, Donald Trump, nunca lo presionó para que se investigara un presunto caso de corrupción del hijo de Joe Biden, ex vicepresidente estadounidense y posible rival de Trump en las elecciones presidenciales de 2020.

“Jamás me presionaron. No había condiciones” para un encuentro con Trump o para la venta de armas, afirmó nuevamente Zelensky en una entrevista con la agencia de noticias japonesa Kiodo realizada en Kiev.

“No puede presionarme. Soy el presidente de un país soberano”, explicó. “La venta de misiles anticarro de Estados Unidos a Ucrania no es un agradecimiento por la investigación del caso de Joe Biden”, remarcó.

Además, Zelensky ha señalado que la Constitución ucraniana no otorga al presidente competencias para indicar al fiscal general ni a ninguna otra instancia si investigar o no un caso en particular. Así, ha explicado que lo que quiso decir a Trump durante la conversación telefónica es que “cualquier investigación es posible, si es necesario, ya que Ucrania tendrá un nuevo y justo fiscal general”.

Donald Trump junto a Volodimir Zelensky durante una reunión en Nueva York al margen de la Asamblea de las Naciones Unidas, el 25 de septiembre pasado (Photo by SAUL LOEB / AFP)

Donald Trump junto a Volodimir Zelensky durante una reunión en Nueva York al margen de la Asamblea de las Naciones Unidas, el 25 de septiembre pasado (Photo by SAUL LOEB / AFP)

“Si la Fiscalía de Estados Unidos solicita cooperación en una investigación conforme con el derecho internacional, entonces, de acuerdo con la legislación nacional, Ucrania puede iniciar una investigación formando una comisión conjunta de investigación”, añadió en relación al contenido de la conversación con Trump.

Fue la primera vez que Zelensky habla con un medio extranjero sobre la llamada del pasado 25 de julio entre Trump y él mismo que ha originado la activación de las gestiones para comenzar un proceso de destitución o “impeachment” contra Trump, impulsado por el Partido Demócrata en la Cámara Baja de EEUU.

La transcripción oficial de la conversación confirma que Trump se refirió reiteradamente al hijo de Biden, pero el mandatario niega que hubiera presión. En cambio, Biden admitió públicamente en 2018 que amenazó a Ucrania con paralizar 1.000 millones de dólares en garantías de préstamos de Estados Unidos si se mantenía en el cargo el fiscal general ucraniano.

La denuncia sobre las presiones de Trump al mandatario ucraniano llegó de parte de un denunciante anónimo, al que este domingo se sumó un segundo, que estaría dispuesto a testificar ante el Congreso de EEUU.

Marz Zaid, el abogado que representa al primer informante, confirmó este domingo a la cadena ABC que su nuevo cliente también es un agente de la inteligencia estadounidense y aseguró que tiene información de primera mano sobre los supuestos intentos de Trump para perjudicar al ex vicepresidente Joe Biden, favorito en la primaria demócrata, de cara a las elecciones de 2020.

Nancy Pelosi, líder de los demócratas en la Cámara Baja (Anna Moneymaker/The New York Times)

Nancy Pelosi, líder de los demócratas en la Cámara Baja (Anna Moneymaker/The New York Times)

“Puedo confirmar que mi firma y mi equipo representan a varios denunciantes” relacionados con el caso, dijo Andrew Bakaj, socio de Zaid, sin precisar a cuántos se refería. El abogado también informó que este segundo cliente ya habló al respecto con el inspector general de la Comunidad de Inteligencia, Michael Atkinson, quien llevó al Congreso la denuncia original.

Este nuevo testimonio menoscabaría uno de las principales críticas del entorno de Trump, que señalan que la información del primer denunciante no es de primera mano. De todas formas, los documentos revelados sobre la llamada Trump-Zelensky han confirmado por ahora el contenido del reporte.

Más temprano, Trump había cargado contra un posible segundo informante y aseguró que se trata de un agente proveniente de lo que llama “Estado Profundo” o “Deep State”, un término que usa para designar a un supuesto grupo de burócratas que intenta afectar su gestión, considerado una teoría conspirativa.

Infobae (Con información de EuropaPress)