Estados Unidos: “Cualquier ataque contra la Asamblea Nacional de Venezuela es una ataque a la democracia”

Una mujer sostiene un cartel que dice: “Venezuela será libre. Lo lograremos” ante una sesión de la Asamblea Nacional en la plaza Alfredo Sadel de Caracas el 23 de julio de 2019. (YURI CORTEZ/AFP/Getty Images)

Estados Unidos se pronunció en apoyo con Venezuela y de la Asamblea Nacional, “la única institución legítima”, luego de que la dictadura de Nicolás Maduro ordenara quitarle la impunidad a tres diputados venezolanos el 12 de agosto.

El departamento de Estado de EE.UU. mostró su respaldo al país sudamericano en un mensaje de Twitter publicado luego de que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, integrada por chavistas, levantó este lunes la inmunidad a cuatro diputados de la Asamblea Nacional elegida democráticamente y deslizó la posibilidad de adelantar las elecciones legislativas a este año, las cuales estaban originalmente previstas para el 2020.

Así mismo, Guaidó denunció por las redes sociales en la noche del domingo que Nicolás Maduro “pretende disolver el Parlamento” de Venezuela, en una nueva ofensiva contra la democracia.

“Cualquier ataque contra la @AsambleaVE es un ataque a la democracia. La Asamblea Nacional es la única institución democrática y legítima en #Venezuela y representa la esperanza y las aspiraciones de todos los venezolanos contra un régimen tirano.”, escribió la Embajada Virtual de los EE.UU. en Venezuela en Twitter.

Así mismo, el republicano Marco Rubio se pronunció el lunes por Twitter alertando a la comunidad internacional sobre una posible elección fraudulenta.

“Hoy, el régimen de Maduro puede tratar de llamar a “elecciones” anticipadas de la Asamblea Nacional. Espero que los medios globales y las naciones de la Comisión Europea se den cuenta de que el régimen controla todos los medios en Venezuela. Han encarcelado, exiliado y asesinado a sus oponentes, la votación no es secreta y el régimen cuenta los votos (…) Es una farsa”, señaló el senador por el estado de Florida, a través de su cuenta de Twitter.

Los rumores frente a esta acción por parte de Maduro se incrementaron durante el fin de semana, cuando Diosdado Cabello, presidente de la ANC, confirmó la reunión del lunes donde aseguró que sería “una sesión por la paz”, pero no dio detalles sobre los asuntos que se tratarían.

Sin embargo, durante la sesión de ayer, Cabello confirmó el levantamiento de inmunidad a los parlamentarios José Guerra, Tomás Guanipa, Juan Pablo García y Rafael Guzmán. Todos fueron acusados por la Fiscalía y el Tribunal Supremo de Justicia chavista de “haber incurrido de manera flagrante en los delitos de traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes del odio”.

La ANC, un cuerpo legislativo paralelo creado por Maduro que no es reconocido por numerosos países, ha levantado las inmunidades de una veintena de diputados en los últimos dos años, arrogándose competencias exclusivas del Parlamento.

Guaidó consideró que la decisión de la ANC durante su sesión es “ilegal” y anunció que el martes anunciará nuevas medidas.

El dictador venezolano no se pronunció sobre estas decisiones de la ANC, pero sí informó sobre cambios dentro de su gabinete.

Maduro nombró a nuevos funcionarios para los ministerios de Agricultura Urbana, de Desarrollo Minero Ecológico, de la Mujer y la Igualdad de Género, de Educación Universitaria, de Ecosocialismo, de Obras Públicas y la creación del Ministerio de Turismo y Comercio Exterior.

Estados Unidos fue el primer país en reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y ha brindado más de USD 256 millones en asistencia humanitaria y económica en 16 países de la región latinoamericana y Caribe como respuesta a la crisis en Venezuela, financiando alimentos, atención médica, protección y refugio a las comunidades que acogen a los venezolanos, según datos del informe.

Así mismo, la administración Trump congeló todos los activos del régimen venezolano a principios de mes, como una medida contra el dictador Maduro.

“He determinado que es necesario bloquear la propiedad del Gobierno de Venezuela a la luz de la continua usurpación del poder por parte del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro”, dice una carta fechada el 5 de agosto en la que Trump comunica su decisión a la presidente de la Cámara de Representantes y el presidente del Senado.

El mandatario dijo que la orden también se basó en “los abusos de los derechos humanos del régimen, el arresto y la detención arbitraria de ciudadanos venezolanos, la restricción de la libertad de prensa y los continuos intentos de socavar al Presidente interino Juan Guaidó de Venezuela y a la Asamblea Nacional venezolana elegida democráticamente”.

Cabe destacar que en el último informe realizado en julio por la ONU a través de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se confirmó que el régimen de Maduro comete graves violaciones de los derechos humanos en Venezuela y priva de derechos básicos y acceso a alimentos y salud.

Pachi Valencia – La Gran Época