Debían vigilar a Jeffrey Epstein, pero los guardias se quedaron dormido

MIAMI 14 DE AGOSTO DE 2019, —A medida que van pasando los días, mas y mas detalles de van conociendo de todo lo que se movió alrededor de la estancia y finalmente muerte del millonario Jeffrey Epstein.

Esta mañana hemos podido conocer que los oficiales correccionales de una prisión de Nueva York donde Jeffrey Epstein estaba detenido se habían quedado dormidos en el trabajo y se habían falsificado informes para mostrar que revisaban al multimillonario pedófilo cuando en realidad no lo habían hecho antes de su aparente suicidio el fin de semana pasado.

Una persona familiarizada con la investigación de la muerte de Epstein en el Centro Correccional Metropolitano dijo que los guardias son sospechosos de falsificar las entradas para demostrar que estaban revisando a los reclusos en su unidad cada media hora, cuando en realidad no lo estaban. Se cree que si realmente Epstein se suicidó ocurrió a primera hora del sábado en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York, donde estaba a la espera de juicio en un caso de tráfico sexual.

La muerte abrupta del financiero de 66 años interrumpió un proceso penal que amenazaba con implicar a algunos de los hombres más ricos y poderosos del mundo, incluyendo al ex presidente Bill Clinton que viajo más de 20 veces con Epstein a su Isla privada en el Caribe.

Según las fuentes, el video de vigilancia revisado después de la muerte de Epstein demostró que los guardias nunca hicieron ninguno de los controles señalados en el registro, según la persona familiarizada con la investigación.

Epstein estaba vigilancia suicida después de que aparentemente intentó ahorcarse el 23 de julio. Lo habían sacado de la vigilancia suicida una semana después. Se suponía que fuera revisado por un guardia cada 30 minutos, pero los investigadores se han enterado de que esos cheques no se hicieron durante varias horas antes de que Epstein fuera encontrado insensible.

Por su parte ya el director de la cárcel de alta seguridad de Nueva York donde aparentemente se suicidó el multimillonario Jeffrey Epstein, fue reasignado a otro puerto y dos guardias dormilones fueron suspendidos, dijeron el martes autoridades estadounidenses.

Los dos carceleros puestos en licencia administrativa por la Oficina de Prisiones estaban asignados en la unidad de la prisión en la que estaba Epstein en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York, informó en un comunicado, Kerri Kupec, portavoz del Departamento de Justicia.

Como ya es de dominio público, Epstein, fue hallado sin vida en su celda el sábado por la mañana, y las autoridades estadounidenses se comprometieron a realizar una investigación completa de su muerte, que ha sido clasificada como un aparente suicidio. Vinculado a numerosos políticos y celebridades,

Epstein aguardaba un juicio por cargos federales de que traficaban mujeres menores de edad con fines sexuales.

El Secretario de Justicia, William Barr, que controla las prisiones federales como jefe del Departamento de Justicia, dijo el lunes que se detectaron “irregularidades muy serias” en la cárcel donde murió Epstein.

“Llegaremos hasta el fondo de lo que ocurrió y se depurarán responsabilidades”, advirtió.

Nelson Horta Reporta