Trump se reunirá en el G7 con Johnson, Macron, Merkel, Trudeau, Abe y Modi

Varios de los indicadores económicos que el presidente Trump cita como prueba de que la economía se está fortaleciendo han comenzado a debilitarse, mientras su guerra comercial persiste (Foto: Anna Moneymaker/ The New York Times)

El presidente norteamericano confirmó encuentros bilaterales con sus pares de Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá, Japón y la India.

El presidente de EEUU, Donald Trump, se reunirá este fin de semana durante la cumbre del G7 en Biarritz (Francia) con el nuevo primer ministro británico, Boris Johnson; el canadiense, Justin Trudeau; el japonés, Shinzo Abe; y el indio, Narendra Modi, informó este jueves la Casa Blanca.

La reunión más esperada entre esas bilaterales es la que tendrá con su amigo Johnson, a quien verá por primera vez desde que se convirtió en primer ministro británico en julio y con el que, según informaciones de prensa, podría compartir un desayuno el domingo.

“Hablarán sobre la próxima salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), lo que significará (…) y sobre la posibilidad de un acuerdo o acuerdos de libre comercio que nuestros dos países puedan alcanzar” una vez se materialice el “brexit”, explicó uno de los funcionarios en la conferencia de prensa.

“El presidente (Trump) está muy entusiasmado con la perspectiva” de un acuerdo comercial con el Reino Unido, agregó.

Más tensa promete ser la atmósfera en su reunión con Macron, a quien Trump planea reprender por la “discriminatoria” imposición de una tasa sobre los ingresos de los servicios digitales de las grandes tecnológicas estadounidenses, como Google y Facebook.

Trump ya amenazó en julio a Francia con “acciones recíprocas” y llamó “estúpido” a Macron por anunciar ese impuesto, y prevé quejarse de nuevo en Biarritz por el carácter “completamente contraproducente” de esa medida, indicó la citada fuente.

Tampoco se espera un encuentro cálido con Merkel, con la que Trump tiene una relación fría y a la que planea insistir sobre la necesidad de que Alemania aporte el 2 % de su PIB a la OTAN, además de instarle a “disminuir la dependencia de fuentes de energía gasística rusas”, apuntó el funcionario.

En un momento de inquietud en los mercados sobre la posibilidad de una recesión en Estados Unidos, Trump defenderá en Biarritz los datos macroeconómicos en su país “y los contrastará con lo que está ocurriendo en Europa, donde el crecimiento se ha estancado”, señaló otra funcionaria.

La cumbre blindada

Cerca de 7.000 agentes de varios cuerpos policiales garantizarán la seguridad y reforzarán la vigilancia fronteriza durante celebración de la cumbre del G7 del sábado al lunes próximos en la cercana localidad francesa de Biarritz.

Esa ciudad será la capital del mundo durante esos tres días y una ciudad blindada con vigilancia terrestre, aérea y marítima y fuertes restricciones para residentes y trabajadores, especialmente en la zona donde se ubica el hotel que acogerá la cumbre.

Francia desplegará 13.200 policías y gendarmes, apoyados por militares.

El Centro de Coordinación Operativo (CECOR) constituido este jueves en la ciudad española de San Sebastián (norte) supervisará todo el dispositivo de seguridad organizado en España para la reunión de mandatarios internacionales, ya que Biarritz está apenas a 30 kilómetros de la frontera.

En la localidad fronteriza española de Irún, varios movimientos sociales desarrollan también estos días una “contracumbre” simultánea de protesta contra la reunión de las siete grandes potencias económicas, a las que se sumará la Unión Europea.

Sus organizadores hicieron un llamamiento a la ciudadanía a participar en los actos “pacíficos” programados y en la manifestación alternativa que el próximo sábado unirá Irún y Hendaya (Francia).

Infobae