El intento de destituir a Trump podría costarles a los demócratas su mayoría en el Congreso en 2020

El presidente Donald J. Trump pronuncia su discurso sobre el Estado de la Unión en el Capitolio de Estados Unidos, el martes 5 de febrero de 2019, en Washington, D.C. (Foto oficial de la Casa Blanca por D. Myles Cullen).

Varios representantes republicanos están convencidos de que el intento del Partido Demócrata de destituir al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no solo fracasará, sino que les hará perder la mayoría en el Congreso en 2020.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, anunció el martes que solicitará a la Cámara el inicio del procedimiento de destitución del presidente Trump en base a unas supuestas presiones del mandatario a su homólogo ucraniano.

Según la demócrata, Trump habría pedido al presidente de Ucrania que investigara las conexiones de Joe Biden, quien cuando era vicepresidente con Barack Obama sí presionó al gobierno de Ucrania para que despidiera a su fiscal general, que en ese tiempo estaba investigando la empresa donde su hijo, Hunter Biden, trabajaba.

“Esta semana, el presidente admitió haber pedido al presidente de Ucrania que tome medidas que lo beneficien políticamente”, aseguró Pelosi según Fox News.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California, en el Capitolio en Washington, el lunes 9 de septiembre de 2019. (AP Photo / J. Scott Applewhite)
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California, en el Capitolio en Washington, el lunes 9 de septiembre de 2019. (AP Photo / J. Scott Applewhite)

“Por lo tanto, hoy, estoy anunciando que la Cámara de Representantes está avanzando con una investigación oficial de destitución. Dirijo a nuestros seis comités a proceder con sus investigaciones bajo ese paraguas”, prosiguió.

“El presidente debe rendir cuentas”, continuó. “Nadie está por encima de la ley”, aseguró Pelosi sin hacer ninguna referencia al vídeo de su compañero de partido y aspirante presidencial demócrata, Joe Biden, reconociendo que utilizó la asignación de ayudas del gobierno de los Estados Unidos a Ucrania para forzar el cese de un fiscal general mientras era vicepresidente de los Estados Unidos.

“Dije, ‘te digo que no recibirás los mil millones de dólares’”, reconoció Joe Biden en un evento del Consejo de Relaciones Exteriores el 23 de enero de 2018.

“Los miré y dije: ‘me voy en seis horas. Si el fiscal no es despedido, no obtendrá el dinero’. Bueno, al hijo de p**a lo despidieron”, agregó.

Destituir al presidente es algo que los demócratas han intentado iniciar con diferentes supuestas ‘irregularidades’ cometidas por Trump desde que el mandatario llegó a la Casa Blanca en 2017.

En este caso, el presidente reconoció de manera transparente que si que habló de Joe Biden y su hiijo con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky el 25 de julio.

Sin embargo, Trump aseguró que la conversación fue muy correcta e inocente y, de hecho, tras recabar el permiso del presidente ucraniano, ya ha autorizado la publicación de la transcripción completa.

“El Secretario de Estado Pompeo recibió permiso del Gobierno de Ucrania para publicar la transcripción de la llamada telefónica que tuve con su presidente”, escribió el presidente en Twitter.

“Tampoco saben [los demócratas] cuál es el problema. ¡Una total estafa de caza de brujas por parte de los demócratas!”, añadió.

El ‘odio’ a Trump pasará factura

Varios representantes republicanos han advertido al Partido Demócrata que su ‘odio’ al presidente Trump les pasará factura en las próximas elecciones presidenciales.

“Durante los últimos tres años, los socialistas demócratas han estado obsesionados con destituir al presidente y rellenar la razón después del hecho”, aseguró Tom Emmer, presidente del Comité Nacional Republicano del Congreso en un comunicado.

“Se han radicalizado tanto por su odio al presidente Trump que están dispuestos a sumir a la nación en una crisis constitucional basada en chismes de segunda mano”, añadió el líder republicano.

“Los demócratas han perdido la cordura y la credibilidad ante el pueblo estadounidense. No se equivoquen: apoyar el juicio político le costará a los demócratas su mayoría en 2020”, concluyó.

Por su parte, la representante republicana de Arizona, Debbie Lesko aseguró en un comunicado publicado en Twitter que una “investigación de juicio político sin fundamento será contraproducente para Pelosi y su Caucus demócrata”.

“Este camino hace que sea aún más fácil para el presidente Trump ser reelegido y para que los republicanos recuperar la Cámara en 2020”, concluyó.

En declaraciones a Fox news, Lesko recriminó a los demócratas que no tienen interés en gobernar y que están exclusivamente enfocados en derrotar al presidente Trump en 2020.

“La gente quiere ver a los demócratas y republicanos trabajando juntos para resolver los grandes problemas como asegurar la frontera, reducir los costes médicos”, aseguró la republicana y añadió que en lugar de eso, todo esta retórica de destituir al presidente “está volviendo locos a los ciudadanos comunes”.

Por su parte, el presidente Trump mostró su decepción ante esta decisión del Partido Demócrata y escribió en Twitter el martes:

“Un día tan importante en las Naciones Unidas, tanto trabajo y tanto éxito, y los demócratas tuvieron que arruinarlo y empequeñecerlo a propósito con más noticias de última hora: la basura de la Caza de Brujas. Tan malo para nuestro país”, escribió el presidente.

El intento de destitución de Trump les costará a los demócratas su mayoría en 2020, aseguran varios republicanos

Trump también destacó que, además, esta decisión se ha tomado sin haber llegado a ver la transcripción de la llamada en cuestión.

Redacción BLes