El régimen chino ordena que se reemplacen los cantos de la fe cristiana por himnos comunistas

Como parte de los intentos por suprimir los valores religiosos, el gobierno comunista ahora ha ordenado que quienes asisten a las iglesias cristianas deben cantar himnos comunistas en vez de los cantos de alabanza tradicionales / Imagen AP.

Quienes practican la fe cristiana en China deben ajustarse cada vez más a las políticas establecidas por el gobierno comunista si quieren seguir profesando su creencia. Ahora incluso se ha ordenado a las iglesias reemplazar los himnos tradicionales cristianos con cánticos que glorifiquen al régimen.

Según reportó la revista de libertad religiosa Bitter Winter, a comienzos del año varias iglesias ‘Three-self’ de la ciudad de Qingdao, en la provincia oriental de Shandong, recibieron una notificación de la Oficina de Asuntos Religiosos con la orden de prohibir a los religiosos que expresen su fe a través de cantos de adoración y con la colección de canciones espirituales.

Tanto el Movimiento de las Tres Autonomías, conocido también como ‘Three-self church’ o ‘Three Self Patriotic Movement’ (TSPM) como el Consejo Cristiano de China (CCC) constituyen la iglesia protestante (lianghui), ambas organizaciones están bajo la regulación del estado y a su vez se encargan de direccionar la orden eclesiástica en ese país.

Las restricciones indican que los feligreses deben cantar los himnos que fueron compilados por los dos Consejos Cristianos Nacionales de China y que fueron recientemente publicados. Según el director de una iglesia protestante ‘Three-self’, el gobierno busca restringir el contenido de los himnos de ‘Worship Songs’ (cantos de adoración) que son principalmente capítulos de la biblia, mientras que ‘Spiritual Song Collection’ (colección de canciones espirituales) contiene varias experiencias de fe de los cristianos.

De acuerdo con lo que señaló el director, cuyo nombre no fue revelado por la revista Bitter Winter, en los mensajes de las canciones mencionadas se puede distinguir la gratitud y alabanzas de los creyentes hacia Dios, mientras que la mayoría de los himnos recién compilados por el gobierno, se habla sobre temas tales como el amor hacia el país, el respeto por los ancianos así como por los padres, además de hacer mención de cumpleaños y funerales.

“Los himnos publicados por el gobierno sólo promueven contenido político y secularizado. Todos los creyentes no están dispuestos a cantarlos”, comentó el director a la revista quien además citó una de las estrofas de los himnos establecidos por el régimen para poner de ejemplo: “China es hermosa; China es genial; los hijos e hijas de China aman a China …Bendice a China, oh Señor”.

Así mismo expresó que tales estrofas no tienen ninguna intención de alabar al Señor sino al país, además dice que en esencia no son diferentes de las canciones secularizadas: “¿No está involucrado el gobierno con la deshonestidad y el engaño?”, apuntó.

Como señala Bitter Winter, las actividades cristianas también se ven constantemente saboteadas por el régimen. A comienzos de abril, la Oficina de Asuntos Étnicos y Religiosos en el distrito de Mudan, ciudad de Heze, convocó a una reunión de representantes cristianos que exigía a todas las iglesias establecer “centros de actividad cultural cristiana”.

En dichos lugares se realizan actividades tan diversas como la presentación de óperas, se escriben obras de teatro chino, se practica la pintura, caligrafía, desfiles de moda y fotografía con la excusa de incorporar características culturales locales en las tradiciones cristianas. Según señala la revista de libertad religiosa, una iglesia del distrito de Mudan se encargó de preparar en mayo un espectáculo de teatro que refleja el espíritu del 9° Congreso Nacional del Partido.

De acuerdo con la Gaceta Cristiana, en Internet circulan fotos en las que se ve cómo los púlpitos que alguna vez sirvieron para predicar el evangelio hoy en día se han convertido en propaganda para el partido comunista o son lugares que ofrecen otras actividades de entretenimiento.

Bob Fu, creador de la organización sin ánimo de lucro ChinaAid, la cual expone los abusos del gobierno, señaló durante una audiencia celebrada en septiembre del año pasado en Washington D.C. que el gobierno incluso tiene planeado reescribir la biblia en una iniciativa por “Sinicizar” o mezclar los enfoques de la cultura del partido comunista con los principios cristianos, informó la Gaceta Cristiana.

La iniciativa entonces tendría como fin introducir los ideales comunistas en textos como el Nuevo Testamento y para ello se planean utilizar otros textos budistas y confucionistas, todo partiendo por un enfoque comunista.

Entre los esfuerzos del régimen por suprimir los valores cristianos, se ha estado obligando a las congregaciones cristianas a “donar” las iglesias. A través de la manipulación se impuso el mandato a los creyentes para que entreguen los lugares para predicar, sustentando que lo hacen “voluntariamente”, mientras que la medida se aplica para asegurar que los creyentes no renueven sus espacios de reunión una vez que son clausurados, según informó Bitter Winter.

Redacción BLes