La estrategia de los demócratas para 2020: “Trump es racista”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Donald Trump ha sido acusado de ser fascista, antisemita, homófobo, racista, anti-inmigrante, dictador, xenófobo y muchas cosas más. De todos estos calificativos, hay uno en particular que lleva la batuta… “Racista”

No importa lo que el presidente Trump diga, como lo diga o cuando lo diga; es racismo. Desde que Trump asumió el cargo, esa ha sido la típica respuesta de los demócratas, izquierdistas y liberales para atacar al mandatario republicano.

La palabra “racista” es un arma política conocida en EEUU. Donald Trump no es el primer presidente republicano acusado de racismo. Los demócratas han usado la táctica del racismo desde la época de Calvin Coolidge (1923-29). Coolidge fue un presidente conservador conocido por su oposición al intervencionismo estatal y la defensa de la libertad de empresa. 

Racismo es una de las peores acusaciones que se puede hacer a cualquier persona. Los demócratas utilizan con frecuencia la retórica del racismo como estrategia política para captar el voto de los negros y otras minorías. Desafortunadamente, mucha gente asume que los reportes de la prensa de oposición son reales, y catalogan a Donald Trump y a los republicanos de racistas.

Cuando el presidente dijo que las cuatro legisladoras socialistas demócratas del llamado “escuadrón” pueden irse del país si no están contentas, Trump fue inmediatamente acusado de “racista”. El mandatario fustigó el constante criticismo a EEUU por parte de las congresistas. El presidente se refirió a la actitud y postura política de las cuatro mujeres y no mencionó ninguna raza en particular. Recordemos que Ilhan Omar, una de las cuatro legisladoras criticadas por Trump, restó importancia al ataque terrorista de Septiembre 11. Nada en el tuit del presidente tuvo que ver con el color de la piel o la raza de las mujeres en mención.

En referencia a los comentarios hechos por las legisladoras demócratas, el presidente Trump dijo: No creo que estas cuatro congresistas son capaces de amar a nuestro país. Ellas deben de pedir perdón a los Estados Unidos y a Israel por las cosas horribles que han dicho”.

Cuando el mandatario criticó al congresista demócrata Elijah Cummings por las condiciones actuales de la ciudad de Baltimore, la prensa no tardó en degradar a Trump por hacer semejante “comentario racista”. En esta ocasión, Trump tampoco mencionó la raza o color de la piel de Cummings. Irónicamente, el periódico Baltimore Sun denunció las condiciones de la ciudad en el pasado y afirmó, al igual que Trump, el problema de infestación con ratas; sin embargo, nadie llamó al periódico racista. El candidato presidencial socialista, Bernie Sanders, criticó previamente el estado de la ciudad y dijo que Baltimore es como un país “tercermundista”. Como era de esperarse, nadie llamó racista al senador Sanders. 

Es interesante que Elijah Cummings critica las condiciones de la frontera sur del país para atacar las medidas migratorias del gobierno, mientras ignora las condiciones de su distrito en Baltimore. Los opositores del presidente saben sobre los problemas existentes en Baltimore; sin embargo, prefieren acusar a Trump de racista, en lugar de exponer el deficiente papel del congresista Cummings. 

Cory Booker, candidato presidencial de raza negra, recientemente dijo en el debate demócrata que los inmigrantes que vienen a EEUU provienen de países de m…. ¿Alguién llamó a Booker racista o anti-inmigrante? Por supuesto que no.

¿Desde cuando es aceptable criticar exclusivamente a políticos de raza blanca? Ninguna persona que ocupe un cargo público debe estar exento de criticismo constructivo, especialmente en un pais libre y democrático como Estados Unidos.

Todos los candidatos demócratas presidenciales han acusado a Donald Trump de racismo, pero ninguno ha proporcionado ejemplos específicos que demuestren la veracidad de tal acusación. Los comentarios del presidente son con frecuencia no sólo mal interpretados, pero también publicados fuera de contexto, y con la ayuda de la prensa liberal de izquierda, la idea del racista Trump circula a diario en los medios de comunicación. 

Candidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos

Mencionemos algunos comentarios hechos por los candidatos presidenciales del partido demócrata.

El exvicepresidente de la administración Obama, Joe Biden, reaccionó al criticismo de Trump sobre las congresistas demócratas y dijo que se trataba de “ataques racistas” y que Trump debe “irse a la casa”.  

En el reciente debate presidencial Bernie Sanders dijo lo siguiente: “Lo que Trump está haciendo a través de su racismo y xenofobia es demonizar a un grupo de personas; yo como Presidente, termino esa demonización”

Amy Klobuchar, candidata demócrata a la presidencia, dijo en una reciente entrevista con CNN que los negros están “bajo ataque” en esta administración. Klobuchar no explicó la base de su acusación e ignoró el hecho que el desempleo de los negros durante el gobierno de Trump recientemente alcanzó el índice más bajo reportado en la historia de EEUU.

Pete Buttigieg, otro candidato presidencial, dijo que los seguidores de Trump son “racistas comprometidos”. Buttigieg no dio ejemplos específicos que justifiquen su acusación.

Marianne Williamson, también candidata demócrata, dijo – y sin ninguna evidencia – en el reciente debate auspiciado por CNN que el presidente Trump practica “racismo, antisemitismo y homofobia”. ¿Que ha hecho Donald Trump para ser considerado homofóbico? ¿Puede un presidente quien tiene familiares judíos ser antisemita y trasladar la embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén? 

Estos son algunos ejemplos de prominentes figuras demócratas que usaron la famosa propaganda racista para atacar al presidente. Puedo mencionar a otros candidatos, pero las muestras de arriba son claras y suficientes. 

¿Porqué cuando los políticos demócratas acusan a sus opositores republicanos la prensa les da luz verde? 

¿Porqué los comentarios de Donald Trump son con frecuencia interpretados como racistas?

Bill Owens, presidente de la Coalición de Pastores Afroamericanos, rechazó las acusaciones de los medios de comunicación contra el presidente. Owens y un grupo de 20 clérigos se reunieron recientemente con Trump en La Casa Blanca para discutir problemas concernientes a algunas de las ciudades del país. El Pastor afroamericano dijo: “Es difícil creer que Trump es una persona racista”.

El presidente de la Coalición de Pastores Afroamericanos, Bill Owens, rechazó las acusaciones de racismo en contra del presidente Donald Trump

Alveda King, sobrina de Martin Luther King Jr, estuvo presente en la reunión de Bill Owens con el presidente Trump. King dijo: “Él no es racista, absolutamente no lo es; y los programas que ha avanzado – el mercado laboral más alto – está ayudando a los afroamericanos”

Los medios opositores del gobierno de Trump, los liberales, los izquierdistas y los demócratas parecen haberse olvidado el origen del Ku Klux Klan y la historia del racismo y el partido demócrata en Estados Unidos. De cualquier manera, la palabra “racista” seguirá siendo utilizada como un arma política poderosa, aunque hipócrita, contra cualquier presidente republicano.

Juan Torres – LibertadUSA