Al Qaeda y Estado Islámico coinciden en publicar imágenes de una supuesta destrucción de la Estatua de la Libertad

Los Estados Unidos y sus intereses en el mundo siguen siendo los grandes objetivos de las bandas yihadistas. De forma casi simultánea, la revista de la franquicia de Al Qaeda en Afganistán y un canal, Futat Media, de Daesh, han publicado sendas imágenes sobre los atentados del 11-S y una supuesta destrucción de la Estatua de la Libertad, en Nueva York.

Pese los intentos de la administración Trump de buscar un acuerdo de paz con los talibanes en Afganistán, en este país, donde la presencia del Estado Islámico es cada vez más fuerte, existen facciones de Al Qaeda que no están de acuerdo con dichas conversaciones y continúan con los atentados.

Los soldados norteamericanos desplegados en distintas partes del mundo son objetivo preferente de los yihadistas, que ven a los USA como uno de los principales escollos para extender su doctrina y lograr un “califato mundial”. Y no les falta razón, ya que ejercen una gran labor para la contención de este tipo de terrorismo.

Las políticas de inmigración de los últimos años permitieron la llegada a los USA de decenas de miles de ciudadanos de religión musulmana que en su mayoría se han integrado en el país, aunque los de segunda generación y otros más jóvenes están expuestos a la radicalización yihadista, como ocurrió con los hermanos Tamerlán Tsarnáev y Dzhojar Tsarnáev, de una familia de origen checheno, autores del atentado contra la maratón de Boston en 2013. Ambos habían llegado a USA en 2003, procedentes de Daguestán (Rusia).

Dzhojar consiguió la nacionalidad estadounidense en 2012. Por su parte, Tamerlán estaba casado con una mujer estadounidense. El primero fue capturado y el segundo murió en un enfrentamiento con la Policía.

En los últimos años, ambas bandas terroristas han asumido la autoría de acciones criminales que no han sido reconocidas como tales por las autoridades estadounidenses.

Dentro de la campaña de “guerra psicológica”, tanto Al Qaeda como Daesh publican llamamientos continuos a los actores (lobos) solitarios residentes en USA para que cometan atentados. Estas campañas arrecieran tras la llegada al poder de Donald Trump y su decisión de trasladar su embajada en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén.

Alerta Digital