Trump dice que China “quiere hablar” en medio de la presión de la guerra comercial

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante un evento que establece el Comando Espacial de los Estados Unidos en el Jardín de las Rosas en la Casa Blanca el 29 de agosto de 2019 en Washington, DC. (Chip Somodevilla/Getty

El presidente Donald Trump dijo el 9 de septiembre que el régimen chino quiere entablar conversaciones comerciales con Estados Unidos, ya que la economía china sufre los efectos de la guerra comercial de más de un año.

“La cadena de suministro [de China] se está desmoronando porque no pueden pagar los aranceles”, dijo Trump en un mitin en Carolina del Norte la noche del 9 de septiembre.

“Cientos de miles de millones de dólares han estado y están llegando a nuestro país en forma de aranceles y China está sufriendo el costo”, agregó.

Un número creciente de empresas internacionales está considerando trasladar parte de su producción con destino a EE.UU. fuera de China a países como Vietnam y Camboya como resultado de los aranceles estadounidenses, así como debido a otros factores, como el aumento de los costos laborales chinos.

Estas compañías incluyen gigantes tecnológicos estadounidenses como Google, Apple y Microsoft, y minoristas de indumentaria como Steve Madden y Gap.

La disputa comercial entre las dos economías más grandes del mundo se intensificó en agosto, luego de que Trump anunciara aranceles adicionales sobre miles de millones de dólares en productos chinos en respuesta a la falta de progreso en las conversaciones comerciales.

El 1 de septiembre, Estados Unidos aplicó un arancel del 15 por ciento sobre aproximadamente USD 112 mil millones de importaciones chinas, que comprenden principalmente bienes de consumo. El mismo día, entraron en vigencia las tarifas de represalia chinas sobre el crudo estadounidense.

Los aranceles estadounidenses existentes sobre USD 250 mil millones de importaciones chinas aumentarán a 30 por ciento desde 25 por ciento el 1 de octubre, mientras que una segunda ronda de aranceles de 15 por ciento sobre aproximadamente USD 180 mil millones de productos chinos entrará en vigencia el 15 de diciembre.

Trump dijo que el régimen chino ha estado explotando a Estados Unidos durante décadas con sus prácticas comerciales desleales, como el robo de propiedad intelectual, pero la política dura de su administración sobre China ha sido capaz de cambiar la situación y “ahora está funcionando en sentido contrario”.

Las dos partes volverán a la mesa de negociaciones en las próximas semanas. Los funcionarios chinos a nivel de viceministro viajarán a Washington para negociars a mediados de septiembre, seguidas de más conversaciones con el viceprimer ministro chino Liu He en Washington en octubre.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo a los periodistas fuera de la Casa Blanca el 9 de septiembre que Yi Gang, el gobernador del Banco Popular de China, también asistirá a las reuniones de octubre para discutir “la moneda y la manipulación de la moneda”.

“Veremos qué sucede, pero aunque sea haremos un buen trato o un trato justo para nuestro país”, dijo Trump.

“Seamos realistas: no podemos volver a una situación en la que dar cientos de miles de millones de dólares a China se convierta en una tarifa estándar. No va a pasar”.

Eva Fu – La Gran Época