Caso Ucrania: La administración Obama presionó para despedir al fiscal que investigaba al hijo de Biden, reveló diplomático

El presidente Barack Obama y el Vicepresidente Joe Biden el martes 13 de diciembre de 2016. (AP / Pablo Martinez Monsivais)

El diplomático de alto rango, George Kent, aseguró frente al comité del congreso estadounidense que investiga el caso de Ucrania que fue la administración Obama la que exigió el despido del fiscal general ucraniano y no la comunidad internacional.

Durante una sesión a puerta cerrada que duró diez horas, el funcionario del departamento de Estado que trabajaba en la cartera de Ucrania testificó que el gobierno del expresidente Barack Obama fue el que presionó en 2016 para que se destituyera al fiscal general de Ucrania, Viktor Shokin, según reveló una fuente al medio The Federalist.

Algunos aspirantes a candidato presidencial demócrata han salido en defensa de Biden afirmando que era la comunidad internacional la que estaba pidiendo la renuncia del fiscal general, sin embargo Kent desmintió esta versión.

El alto funcionario aclaró que, tanto el Fondo Monetario Internacional como las naciones de la Unión Europea, simplemente fueron respetuosas con las decisiones estadounidenses en esta materia.

La empresa estatal Burisma Holdings contrató al hijo de Joe Biden, Hunter, vicepresidente del gobierno justo después de que Obama pusiera a su padre fuera al frente de los asuntos de Ucrania en 2014.

Sin tener ninguna experiencia ni en el sector de la energía, ni en el mercado ucraniano, Hunter Biden fue nombrado miembro del consejo de administración del gigante energético y se le asignó un sueldo de 50.000 dólares al mes.

Shokin, fiscal general de Ucrania, estaba investigando a Burisma cuando Biden amenazó al entonces presidente de Ucrania, Petro Poroshenko con retener ayuda de 1.000 millones de dólares a su país si no lo despedía.

“Los miré y dije: ‘Me voy en seis horas’”, recordó Biden. “Si el fiscal no es despedido, no recibirán el dinero (…) Lo despidieron. Y pusieron en su lugar a alguien que era sólido en ese momento”, en referencia a Yuri Lutsenko, según explicó el medio The Hill.

Kent también testificó que las preocupaciones sobre la corrupción dentro de Burisma, donde Hunter Biden sirvió como miembro de la junta altamente remunerado durante cinco años, se expresaron abiertamente mucho antes de que Trump se convirtiera en presidente, de acuerdo con The Federalist.

De hecho, el diplomático destacó que ya en 2016 él mismo alertó a su departamento sobre un evento organizado entre la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés) y Burisma que involucraba niños, algo que Kent consideró preocupante.

Redacción BLes