EE.UU.: El aspirante presidencial demócrata Pete Buttigieg justifica el aborto aún hasta el primer aliento del bebé

Un niño haitiano recién nacido en el Hospital Universitario de Puerto Príncipe, Haití, el 20 de enero de 2010. (Foto de la Marina de los EE.UU. Justin Stumberg/Liberado)

El aspirante demócrata a disputar la presidencia de los Estados Unidos a Donald Trump, Pete Buttigieg, defiende que se pueda matar un bebe por nacer hasta justo antes de que este respire por primera vez.

Buttigieg, alcalde de Indiana, ha sido catalogado por Michael Gordon, un exempleado de la administración Clinton como un posible favorito “sorpresa” en la carrera presidencial según un artículo de Newsweek.

“Podrías imaginarlo más enfrentarse cara a cara con [el presidente Donald] Trump”, dijo Gordon a Newsweek y añadió que “tiene una autoridad moral real en la forma en que habla, por lo que es alguien … que podría sorprender”, añadió el director ejecutivo de comunicaciones estratégicas del Gordon Group.

Sin embargo, el demócrata ha sido muy criticado por su postura radical acerca del aborto, que defiende debería ser legal y sin restricciones hasta el mismo momento de nacer y que, además, utiliza la Biblia para justificarlo.

“… Obviamente es un tema difícil para mucha gente para pensar moralmente”, explicó Buttigieg en una entrevista de radio en el programa Breakfast Club Power en septiembre.

“Por otra parte, hay muchas partes de la Biblia que hablan de cómo la vida comienza con la respiración, y hasta eso es algo que podemos interpretar de manera diferente”, añadió el aspirante demócrata.

De hecho su propio cuñado, el pastor Ryan Glezman pidió a Buttigieg en el programa de Tucker Carlson en Fox News compartido por The Daily Caller que “reconsidere su posición y la forma en que está tergiversando las escrituras para impulsar esta plataforma pro-aborto”.

El pastor recordó varios pasajes bíblicos de los Salmos donde se habla de las personas “hechas con temor y maravillosamente a la imagen de Dios” y “tejidas juntas en el vientre de la mujer”.

“No sé cómo puedes leer esto y salir de eso con cualquier otra comprensión de que la vida comienza en la concepción”, destacó Glezman, llamando a la interpretación de Buttigieg “absurda y extravagante”.

“Necesitamos crear una cultura que hable de la vida humana y de los seres humanos que tienen valor”, añadió Glezman.

“Tenemos que defender a todos los nacidos y todos los no nacidos … Pete tiene que tomar una decisión. ¿Va a defender a los más vulnerables o buscar el poder y distorsionar las escrituras para cumplir con su propia agenda política? Y eso es exactamente lo que estamos viendo, no solo con Pete sino con todo el Partido Demócrata en el futuro”, agregó.

Buttigieg no solo apoya el aborto y a la polémica multinacional abortista Planned Parenthood, sino que defiende que son los contribuyentes los que tendrían que financiar los abortos, por lo que es partidario de derogar la Enmienda Hyde, que bloquea la financiación federal de Medicaid para abortos aprobada en 1976, según informó The Daily Caller.

Un estudio de Gallup de 2018 encontró que solo el 13 por ciento de los estadounidenses piensa que el aborto debería ser legal en el tercer trimestre de un embarazo.

A pesar de esto, todos los aspirantes presidenciales demócratas insisten en posturas muy radicales con respecto a este tema.

En este sentido las senadoras demócratas Elizabeth Warren de Massachusetts y Kirsten Gillibrand de Nueva York han pedido que se promulgue una legislación federal que anule las regulaciones estatales sobre el aborto, según The Daily Caller.

Redacción BLes