Autoridades de Florida aplauden la elección de Doral como sede para el próximo G7

Donald Trump.

Miami, 17 oct (EFE).- El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, ha sido una de las autoridades de este estado que han saludado este jueves que la próxima cumbre de líderes del G7 se desarrolle en el Trump National Doral, el club de golf del presidente estadounidense, Donald Trump.

“Miami es una ciudad reconocida mundialmente y esperamos contar con líderes importantes de todo el mundo que visiten y trabajen en nuestro estado”, señaló DeSantis en una declaración que publicó en su cuenta de Twitter.

Las palabras del republicano merecieron no pocos comentarios de varios internautas que le señalaron al gobernador que Miami y Doral, donde se ubica el club del presidente, son diferentes ciudades, ambas ubicadas en el Condado de Miami-Dade, en el sureste del estado.

La Casa Blanca anunció este jueves que la próxima cumbre de líderes del G7 se celebrará en junio de 2020 en el club de golf del presidente estadounidense, Donald Trump, en Doral, ciudad aledaña a Miami, una decisión que ha desatado la polémica en vista de que beneficiará a la organización empresarial del mandatario.

No obstante, al margen de esas críticas, autoridades locales como el alcalde del Condado de Miami-Dade, Carlos A. Giménez, han mostrado su agradecimiento por la oportunidad de mostrar los atractivos de esta área a los líderes de las naciones del G7.

“Nuestro condado está listo para trabajar con funcionarios federales en cualquier problema de seguridad y asuntos logísticos”, señaló Giménez, quien recordó que este condado “ha sido sede de importantes eventos durante décadas, y el G7 será una adición bienvenida”.

Por su parte, el alcalde de Doral, Juan Carlos Bermúdez, resaltó que la elección de Doral para la próxima cumbre del G7 colocará a esta ciudad ubicada al oeste de Miami “en el escenario internacional”.

Dijo que Doral “no es ajeno a tener grandes eventos y visitas de dignatarios de alto nivel” en vista de que el Comando Sur de EE.UU. tiene su sede ahí.

Este jueves, el jefe de gabinete de Trump, Mick Mulvaney, dijo en una conferencia de prensa en la Casa Blanca que el Gobierno estadounidense eligió el club de golf del presidente de entre cuatro finalistas que incluían opciones en Utah y Hawái, después de examinar un total de doce posibles instalaciones en todo el país.

“Doral era de lejos el mejor complejo para acoger esta reunión. Es casi como si lo hubieran construido para esto”, dijo.

Agencia EFE