Expertos piden a EE.UU. que aborde la creciente influencia de China en la ONU

Soldados del Ejército Popular de Liberación (EPL) desplegados en misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas (ONU) se alinean en su base en la provincia china de Henan antes de ser enviados a África, el 15 de septiembre de 2007. (PETER PARKS/AFP/Getty Images)

La 74ª Asamblea General de la ONU se inauguró el martes en Nueva York.

Desde 2019, China se convirtió en el segundo mayor contribuyente al presupuesto ordinario de las Naciones Unidas (ONU). China es también el segundo mayor contribuyente al presupuesto de mantenimiento de la paz de la ONU y proporciona más personal a las operaciones de mantenimiento de la paz que cualquier otro miembro permanente del Consejo de Seguridad. De los 15 organismos especializados de la ONU, los chinos están a cargo de 4.

Brett D. Schaefer, investigador principal de la Fundación Heritage dijo: “Esto es una preocupación para Estados Unidos, también debería ser una preocupación para otros países porque China no comparte los valores ni apoya los principios de la organización tal y como están establecidos en la Carta de las Naciones Unidas”.

La ONU fue establecida por Estados Unidos y otras potencias aliadas después de la Segunda Guerra Mundial. La misión incluye el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional, la protección de los derechos humanos y la defensa del derecho internacional. Los valores universales que defiende son claramente incompatibles con la ideología autoritaria de China, por lo que China ha estado tratando de influir y reconfigurar la institución.

Schaefer continuó: “En el Consejo de Derechos Humanos, China trabajó muy duro para tratar de socavar el sistema de rendición de cuentas por violaciones de los derechos humanos, y están presionando fuertemente esta noción de que los países deben hacer frente a las situaciones de derechos humanos a nivel nacional a través de un esfuerzo cooperativo, en lugar de hacerlo a través de estándares independientes o estándares globales”.

Soldados del Ejército Popular de Liberación (EPL) desplegados en misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas (ONU) realizando ejercicios de autodefensa en su base de la provincia de Henan, en el centro de China, antes de ser enviados a África, el 15 de septiembre de 2007. (PETER PARKS/AFP/Getty Images)

La misión de la Fundación Heritage es formular y promover políticas públicas conservadoras basadas en los principios de la libre empresa, el gobierno limitado, la libertad individual, los valores tradicionales estadounidenses y una fuerte defensa nacional.

Los expertos también señalaron que China ha estado tratando de aumentar el número de chinos que prestan servicios en las Naciones Unidas y les pidieron que apoyaran abiertamente las políticas de Beijing, como por ejemplo la iniciativa de ‘La Franja y la Ruta’. La participación en las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas también se convirtió en una forma de que Beijing entrene a sus oficiales del ejército y proteja sus intereses económicos y políticos en el extranjero.

Walter Lohman, director de Estudios Asiáticos de la Fundación Heritage, dijo: “Creo que ya es hora de que nos enfoquemos más en ello, eso sería una parte más integral de nuestra estrategia sobre China que se ocupa de la influencia de China en la organización internacional”.

Kitty Wang – L a Gran Época