¿Los demócratas estadounidenses esconden su ideología socialista para captar el voto latino?

Las elecciones presidenciales están cada vez más cerca en Estados Unidos. Mientras el Partido Republicano seguramente presentará a un solo candidato –Donald Trump-, los principales referentes demócratas buscan captar a una masa de votantes que hoy está en disputa: el voto latino.

Ciertamente, este segmento de la población estadounidense no es para menospreciar: en el 2018 había 59,9 millones de hispanos viviendo en EE. UU.

Es por eso que, a juzgar por sus recientes declaraciones, los demócratas parecen haber cambiado su retórica. Como muchos de los latinos han experimentado ‘en carne propia’ los males del socialismo y el comunismo, estos precandidatos presidenciales decidieron ocultar su ideología izquierdista.

 Un socialista declarado

El giro hacia el socialismo del Partido Demócrata en EE. UU. le golpearía en las elecciones del 2020
El senador Bernie Sanders de Vermont, un socialista autoproclamado, candidato a la presidencia de Estados Unidos para 2020

Uno de los principales precandidatos presidenciales demócratas es el senador Bernie Sanders.

En ese diálogo, refiriéndose a las elecciones de 2020, Cruz reconoce que los latinos tienen un concepto negativo del ‘socialismo’ y es por eso que ni ella ni Sanders se catalogan con ese término.

Citando al ‘Che’ Guevara

Los casos de Cruz y Sanders no son aislados: el pasado 27 de junio, el alcalde de Nueva York, el demócrata Bill De Blasio, citó al ‘Che’ Guevara en un discurso ante sindicalistas de American Airlines y Delta Airlines.

“¡Hasta la victoria siempre!”, exclamó el precandidato presidencial en Miami (lugar donde residen millones de exiliados cubanos).

Sus declaraciones generaron tal repudio, que De Blasio tuvo que salir rápidamente a disculparse por su dichos en las redes sociales.

Los latinos no quieren el socialismo

La estrategia demócrata de diferenciarse de esconder su ideología socialista tiene su razón de ser: muchos de los latinos que viven en Estados Unidos, y sus familiares, han padecido la implementación de esta doctrina en sus países de origen.

Por otro lado, la Administración Trump ha condenado y sancionado tajantemente a los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Es por eso que no sorprende que la intención de voto del presidente Donald Trump para su reelección no pare de crecer en este segmento poblacional (cuando asumió la presidencia tenía un 31% de aprobación y ahora se encuentra en el 50%, según un sondeo de McLaughlin & Associates).

De hecho, el mandatario lanzó su campaña para la reelección en el estado de Florida, lugar que alberga a millones de exiliados latinos.

latinos con trump

Pero también en el plano doméstico los hispanos fueron beneficiados por las políticas de la Administración Trump: el desempleo en la comunidad hispana ha caído a niveles mínimos históricos.

Asimismo, la Dra. Esther Valdes, abogada especializada en inmigración de California, destaca que muchas familias latinas están en desacuerdo con las denominadas ‘ciudades santuario’ -en su mayoría gobernadas por demócratas-, que permiten albergar -y que no sean deportados- a muchos delincuentes pertenecientes a la comunidad latina, que entraron ilegalmente a los Estados Unidos.

En ese marco, en un diálogo con BLes, la Dra. Valdes afirma que el refuerzo de la seguridad fronteriza -incluido la construcción del muro- es visto de manera positiva por un vasto sector de la comunidad latina que reside en Estados Unidos, ya que protege a estas familias del tráfico de drogas, la trata de personas y la delincuencia.

Por otro lado, la mayoría de los latinos son creyentes (principalmente cristianos y católicos) y es por eso que ven con buenos ojos las políticas a favor de la vida y en contra del aborto de Trump (frente a la legalización del aborto hasta el nacimiento y el abandono médico de recién nacidos sobrevivientes de un aborto impulsados por gobernadores demócratas).

Trump ha logrado tasas de desempleo latino históricas

En este marco, es lógico que los demócratas escondan su ideología socialista, ya que buscan captar a los votantes latinos que justamente escaparon de esos regímenes buscando libertad y prosperidad en los Estados Unidos.

“Estados Unidos nunca será un país socialista”, sentenció por su parte el vicepresidente Mike Pence, haciéndose eco del discurso de Trump en el Estado de la Unión, ante el aplausos de miles de hispanos en Miami.

Redacción BLes