«Nuestros derechos provienen de Dios» dijo Trump en reunión con victimas de la persecución religiosa

El presidente Donald Trump con líderes religiosos en La Casa Blanca.

En reunión con victimas de persecución cristiana, Donald Trump reiteró su compromiso de continuar su campaña contra la intolerancia religiosa en varios países del mundo.

Trump, se ha comprometido con llevar un concepto de libre expresión para todas las creencias, en especial la cristiana.

China, Irán y Pakistán son los países más afectados, los cuales ya están bajo la mira del gobierno de EE.UU.

«En Estados Unidos, siempre entendemos que nuestros derechos provienen de Dios, no del gobierno», dijo Trump a un grupo de periodistas reunido en la Casa Blanca.

Allí estuvieron líderes musulmanes, budistas tibetanos y un líder cristiano, los cuales han sido brutalmente atacados por su fe en sus países de origen.

No solo Trump se ha hecho vocero de esta causa, Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, pues se ha pronunciado en contra de la libertad religiosa aunque los encargados de los derechos humanos en su país no cumplan correctamente con su papel.

BibliaTodo Noticias