Miles de manifestantes le piden al presidente Trump que “libere” a Hong Kong

Manifestantes en Hong Kong.

Miles de manifestantes en Hong Kong marcharon el domingo al consulado de Estados Unidos, instando al presidente Donald Trump a “liberar” su ciudad, dentro de las protestas para pedir más libertades democráticas en el territorio semiautónomo chino.

La multitud se reunió en un parque en el centro de la ciudad antes de marchar, coreando “Resistan a Beijing, liberen Hong Kong” y “En pie con Hong Kong, luchar por la libertad”.

Muchos de los asistentes, vestidos con camisetas negras y máscaras, ondeaban banderas estadounidenses y llevaban carteles con el mensaje “Presidente Trump, por favor libere a Hong Kong”. La policía antimotines vigilaba la marcha hacia el cercano consulado estadounidense.

“Hong Kong está en la vanguardia de la batalla contra el régimen totalitario de China”, dijo Panzer Chan, uno de los organizadores de la marcha del domingo. “Por favor, apóyennos en nuestra lucha”.

Manifestantes en Hong Kong
Manifestantes en Hong Kong

Junto a él y delante de un numeroso gentío, un representante enmascarado aseguró: “Celebramos las medidas punitivas contra los funcionarios de Hong Kong (y de China) que repriman los derechos humanos de los hongkoneses. Los hongkoneses están sufriendo mucho por culpa del malvado Gobierno de Hong Kong y el estado policial bajo la más cruel dictadura de la historia, el Partido Comunista (de China)”.

“Deseamos autonomía y democracia -añadió-. Compartimos los mismos valores de libertad y derechos humanos que los Estados Unidos… por favor, liberad a Hong Kong. Estaremos agradecidos si pueden enviar este mensaje a sus compañeros en Washington”.

Hong Kong ha pasado el verano sumida en protestas, desencadenadas por una propuesta de ley que habría permitido enviar a sospechosos de delitos a la China continental para juzgarlos allí. Muchos vieron la iniciativa como un claro ejemplo de la menguante autonomía del territorio tras la devolución de la excolonia británica a China en 1997.

El gobierno de Hong Kong prometió esta semana retirar la ley, una de las primeras demandas de los manifestantes, pero eso no ha parecido contentar a los inconformes, que han ampliado sus reclamaciones para incluir otros asuntos, como un mayor grado de democracia.

El descontento se ha convertido en el mayor desafío al gobierno de Beijing desde que Gran Bretaña devolvió Hong Kong. Beijing y todos los medios controlados por el estado han mostrado las protestas como un esfuerzo de grupos delictivos, respaldados por actores extranjeros hostiles, por escindir el territorio de China.

Los manifestantes instaron el domingo a Washington a aprobar una ley, conocida como la Ley Democrática y de Derechos Humanos de Hong Kong, para apoyar su causa. La medida propone sanciones contra autoridades chinas y hongkonesas que se determine socavan la democracia y los derechos humanos en la ciudad, y también podría afectar a la situación preferencial de Hong Kong a la hora de entablar relaciones comerciales con Estados Unidos.

Un grupo de manifestantes cantó el himno de Estados Unidos antes de entregar la carta a un representante de la embajada.

En una advertencia a viajeros, el Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el viernes que Beijing ha emprendido una campaña de propaganda “acusando falsamente a Estados Unidos de fomentar el descontento en Hong Kong”. El comunicado señalaba que ciudadanos y personal diplomático estadounidense han sido blanco de propaganda y les instó a tener precaución.

Algunos legisladores estadounidenses han hecho firmes declaraciones en apoyo de los manifestantes en Hong Kong y expresado su preocupación por el potencial de una represión brutal por parte de China.

BLes – AP